28.5 C
Paraná
lunes, enero 27, 2020
  • Paraná
Más

    Se retoma el ritmo de trabajo para completar el acceso Sur

    Plazos de ejecución que se extendieron y un presupuesto que prácticamente se triplicó son datos que corresponden al proyecto del acceso Sur a la ciudad. No obstante, los vecinos verán retomar el ritmo de trabajo en la semana que se inicia y probablemente, hacia la primera quincena de marzo, la obra esté completamente finalizada.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO

    coordinacion@eldiario.com.ar

    El acceso sur era, hasta hace unos años atrás, un angosto camino asfaltado, con doble sentido de circulación y banquinas de suelo natural, muy popular por una fatigosa sucesión de lomos de burro que intentaron morigerar el alto riesgo de circular a alta velocidad. Peligrosa para los vehículos, pero mucho más para los peatones, en un sector de la ciudad cuyo crecimiento fue exponencial en pocos años.

    En virtud de innumerables reclamos de autoridades gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil se acordó ampliar la infraestructura. En el centro, con dos carriles por sentido de circulación, separado convenientemente, se mantendrían la estructura de la ruta, es decir, sería un sector para circulación rápida y de tránsito pesado. Y, a cada lado, otros sectores para el tránsito barrial y de colectivos urbanos.

    El emprendimiento significó un enorme desplazamiento de suelo, la reinstalación de redes de servicios y la incorporación de otros, propios de la infraestructura instalada. El caso es que por diversos motivos la obra se fue complicando.

    Como punto de referencia podría tomarse octubre de 2018. Entonces, el proyecto financiado, en principio en forma total por la provincia a través de un crédito del Fondo Fiduciario Federal, presentaba un avance del 70% y se estimaba que podría terminarse antes del plazo previsto que, originalmente era febrero de 2019.

    El estado que hoy presenta la obra revela que aquellas condiciones no pudieron cumplirse y que algunas sufrieron sensibles cambios.

    “La situación económica tuvo gran impacto en la obra. De hecho el acceso sur que en 2017 arrancamos con un presupuesto de unos 300 millones, hoy ronda los 900 millones, tres veces más. El crédito del Fondo Fiduciario obviamente no alcanzó, por lo tanto hubo que disponer de una cantidad de partidas extras que no resultó sencillo conseguir”, explicó el ingeniero Juan Arias a EL DIARIO.

    Hace tres meses, se logró una ampliación del crédito, del orden de los 50 millones de pesos, con lo cual, adelantó el Ingeniero Jefe de la Dirección Provincial de Vialidad, se han reanudado los trabajos, a media máquina, pero “a partir de esta semana se tomará un ritmo más normal para terminar lo que hay que terminar” de modo que “a principios de marzo se estaría concluyendo la obra” de no surgir algún imprevisto. La experiencia no habilita a ser contundente en los anuncios.

    Fotos: Gustavo Cabral.

    LO QUE QUEDA

    Respecto de los trabajos pendientes, “no es mucho, pero como toda terminación lleva tiempo”, trasmitió el entrevistado. Incluso si bien la Municipalidad llevó adelante la mayoría de las obras que el proyecto contemplaba a cargo del gobierno local, aún están pendientes las conexiones de la nueva cañería a la red de agua potable, tema del que ya fue informado desde la DPV el intendente Adán Bahl, recién asumido. Las nuevas instalaciones están finalizadas, no así las conexiones a la red, por lo tanto, no funciona.

    En otro orden, se debe terminar la última capa de asfalto en la calzada central desde Newbery hasta Ramírez, y hacer toda la señalización horizontal –pintura-. En materia de asfalto también están pendientes los trabajos en la rotonda a la altura de la Escuela Alberdi, que no estaban originalmente previstos y se incluyeron recientemente.
    Para quien no conoce, quizá la señalización parezca sencilla, pero el ingeniero asignó importancia al tiempo que lleva realizarla; en tanto el trabajo de asfalto se puede concretar a un ritmo relativamente rápido al punto que podría insumir unos 10 días”.

