24.4 C
Paraná
sábado, enero 25, 2020
  • Paraná
  • Política
Más

    La reducción de los costos de la política, en el centro del debate

    En la Legislatura provincial no habrá aumentos de haberes durante 180 días. En Gualeguaychú y Villa Elisa se redujeron sueldos. En Paraná, una iniciativa similar no prosperó en el Concejo Deliberante. Opinan los presidentes de todos los bloques.

     

    Tanto la Cámara de Diputados como la de Senadores de la Provincia de Entre Ríos dispuso un congelamiento de dietas y salarios de la planta política por 180 días. La decisión se tomó tras un acuerdo entre la vicegobernadora Laura Stratta, el presidente de la Cámara de Diputados, Ángel Giano, y los titulares de todos los bloques como “una clara señal de acompañamiento a la Ley de Emergencia y al programa político de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que viene ejecutando el gobierno nacional para hacer frente a la crisis y que ha declarado la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social”.

    Por otra parte, días atrás el intendente de Gualeguaychú Martín Piaggio impulsó una ordenanza que fue aprobada y que estableció una reducción de sueldos y dietas del intendente, viceintendente y los concejales. Según estimaron los medios de Gualeguaychú, los montos de los salarios en cuestión -que hoy se actualizan enganchados a los haberes de la Justicia provincial- pasarán a ser de 157.654 pesos en el caso del intendente; el viceintendente cobrará 90 mil pesos y los concejales 71.700 pesos.

    También Villa Elisa se sumó a las iniciativas de sueldos y dietas de funcionarios políticos y el Concejo Deliberante aprobó una reducción en la escala salarial de las autoridades municipales y de los funcionarios políticos del 1º de enero de 2020 en adelante.

    En Paraná, durante la primera sesión del Concejo Deliberante, el bloque Paraná Futura pidió que al texto de la ordenanza de Emergencia Económica se le incorporara un artículo que ordenara la reducción de un 25% en los sueldos del personal político de la Municipalidad de Paraná y del Concejo Deliberante. La propuesta no alcanzó los votos necesarios para su aprobación pero el tema quedó abierto para el debate. Cabe aclarar que los sueldos del intendente, vice y concejales de Paraná no son los más altos de la provincia e inclusive son de menor monto que ciudades más pequeñas. (Por ejemplo, el intendente percibe alrededor de $ 85.000 pesos mensuales, un secretario aproximadamente $ 82.000 y un concejal también cerca de $ 82.000).

    Por ello, EL DIARIO consultó a los presidentes de bancada sobre este tema.

    Las preguntas fueron:

    1)            ¿Cree necesario reducir los denominados gastos de la política? (gastos burocráticos, de funcionamiento del Estado). ¿En qué rubros?

    2)            ¿Considera que los funcionarios políticos (tanto del Ejecutivo como del Concejo) tienen un sueldo acorde a sus responsabilidades o deberían cobrar menos?

    3)            ¿Piensa que es necesario congelar o reducir las dietas de los concejales?

    Claudia Acevedo, presidenta del Bloque Unión Cívica Radical

    1) Creo que hay gastos que se pueden reducir, totalmente. También creo que hay que tener cuidado con algunos planteos demagógicos que se presentan como que quieren cambiar algo, para en realidad no cambiar nada. Considero que hay que hacer un estudio profundo y establecer políticas para hacer más eficiente el Estado pero sin descuidar sus responsabilidades fundamentales. Si la pregunta está referida a lo qué pasó en el Concejo Deliberante de Paraná, yo creo que los que presentaron ese proyecto no buscaban que efectivamente se bajaran los sueldos, creo que lo único que buscaban – y lo lograron – es salir en la prensa. Cuando de verdad un  concejal quiere que salga un proyecto se ocupa de conversar mucho con los colegas, de construir acuerdos que permitan que efectivamente los proyectos se transformen en Ordenanzas y en este caso nada de eso se hizo.

    2) Es una pregunta tramposa, porque busca que yo responda de acuerdo a lo políticamente correcto. Pero yo le voy a decir de corazón lo que pienso, como siempre lo he hecho. Creo que en lugar de pensar cómo bajar los sueldos de 30 funcionarios, el gobierno debe ocuparse de ver qué políticas de crecimiento económico debe hacer para que los entrerrianos ganemos lo que corresponde. Hay que tener cuidado con estos planteos, porque uno podría decir que los políticos no deben cobrar sueldo, pero eso significaría que los únicos que podrían hacer política serían los empresarios que tienen mucho dinero y que no necesitarían del sueldo para mantener a su familia. Yo no quiero un Concejo Deliberante donde sólo haya ricos que no necesiten de un sueldo para vivir.

    3) Creo que los dirigentes podemos tener un gesto hacia la sociedad que sufre, sabiendo que eso no va a modificar nada, porque el déficit del Estado no se produce por el gasto legislativo. Creo también qué hay que tener cuidado, ya tuvimos en Argentina personas que justificaron el golpe militar diciendo que se gastaba mucho en política. Los que vivimos la época militar sabemos de la importancia de mantener y fortalecer el sistema democrático.

    Maximiliano Rodríguez Paulín, presidente Bloque PRO.

    1) En el caso de Paraná, los funcionarios no tienen grandes sueldos. Pensemos que el Intendente, quien más percibe por sus servicios, no supera los 90 mil pesos, teniendo la responsabilidad de administrar casi 6 mil millones de pesos anuales y una planta de personal cercana a 9 mil personas. El enfado de los vecinos está en que, pagando en un alto porcentaje las tasas al día y siendo tan abultada la cartera de recursos humanos, el municipio, gestión tras gestión, no logra cumplir con los servicios esenciales del llamado ABL (alumbrado, barrido y limpieza) y una deuda  en materia vial y ambiental que se ve reflejado también en el pedido de declaración de emergencia del intendente (Adán) Bahl. Pensemos también que para administrar casi 9 mil personas precisamos de un staff de directores, jefes de áreas, secretarios, etc, cargos de confianza de cada intendente que se suman al personal permanente. No hemos logrado romper con este círculo vicioso que nos tiene estancados hace más de 20 años.

