21.5 C
Paraná
viernes, mayo 29, 2020
  • Entre Ríos
Más

    Un observatorio para integrar voluntades y fortalecer políticas

    El Observatorio de Género y Derechos Humanos está pensado como un espacio participativo que buscará involucrar a diferentes actores sociales como los centros comunitarios, las comisiones vecinales, los partidos políticos, los sindicatos y los colectivos feministas. La intención, además de reunir y acordar estrategias, es que circule la información necesaria para construir una nueva cultura. Para territorializar esa idea se organizarán talleres, capacitaciones y encuentros. En paralelo se irá sistematizando la información sobre la problemática de la violencia hacia las mujeres, en la convicción de que los resultados de ese arduo trabajo producirán mejores políticas públicas.

     

    Valeria Robin / [email protected]

     

    El Observatorio de Género y Derechos Humanos ha sido creado por iniciativa de la vicegobernadora, Laura Stratta. Fue además quien dispuso que sea Sigrid Kunath la que estuviera a su cargo.

    El anuncio respectivo tuvo lugar en una dependencia de la Casa de Gobierno que, para estar a tono, se llama Salón de la Vicegobernación, no ya de los Vicegobernadores.

    A propuesta de EL DIARIO, Kunath explicó los objetivos y alcances del organismo y los contextos que justificaron su institucionalización.

    Sigrid Kunath está a cargo del Observatorio de Género y Derechos Humanos.

    “En primer lugar, la creación del observatorio responde a una inquietud que surgió de la necesidad de poner desde otro lugar lo que se viene haciendo en la provincia” dijo antes de precisar que “lo que se busca es conformar una mesa de trabajo de manera horizontal, que esté representada por los tres poderes del Estado, distintas organizaciones de la sociedad civil, los consejos de profesionales, las universidades, los sindicatos”.

    Fue entonces cuando sintetizó que “la idea es poder repasar y revisar periódicamente el modo en que se está trabajando la temática y generar conclusiones”.

    – ¿Qué contextos sociales, políticos, justificaron la conformación del observatorio?
    – Si bien el observatorio responde a una necesidad de ocuparse de temas que han sido prioridad para el Gobierno provincial, sin dudas la discusión sobre la despenalización y legalización de la interrupción voluntaria del embarazo fue un punto de inflexión en las agendas públicas. Desde entonces, se han puesto en superficie muchas temáticas que tienen que ver con el género y los derechos de las mujeres, como la salud y la violencia.

    El haber comenzado a hablar sobre estos temas es algo que debemos a los movimientos feministas en sus distintas variantes, porque han sostenido esta agenda a lo largo del tiempo.

    La conformación del observatorio responde a este contexto donde hemos recuperado el Gobierno nacional y la continuidad de la gestión del gobernador Gustavo Bordet, y al hecho de que es la primera vez que tenemos una mujer a cargo de la Vicegobernación, algo sumamente trascendental no solo por el valor en sí mismo sino también desde lo simbólico.

    También a nivel nacional estamos viviendo un momento particular que tiene que ver con la creación de un Ministerio de las mujeres y también el hecho de que en distintas jurisdicciones provinciales se han conformado movimientos en este sentido. La conformación de esta Secretaría en el ámbito provincial de algún modo dentro -con ese rango- viene a receptar distintos temas que nos parece totalmente necesario para trabajarlos de manera articulada, trabajar las diversidades, siempre mirándolo desde una perspectiva de derechos humanos.

    – Pareciera que hay un terreno ganado…
    –Hay un sinceramiento de la agenda, nuestro desafío va en ese sentido y con la necesidad de profundizar estos temas que han llegado para quedarse.

     

    AVANCES

    – Que la mujer ocupe cargos en la política parece ser una realidad…
    –Mientras participaba de la reunión el día que Laura Stratta anunciaba que se le iba a cambiar el nombre del Salón de los Vicegobernadores por Salón de la Vicegobernación, reflexionaba sobre la importancia de que los sitios ocupados históricamente por varones dejen de tener esas denominaciones.
    Para eso, es muy interesante que la mujer irrumpa en los altísimos cargos de representación; esto tiene un valor intrínseco muy importante pero también un valor simbólico fundamental.

    – ¿Cuáles serán los temas prioritarios?
    –Tendremos una agenda fuerte con acciones concretas para el mes de marzo, tomando como ejes los días 8 (Día Internacional de la Mujer Trabajadora), 11 (Día Nacional de la Lucha contra la Violencia de Género en los Medios de Comunicación) y 24 (Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia).

