Abuso en rituales: Querella analiza si imputado no violó restricciones

204
Once personas, entre ellos un comisario retirado y también productor de televisión en Paraná, fueron procesados por abusos y prostitución de menores.

Marina Hundt asumió la representación de los tres niños oriundos de Oro Verde que habrían sufrido graves abusos sexuales por parte de miembros de su familia materna y por un grupo de al menos seis personas más, que no forman parte de la familia, pero integrarían una secta de la que aún no pudo determinar sus características.

Redacción El Diario | [email protected]

La causa cobró vitalidad a partir de la investigación que lleva adelante la fiscal Laura Cattaneo, que revisó las cámaras Gessell que se les realizaron a los niños cuando el padre y el abuelo paterno realizaron, en 2013, la denuncia por los presuntos abusos. La tarea de Cattaneo tuvo un espaldarazo con la decisión del juez de Transición N°2, Gustavo Maldonado, que dictó los procesamientos de los 11 sospechosos.

Tras la apelación que formularon las defensas de los 11 imputados, el Tribunal de Juicio y Apelaciones, los confirmó. En este sentido, Hundt manifestó a El Diario que “la instancia restante, es la etapa de excelencia: el debate oral y público que permitirá a los jóvenes involucrados obtener la tan ansiada justicia, encontrándose los mismos a la espera de fecha de realización”.

Restricciones

La letrada expresó que “esta querella se encuentra confiada y esperanzada en la resolución favorable de la cuestión penal, analizando los pasos civiles que devanen como corolario indefectible de la confirmación del procesamiento y analizando la posibilidad de que las manifestaciones públicas en medios masivos de comunicación, efectuadas por uno de los imputados, no sea objeto de revisión por haber eventualmente violado las restricciones impuestas”.

Se trata de las declaraciones que realizó uno de los imputados en medios de Paraná. Allí, el comisario retirado Mario René Wolf Furlong dio su versión de los hechos que se le imputaron como autor. Lo que la querellan analiza en si en su afán defensivo no incurrió en alguna violación a las normas de restricción que se le impusieron cuando se le concedió la libertad ambulatoria mientras se sustancia la investigación.

Hundt reseñó que “en julio del 2013 se inició formalmente la causa por el presunto delito de Abuso sexual con acceso carnal agravado, mediante la denuncia que el progenitor de las victimas hizo en la Fiscalía, por ese entonces, de turno. La denuncia se formalizó contra un grupo de personas reducido, que implicaban el círculo íntimo familiar materno”.

También recordó que “con la premura que ameritaba el caso, se produjeron las primeras pruebas de rigor en sede penal y en el fuero civil se articularon con el organismo administrativo de aplicación la medida de cambio de centro de vida de la menor de los niños”. Se trata de una niña que al momento de los hechos tenía cuatro años. Para Fiscalía la niña fue sometida a abusos sexuales simples, tocamientos, a modo de preparación para delitos más graves.

Pormenorizada

 

La letrada indicó que “la causa tuvo sus idas y vueltas judiciales, hasta que llegó a manos de la fiscal Cattaneo, quien efectuó una lectura pormenorizada de lo actuado, instó la denuncia contra otras personas supuestamente implicadas en los hechos denunciados, incluyendo en este grupo a un tío paterno”.

Hundt entendió que “con muy buen tino y en forma cautelosa, el juzgado de Transición, donde tramitaba la causa, a cargo de Gustavo Maldonado, dispuso una batería de pruebas, a fin de determinar la identificación personal de los nuevos denunciados y la determinación del reproche penal”.

En este sentido precisó que “se tomaron nuevas pruebas testimoniales, nuevas pruebas periciales, se realizó la rueda de reconocimiento y se llevaron a cabo las indagatorias de los acusado, todo con el respeto del debido proceso”.

Confirmación

Hundt destacó que “la situación procesal penal de los intervinientes se puso en el tapete público a raíz de las declaraciones que las defensas de los imputados realizaron, incluso uno de los propios imputados, un tío político, efectuó una declaración pública, sobre su versión de los hechos. Desde ese momento, la sociedad se cuestionó por el retardo judicial en la causa, las razones de ello, argumentando una y otra hipótesis que diera una respuesta al respecto”.

Finalmente señaló que “la causa judicial obtuvo el procesamiento de todos los impuestos, en el mes de agosto de este año. El mismo fue puesto en crisis por los imputados, resolviendo finalmente, la semana pasada, el Tribunal de Apelación la confirmación in totum de los procesamientos por los delitos de corrupción de menores, promoción a la prostitución y acceso carnal, con sus respectivos agravantes”.

Rituales y abusos a menores: confirman procesamientos