11.6 C
Paraná
lunes, julio 13, 2020
  • Nacionales
  • Nosotros
Más

    El presidente criticó el uso de la cláusula gatillo para salarios

    Además, dejó abierta la posibilidad de que el Poder Ejecutivo disponga otro incremento fijo para empleados privados y públicos.

    El presidente Alberto Fernández se mostró contrario a aplicar cláusulas gatillo en las próximas paritarias y dejó abierta la posibilidad de otorgar otro aumento por decreto.

    Estimó que las paritarias del sector privado se normalizarán cuando la economía argentina se “tranquilice”.

    Fernández criticó las cláusulas gatillo que ajustan las subas salariales a la inflación por considerar que tienen un efecto indexatorio en la economía.

    Además, dejó abierta la posibilidad de que el Poder Ejecutivo disponga otro incremento fijo para empleados privados y públicos.

    En una entrevista Fernández dijo que el Gobierno podría disponer un nuevo aumento fijo salarial para los trabajadores del sector privado, como ocurrió hace 10 días.

    “Así como tenemos que revisar el sistema de alquileres, el sistema de precios de los empresarios, tenemos que ver cómo logramos acuerdos salariales libres, pero donde todos tengan este dato en la cabeza”, señaló.

    Dijo que aún no sabe si habrá otro aumento por decreto y pidió “esperar a que la economía se tranquilice, creo que poco a poco lo estamos haciendo”.

    “Necesitamos que la economía pare de indexarse, sino combatir la inflación es muy difícil. Congelamos tarifas de gas y electricidad, combustibles, peajes, tarifas de transporte para que nadie vea deteriorado su ingreso”, destacó.

    Sostuvo que el Estado “está haciendo su parte, necesitamos que cada uno haga la suya. Veo mucha confianza por parte de la dirigencia gremial. Han dado muestras sobradas de colaboración”.

    El Ejecutivo anunció el 3 de enero un incremento salarial de $ 4.000 para el sector privado a cobrar a cuenta de paritarias futuras, en dos cuotas de $ 3.000 para enero y $ 1.000 para febrero.

    El incremento también se aplicó para empleados públicos, pero con un desfasaje de un mes.

    Lo más leído