    Además, se avanzará en la implementación de la Ley Micaela, la paridad para los cargos electivos a nivel provincial, que todavía es una cuestión pendiente. Yo tuve la oportunidad de acompañar la Ley que se aprobó hace un tiempo en el congreso de la nación.

    Creemos sin dudas que es una de las cuestiones pendientes frente a lo cual será necesario -más allá del debate parlamentario que sin dudas es el ámbito donde esta discusión debe darse- aportar una mirada sobre qué es lo que ha pasado en nuestro país desde la ley de cupo, que también fue una legislación de vanguardia en la región y en el país.

    Nos parece relevante ir adaptando la legislación conforme a que lo que se considere necesario para generar oportunidades para que las mujeres accedan a los espacios de participación de manera igualitaria.

    Este es uno de los temas que se vienen y frente a los cuales también es muy importante que podamos escuchar a distintas protagonistas como las concejalas de cada localidad, las legisladoras, y a las diferentes mujeres que han tenido un recorrido en distintos ámbitos de participación, no sólo desde la política sino también en las actividades comunitarias como los centros, las comisiones vecinales, partidos políticos, sindicatos.

     

    RAZONES

    – Territorializar las miradas…
    – Lo que pretendemos es que desde el observatorio las propuestas puedan generar distintos ámbitos de trabajo, es decir jornadas, capacitaciones, talleres con estos temas que son los que aparecen en superficie: la paridad, la Ley Micaela, medios de comunicación, y cuestiones de la actualidad. La propuesta es habilitar distintos espacios de interacción para generar conclusiones.

    Paralelamente, nos parece valioso poder sistematizar la información que circula para brindar insumos validados. La idea obviamente es ponerlo a disposición en cada uno de los ámbitos que así lo requieran.

    –¿Cuál será la modalidad de trabajo?
    – Será un espacio de estudio, de seguimiento, de relevamiento de datos. Se trata de recopilar en un lugar toda la información que está a disposición desde distintos ámbitos, como pueden ser los organismos internacionales, los organismos de la sociedad civil, los tres poderes del Estado.

    La idea es juntar esa información, muchas veces volcada en estadísticas, y a partir de allí generar datos ciertos con los cuales diseñar políticas públicas.

    Desde el observatorio vamos a proponer distintas líneas de trabajo que, en primer lugar, apuntan a generar un espacio donde exista cierta información que tiene que ver con normativas nacionales e internacionales.

    Particularmente en el tema de las normativas nacionales también será necesario evaluar cuándo generar la adhesión desde la provincia, al igual que establecer determinadas cuestiones dentro de la reglamentación.

    Es decir, la idea del observatorio (que se inspira de algún modo en el Observatorio de Derechos Humanos que existe en el Senado de la Nación) es tener una mirada puntualmente hacia las cuestiones de género.

    Apunta a generar un ámbito donde amplificar las buenas prácticas y producir recomendaciones en relación a distintos temas que tienen que ver con visibilizar la problemática de la mujer con la agenda política.

     

    Memoria en construcción

    “En mi caso, vengo trabajando desde 2012 la problemática de género a través del Coprev (Consejo de Prevención y Diseño de Políticas Públicas contra las Violencias), una institución que nació a través de un decreto y luego fue consolidada con una ley provincial”, citó la entrevistada. Con esa experiencia Kunath fue al Congreso de la Nación.

    Ante una consulta de EL DIARIO, se refirió a la Ley 27.176. “La Ley de mi autoría que establece el día 11 de marzo como el Día Nacional contra la violencia de género en los medios de comunicación es muy sentida porque fue la primera media sanción que logré en el Senado”.

    Luego añadió que “de algún modo establece dentro del calendario un día en el cual se pueda reflexionar, debatir, y nos podamos interpelar sobre qué tipo de medios de comunicación queremos tener, cómo queremos que se comuniquen las noticias sobre violencia de género o cómo desde los medios se puede contribuir para romper con los estereotipos respecto a varones y mujeres”.

    Fue entonces cuando remarcó que “es fundamental el rol de los medios para promover mejores maneras de vincularnos en post de una sociedad más igualitaria”, no sin dejar de señalar que “hay muchísimos medios que han estado comprometidos, así como comunicadores y comunicadoras de la provincia que siempre nos han acompañado en las jornadas y actividades que hemos propuesto”.

    Para Kunath, “esto es un capital humano que es invalorable por su mirada sensible, y capacitada en la perspectiva de género”. A su vez, insistió que es desde los medios que se deben fomentar las buenas prácticas y normas de autorregulación desde los distintos medios de comunicación.

    Lo más leído