17.8 C
Paraná
lunes, abril 12, 2021
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    La situación en la Unidad Penal 1 está controlada

    Desde el Servicio Penitenciario de Entre Ríos se informó que la situación está controlada en la Unidad Penal Nº 1, tras los incidentes que se suscitaron el miércoles por la tarde.

     

    Seis internos intentaron hacer un boquete de un pabellón a otro, lo que fue detectado por personal penitenciario, que, al intervenir en la situación, resultó herido en el rostro un agente y fue derivado al hospital San Martín para su mejor atención. No se registró ningún herido de gravedad.

    Asimismo, se informó que se originó un principio de incendio, que fue sofocado en primera instancia por el personal penitenciario y también acudieron Bomberos Voluntarios, por lo cual no pasó a mayores.

    Acorde a las directivas que se implementan en estos casos, el personal de la Policía, Jefatura Departamental de Paraná, procedió a establecer el protocolo de actuación, armando un cordón de seguridad preventivo.

    El Servicio Penitenciario quiere llevar tranquilidad a la población y en especial a los familiares de los internos.

     

    Hubo lesionados, tanto internos como guardiacárceles. El Servicio Penitenciario dispuso trasladar a algunos internos.

     

    Momentos de gran tensión se vivieron en la noche del miércoles en la cárcel de varones de Paraná cuando desde el pabellón número 17 quisieron ingresar al 22, donde se encuentra alojado el ex concejal Pablo Hernández, imputado en la causa narcomunicipio.

    Tras ser dominado el intento, los internos prendieron fuego colchones ocasionando un incendio que fue controlado. Hubo lesionados, tanto internos como guardiacárceles, y la defensa del ex concejal solicitó la prisión domiciliaria.

    El hecho se registró poco después de las 21, luego de la cena de Navidad, cuando los internos ya habían sido distribuidos en sus pabellones.

    Por motivos que se intenta determinar, los internos alojados en el pabellón 17 comenzaron a realizar un boquete en la pared a fin de ingresar al pabellón 22 y dirimir diferencias de forma violenta.

    Según manifestó a EL DIARIO el director del Servicio Penitenciario, Marcelo Sánchez, al detectarse el agujero en la pared los guardias ingresan al pabellón a tomar el control e impedir que el incidente pase a mayores.

    “Cuando los agentes ingresan, un oficial recibe un puntazo en el rostro, en la zona del pómulo”, dijo Sánchez.

    Se trata de Ricardo Iglesias, segundo jefe de la Unidad Penal 1, quien fue trasladado al hospital San Martín y se encuentra estable a la espera del alta medica.

    Según manifestó Sánchez, al retomarse el control del pabellón los internos se replegaron adoptando una actitud más violenta, quemando los colchones y provocando un incendio que requirió la intervención de personal de Bomberos Zapadores, quienes junto a los agentes penitenciario lograron controlar el fuego.

    Además del oficial Iglesias fueron atendidos y derivados otros tres agentes del Servicio Penitenciario, quienes ya recibieron el alta médica.

    Por su parte Cristian Gonzáles, del pabellón 17, fue internado producto de un corte recibido al momento del ingreso de los agentes al pabellón.

    Según confirmó Sanchez los internos del 17 fueron realojados: “Luego de labrar las cuestiones administrativas fueron derivados a unidades del interior 8 internos y otros 5 –con participación secundaria– fueron reubicados y separados en el alojamiento denominado calabozo”.

    Respecto al pabellón 22, aún no hubo sanciones disciplinarias, se realizaron investigaciones a fin de determinar las causas del hecho y se tomaron testimonios sobre lo ocurrido antes y después de la cena.

    Párrafo aparte merece la situación del ex concejal Hernández, quien se encuentra alojado en el pabellón 22 e incierta hubiese sido su suerte si los reos del 17 lograban ingresar. Por este motivo su defensa solicitó en el día de ayer se le otorgue el beneficio de la prisión domiciliaria.

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave