27 C
Paraná
miércoles, febrero 19, 2020
  • Nacionales
Más

    Crimen de Villa Gesell: “A mi hijo lo mataron como un animal”

    Ayer por la madrugada Fernando Báez Sosa, de 18 años, fue asesinado a golpes por un grupo de 11 jugadores de rugby a la salida de un boliche en Villa Gesell.

    El incidente tuvo lugar pasadas las 5 frente a la discoteca ubicada en avenida 3 y calle 102, donde los deportistas, miembros de un club de Zárate, le pegaron piñas y patadas.

    Silvino Báez es el padre de Fernando y esta mañana habló sobre lo ocurrido y aseguró: ” Estamos destrozados. Era nuestro único hijo, el futuro de la familia. Lo hicieron pedazos. Para cada padre su hijo es lo más importante. Yo vivía para él y su mama también. A mi hijo lo mataron como a un animal”.

    En diálogo con el canal C5N, Báez contó que se enteró sobre el fallecimiento de su hijo ayer cerca de las 6 de la mañana y que en un primer momento le dijeron que había tenido un accidente. “Después me llamó el comisario y nos dijo que era una pelea y que había fallecido. Viajamos urgente. El fiscal nos dijo que iba a poner todo el empeño para que se esclarezca lo que pasó y paguen los culpables”.

    Asimismo, Silvino pidió justicia, afirmó que tiene esperanza en que las autoridades hagan su parte para condenar a los culpables y dijo: ” Estamos muy dolidos, no sé cómo estoy parado. Se ve que mi hijo me está dando la fuerza”.

    Respecto de Fernando, el padre contó que había terminado el CBC para ingresar a la carrera de Abogacía en la Universidad de Buenos Aires, que había estado trabajando todo el año para juntar plata para sus vacaciones y que se fue primero una semana con sus amigos de primaria a Pinamar y luego una semana con sus compañeros del secundario.

    “Era un muchacho muy preparado, cuando se proponía las cosas la cumplía. Hace ocho meses que estaba preparando sus vacaciones. Trabajaba con una señora que le daba laburo y entre su mamá y yo le completamos. Se merecía sus vacaciones”.

    “Su sueño era recibirse de abogado y también era nuestro sueño”, dijo por último Silvino y envió un mensaje a los rugbiers que lo golpearon hasta matarlo: “Me gustaría que estén en mi lugar, a ver qué sienten. Mi hijo era tan joven, tenía un futuro por delante, era tan vivaz. Él no se merecía esta forma de sacarle la vida”.

    En el velatorio
    Desde las 10 de la mañana, en una funeraria de Caballito, los padres de Fernando velan sus restos. Desde allí habló la madre, Graciela: ” Le dieron muchos golpes. Lo golpearon hasta no dar más. Lo mataron. Son asesinos. Que paguen por favor y que la Justicia actúe. Esto no tiene que quedar impune. Pido justicia para mi hijo”.

    “Mi hijo era un chico hermoso, lindo y bueno. No tengo palabras para este dolor”, agregó y pidió respeto para poder despedir a su hijo. Por su parte, el padre declaró: ” Voy a pelear hasta el final para que el culpable pague. É l la estaba pasando bien con sus amigos del colegio. Pido la pena máxima para los culpables”.

    El velatorio será hasta las 22 y mañana enterrarán sus restos en el cementerio de Chacarita.

    El secretario de Seguridad de la municipalidad de Villa Gesell, Mauricio Andersen, volvió a hablar esta mañana sobre el caso y destacó que se trata de “un hecho lamentable que no tiene explicación”.

    El funcionario contó que ayer estuvo con los padres de la víctima y confirmó que en el lugar había oficiales pero que justo en ese momento estaban interviniendo en otro conflicto. “La seguridad estaba, nos preparamos todos los veranos para esto, sabemos que en enero Villa Gesell recibe muchos jóvenes. En ese momento el personal de infantería que todas las noches está en el lugar concurrió a la esquina por otro incidente”, dijo en diálogo con radio Mitre.

    Además, agregó: “El personal volvió y lo asistió. Los agresores salieron corriendo y se perdieron en el bosque. Es algo inexplicable”. Sobre el tiempo que duró la golpiza, advirtió: “Fueron segundos”.

    Lo más leído