24.4 C
Paraná
sábado, enero 25, 2020
  • Política
Más

    Sorpresa en el caso Nisman

    La titular de Seguridad duda del informe realizado por pedido de la Justicia bajo la gestión Bullrich. Dijo que hará la supervisación cuando cambie la jefatura de la fuerza.

    Sorpresivamente, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, anunció ayer que revisará el peritaje que realizó la Gendarmería Nacional que determinó que el fiscal del caso AMIA Alberto Nisman fue asesinado.

    Esa misma fuerza ya se encargó de ese mismo trabajo durante un año y medio. El resultado fue que Nisman había sido asesinado por al menos dos personas, hasta se determinó que el fiscal había ingerido una sustancia llamada Ketamina, sedante de caballos pero que se suele usar como droga de recreación a pesar del peligro que genera consumirla.

    Frederic hizo declaraciones al respecto en un contexto en el que puso en duda los trabajos que la Gendarmería tuvo a cargo por pedido del fiscal Eduardo Taiano bajo la gestión de su antecesora en el cargo, Patricia Bullrich.

    En declaraciones a la prensa, Frederic aseguró que la Gendarmería volvería a estudiar la muerte de Nisman en el corto plazo, una vez que se conozcan quiénes serán los nuevos jefes de esa fuerza.

    El anunció causó sorpresa en los investigadores de la causa Nisman, porque el caso avanzó y hasta terminó con el procesamiento del perito informático que era el dueño del arma de la que salió la bala que mató al fiscal, Diego Lagomarsino.

    La ministra Frederic afirmó: «Se montó un escenario, se replicó la escena del baño del departamento de Nisman, y eso está dentro del edificio Centinela. Vamos a intervenir, pero no en este momento, vamos a dejar pasar un tiempito; primero tenemos que hacer modificaciones en la jefatura”, dijo la encargada de la Seguridad Nacional.

    Antes había agregado que el peritaje de Gendarmería sobre Nisman se «revisará en colaboración con la Justicia».

    La autopsia de Gendarmería se hizo por pedido de la Justicia, algo que ya pasó. Esa fuerza puso a disposición recursos y alrededor de medio centenar de especialistas propios y externos. El trabajo duró año y medio.

    El cuerpo de Nisman ya fue peritado dos veces. La última por la Gendarmería. Pero antes lo había hecho el Cuerpo de Peritos Forenses de la Corte Suprema.

    La primera fiscal del caso Nisman, Viviana Fein, emitió un comunicado oficial en el que se apuró a informar a la sociedad que ese estudio había dado como resultado que el fiscal se había suicidado. Era un error, o una mentira. Fein terminó siendo investigada en una causa conexa.

    En una carta fechada el 20 de enero del 2015, el decano del cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia, Roberto Luis María Godoy, le alertó a Fein que quienes realizaron ese primer análisis forense afirmaron de modo explícito que no se podía «excluir la eventual participación de terceras personas en el hecho de la muerte», entre otras frases por el estilo.

    El fiscal Nisman, que investigaba el mayor atentado con bomba de la historia de la Argentina, la voladura de la AMIA, apareció muerto en el baño de su departamento de Puerto Madero con un disparo en la cabeza. Fue el 18 de enero del 2015.

    Cuatro días antes había denunciado que la entonces Presidenta y un grupo de funcionarios y dirigentes K intentaron garantizar la impunidad de los ciudadanos iraníes acusados de ser los ideólogos y ejecutores de la explosión de la sede de la AMIA.

     

     

     

     

    Lo más leído