25 C
Paraná
viernes, febrero 21, 2020
  • Internacionales
Más

    Siria: rescatan a una nena de 4 años entre los escombros de su casa

    Al menos 27 civiles murieron en las últimas 48 horas en Siria por choques entre yihadistas y tropas de Al Asad: 19 eran niños. Más de 650.000 personas podrían huir de sus hogares, alertaron desde las ONG’s.

    Al menos 21 civiles y decenas de combatientes murieron en las últimas 24 horas en los intensos combates entre las fuerzas del régimen sirio y milicianos yihadistas en la provincia de Idleb (noroeste), indicó el jueves la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

    Entre el miércoles y el jueves, 21 civiles, entre ellos 19 niños, murieron en ataques de las tropas de Bashar al Asad contra la ciudad de Idleb, mientras que 29 combatientes pro-régimen y 26 yihadistas fallecieron en enfrentamientos que empezaron de madrugada y seguían este viernes.

    La agencia oficial siria SANA informó que seis civiles murieron y 15 resultaron heridos por un ataque con cohetes contra un barrio de Alepo (norte), controlado por el régimen.

    Esta escalada pone en peligro la tregua anunciada el 9 de enero por Rusia, aliada del régimen, y que tenía que empezar el domingo tras la confirmación de Turquía, que apoya a los grupos rebeldes de la región.

    La región de Idleb, que incluye la provincia del mismo nombre y zonas de las provincias vecinas de Alepo y Lataquia, forma parte de las últimos bastiones que escapan todavía al régimen y está dominada por los yihadistas de Hayat Tahrir Al Sham (HTS, exrama siria de Al Qaida), según el OSDH.

    Según el Comité Internacional de Socorro (IRC), la situación, ya muy precaria en la región, tomó “un cariz peligroso y mortal en los últimos días”.

    “Unas 650.000 personas más, en su mayoría mujeres y niños, podrían verse forzadas a huir de sus hogares si persiste la violencia”, indicó el IRC en un comunicado.

    Más al norte, en la ciudad de Idleb, periodistas de la AFP vieron escenas de caos después de los ataques, que destruyeron varios edificios en una zona industrial. En medio de los escombros, los sirios intentaban encontrar a posibles víctimas.

    El conflicto en Siria, que empezó en 2011 con la represión de manifestaciones prodemocráticas en Damasco, dejó más de 380.000 muertos, entre ellos 115.000 civiles, y millones de desplazados y refugiados.

    Lo más leído