Home, La Provincia, Política, Sociedad

Carbonell respondió las críticas

El juez concordiense se refirió a los cuestionamientos que recibió su designación por parte de la Sección Paraná del Colegio de Abogados.

 

Al respecto, afirmó: “Lo entiendo y lo respeto, pero no creo que tratarme de inidóneo a mí sea el camino para impugnarme o cuestionarme”.

El doctor Martín Carbonell prestó juramento ayer y se convirtió en el nuevo vocal interino de la sala Civil y Comercial del Superior Tribunal de Justicia. Luego de la ceremonia, afirmó que su experiencia en el fuero penal, donde el procedimiento es oral casi por completo, será un aporte importante a la instalación de la oralidad en el civil.

Respondió los cuestionamientos del Colegio de Abogados de Paraná y adelantó que se está preparando para las audiencias en el Senado. “Voy a responder a todas las inquietudes no sólo de los senadores sino también de los ciudadanos que tienen alguna inquietud y la presenten en el trámite constitucional”.

“Al principio estuve sorprendido por la postulación, pero las sensaciones ahora son todas buenas. Me encuentro aquí (en la sede de Tribunales) con gente que conozco hace mucho tiempo y creo que saldrá todo bien”, expresó Carbonell a minutos de haber jurado como vocal interino de la sala Civil y Comercial del Superior Tribunal de Justicia, donde compartirá lugar con Juan Ramón Smaldone y Emilio Castrillón.

Castrillón le tomó juramento a Carbonell.

El magistrado tuvo su paso por la magistratura en el fuero penal, por lo que sostuvo que será un “cambio enorme. Eso me hizo pensar bastante en aceptar o no la postulación, pero después, entendiendo que hace 25 años que estoy trabajando en la resolución de conflictos entre las personas y la ley penal y que el derecho civil y comercial se trata de la resolución de conflictos entre particulares o de intereses extra penales, consideré que me siento en condiciones para afrontar” el desafío, reseñó.

En la apertura del año judicial, el presidente del Superior, Emilio Castrillón, había señalado que uno de los desafíos del cuerpo será introducir la oralidad completa en el fuero civil y comercial, una experiencia que lleva muchos años de aplicación en el fuero penal.

Ante esto, Carbonell apuntó: “En Concordia arrancó el actual sistema acusatorio que es oral en un 80% en el año 2009. Comenzó con nosotros (jueces y fiscales de esa jurisdicción) con los primeros casos y juicios, pero antes, desde 2007, recibimos capacitación en oralidad del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales”.

Este sistema oral en el fuero civil y comercial es uno de los puntales para superar la queja de los ciudadanos sobre la lentitud de los procesos judiciales, comentó el magistrado. “Este sistema de audiencias orales que está previsto contribuirán enormemente para que los juicios se tramiten en muchísimo menos tiempo que el actual. Pasó en el fuero penal, donde drásticamente se redujeron los tiempos y en el fuero civil y comercial pasará exactamente lo mismo”, dijo.

Con respecto a loscuestionamientos de la Sección Paraná del Colegio de Abogados en cuanto a que un penalista ocupe una vocalía del fuero Civil y Comercial, Carbonell respondió: “Entiendo que el Colegio de Abogados de Paraná, como entidad, siempre está en defensa de sus matriculados. Desde ese punto de vista, entiendo que pueda resultarles llamativo o chocante que alguien que estuvo muchos años en el fuero penal cambie de fuero”.

“Lo entiendo y lo respeto, pero no creo que tratarme de inidóneo a mi sea el camino para impugnarme o cuestionarme. Yo también fui matriculado y me parece que estar recibido hace tanto tiempo y con tantos años de trabajo en el Poder Judicial, que se me cuestione la idoneidad…”, deslizó.

Antecedente

Existe un caso similar al de Carbonell: Susana Medina de Rizzo pasó de ser jueza de Instrucción a la Sala del Trabajo del Superior, es decir que pasó del fuero penal al laboral, donde no tenía experiencia práctica. Hoy preside la Sala que integran además Germán Carlomagno y Bernardo Salduna.