    2) En la sesión extraordinaria del pasado jueves 19 de diciembre acompañé con mi voto la propuesta de los concejales del bloque Paraná Futura que propusieron adicionar un artículo al proyecto de ordenanza de Emergencia Económica, el cuales disponía que por el plazo que dure la emergencia, la reducción del 25% del haber o dieta de toda la planta política que conforme el escalafón de la administración pública municipal: Presidente y Vicepresidente, Secretarios, Coordinadores, Subsecretarios, y Directores del Poder ejecutivo municipal, éstos últimos en el caso que no sean de carrera. Y de los miembros del poder legislativo municipal: Concejales, Secretarios de bloques y del cuerpo, del Honorable Concejo Deliberante. No pudiendo aumentarse el haber de todos los arriba mencionados mientras se encuentre declarada la emergencia en materia financiera-económica.

    Esta plazo el cual hace referencia es de 6 meses prorrógale automáticamente por 6 meses más. Solamente 5 de los 7 concejales de la oposición acompañamos y ninguno de los 8 concejales del oficialismo lo hizo. Los sueldos de los funcionarios no son elevados pero dados el contexto de emergencia en el que está Paraná y el pedido de la política a los ciudadanos de hacer un esfuerzo vía aumento de impuestos (nacionales, provinciales y seguramente municipales), tenemos que nosotros mostrar el gesto que nos sumamos a ese esfuerzo. Si ajustamos, nos ajustamos todos hasta que el barco se enderece

    Emiliano Murador, presidente del Bloque Paraná Futura

    1) Los senadores nacionales por Entre Ríos que finalizaron su mandato el pasado 10 de diciembre tenían en promedio 15 agentes a su disposición. La pregunta es ¿cuánto tendrían que facturar estos senadores si fuesen una pyme para poder afrontar y pagar en tiempo y forma 15 sueldos y sus respectivas cargas sociales? ¿Cuánto nos cuesta un senador o un diputado por año en la provincia incluyendo asesores, contratos, etc.? Esto es algo que la ciudadanía viene exigiendo que se muestre y hay que dar respuesta. Hoy es necesario tener un Estado eficiente, que pueda brindar respuestas rápidas y efectivas a la comunidad.

    2) En Entre Ríos, en teoría, el Gobernador gana menos que sus ministros. Eso se debe a que tiene un salario “bajo” para la difusión pública y un monto de gastos reservados que nadie sabe cuánto es ni en qué se gasta. Es lógico que la persona responsable de los 89.000 agentes estatales y del rumbo de una provincia tenga un sueldo acorde a su responsabilidad. El otro punto también es cuánto personal político insume una gestión y cuánto impacta eso en las arcas públicas. El 50% de los asalariados del sector privado en nuestro país tiene un salario bruto igual o menor de $39.800. Los sueldos de la política tienen que tener relación con ese contexto..

    3) Nosotros hicimos una moción para incorporar en el texto de la ordenanza de Emergencia Económica una reducción del 25% en la dieta de los cargos políticos mientras dure. Consideramos el esfuerzo hay que hacerlo entre todos, más nosotros, que debemos dar el ejemplo. Desgraciadamente este artículo no prosperó. Como dije antes, quienes tienen responsabilidades en el Estado, sobre todo quienes han sido elegidos por el pueblo como nuestro caso, deben tener una remuneración acorde a sus responsabilidades, que son muchas, pero no puede tener absoluta desconexión con el contexto.

    Sergio Elizar, presidente del Bloque Creer Entre Ríos

    Partimos de una base sustancial: nuestro propósito político y de gestión es el de construir junto a la comunidad un Estado Municipal eficaz y que optimice los recursos públicos.

    En este sentido, la decisión del Poder Ejecutivo desde el primer día ha sido la de reducir los gastos de la política con acciones concretas y que hemos aprobado en el Concejo Deliberante, tal es el caso de la nueva Orgánica Municipal, reduciendo de 15 a 10 las secretarías ejecutivas, en una política de austeridad del gasto público que surge a partir de la emergencia que atraviesa la ciudad.

    Y en este mismo sentido va la decisión del intendente y toda la gestión en cuanto a la revisión de contratos y la renegociación con los proveedores, por citar un ejemplo, en el marco de un gobierno comprometido con la optimización de recursos.

    Por su parte, el Municipio de Paraná se encuentra entre aquellos con los salarios de funcionarios más bajos; de hecho aún más bajos en comparación con localidades más pequeñas del Departamento o de la Costa del Uruguay.

    Generalmente los que se han reducido las dietas son concejales o funcionarios de localidades que cobran arriba de los 120 mil pesos, algo totalmente alejado a lo que percibe un funcionario de nuestra ciudad.

    Por eso es importante para quienes representamos a este Gobierno Municipal, reflejar y subrayar la decisión del intendente Adán Bahl y la viceintendenta, Andrea Zoff, de concretar acciones en torno a la administración de los recursos con austeridad, rebajando el gasto político (como se refleja en la Orgánica) y optimizando recursos, a partir de la rediscusión de contratos con proveedores. Y esto se irá demostrando, no solo mientras dure la emergencia, sino como política de Estado durante los cuatro años de esta gestión.

     

     

    Lo más leído