    Las colectoras están finalizadas, al igual que la cartelería. “Lo más complicado eran los dos pórticos sobre toda la calzada que ya están colocados aunque falta ubicar los carteles. También, falta coordinar los semáforos. Todavía no está colocado el semáforo de Ramírez y Avenida de las Américas, aunque está toda la instalación realizada”, repasó el ingeniero consultado por esta Hoja.

    FINANCIAMIENTO.

    La obra inicialmente financiada por la Provincia a través de un crédito del Fondo Fiduciario, finalmente en gran proporción terminará siendo costeada con recursos del Tesoro Provincial. “En gran parte la está pagando la Provincia porque el crédito era de 300 millones” y la ampliación lograda hace meses “es de 50 millones más”, precisó. Y tal como señaló, la inversión terminará siendo prácticamente tres veces más de lo inicialmente se había calculado.

    El financiamiento por cuenta de la Provincia incidió en el ritmo de los trabajos porque no era lo previsto. “Todos los certificados de obra se han ido pagando más allá del crédito con fondos de la provincia”. El desarrollo, más allá de los vaivenes, ha estado a cargo de la misma empresa que esta semana intensificará las acciones.

    “Ha sido un esfuerzo grande de la Provincia para sacar adelante este proyecto” subrayó Arias.

    CAMBIOS.

    La obra finalizada presentará algunas modificaciones respecto del proyecto original. Se habían proyectado seis rotondas que finalmente, no se hicieron. En lo que respecta al ingreso al Centro Médico Nuclear estará facilitado por un semáforo

    Las dársenas para estacionamiento del transporte público de pasajeros se localizaron desde el kilómetro 5 ½ hasta Oro Verde. Sobre las colectoras no hay. El colectivo se detiene en la calzada, incluso va a estar permitido el estacionamiento para los vehículos.

    No hay puente peatonal sobre-elevado, sino que se tratará que los peatones respeten el cruce por las sendas peatonales a la altura de los semáforos donde se establezcan.

    La bicisenda se extiende por las colectoras y la iluminación con led se concretó y está finalizada.

    El cantero central está finalizado e incluso en los mismos ya se han colocado las plantas que estipulaba el proyecto original. De acuerdo a lo que se había establecido, que por cada árbol que por el trazado del acceso se sacara, debían plantarse tres. Se sacaron 200 por lo que se debían colocar 600, objetivo de imposible cumplimiento solo en el cantero central. Como la obra incluida desde la rotonda de Alberdi hasta arroyo Salto en la Aldea Brasilera, con tareas de repavimentación, se decidió en ese trayecto realizar la plantación y eso se da por terminado.

    Acceso Norte

    El acceso Norte a Paraná es un proyecto que se da por finalizado en su ejecución. El financiamiento estaba a cargo del gobierno nacional pero “desde abril de 2018, la Nación no volvió a enviar recursos para financiar la obra que al momento es un proyecto totalmente finalizado. Todo se terminó con plata de la Provincia”, afirmó el ingeniero Arias.

    El tercero en discordia

    “Si se concreta la obra que licitó en Vialidad Nacional el año pasado, Paraná estaría completa en cuanto a accesos: Acceso Norte, Acceso Sur y el que conecta con Crespo”, señaló Arias.
    No obstante, es poco lo que se sabe respecto de qué ocurrirá con el que se identificó como acceso sur a Paraná – San Benito por Autopista.
    La apertura de ofertas se anunció para fines de septiembre de 2019. La inversión estimada era de 575 millones de pesos.
    El proyecto con el que Vialidad Nacional publicó el llamado a licitación pública nacional incluye los tramos puente sobre arroyo Saucesito – Avenida Almafuerte y la vinculación Ruta Nacional 12 con avenida circunvalación. El plazo de ejecución, 24 meses.

     

     

    Lo más leído