Fiscalía consideró probado el acuerdo político para financiar el narcotráfico

0
288
Varisco

Los fiscales sostuvieron que “el acuerdo político” entre Daniel Celis, alias Tavi, y el ex intendente de Paraná, Sergio Varisco, “excedía largamente ese marco”. Entendieron que del análisis de la prueba documental y testimonial, fundamentadas en las escuchas, surge la responsabilidad de todos los imputados en las causa Avioneta narco y Narcomunicipio. El lunes alegarán sobre la situación de cada imputado.

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

En la primera jornada de alegatos en la causa Avioneta narco y Narcomunicipio Fiscalía consideró este jueves que la prueba que consta en el expediente y la que se reprodujo en la audiencia, es suficiente para sostener la acusación sobre los 32 imputados que comparecieron en la mega causa. Antes de los alegatos, el exintendente de Paraná por la Alianza Cambiemos, Sergio Varisco, prestó declaración indagatoria y sostuvo su inocencia (ver recuadro). La audiencia se reanudará el lunes a partir de las 10, cuando Fiscalía analizará la situación de cada uno de los acusados.

Los fiscales José Candiotti y Leandro Ardoy analizaron la prueba documental y testimonial que consta en el expediente y la que se reprodujo durante las 19 jornadas de producción de prueba en el debate. Así, precisaron que tareas de investigación, vigilancia y seguimiento que realizó la Policía Federal permitieron determinar los complejos vínculos del denominado clan Celis, los que también fueron quedando en exhibición por otras causas que se dirimieron en los tribunales federales, en los que al momento de dictar sentencia se ordenaba proseguir las investigaciones a partir de las evidencias que quedaban de aquellas audiencias.

INICIO

Los fiscales señalaron que la causa Avioneta narco comenzó a investigarse a partir de un llamado anónimo a la Policía Federal Argentina, delegación Paraná, en el que el 31 de agosto de 2015 se dio cuenta de que “las dos toneladas de droga que la Policía de Entre Ríos encontró en barrio Paracao, las llevó Cebolla Leguizamón de barrio Antártida Argentina, en un camión de la Municipalidad de Paraná el número es el 148, espero hagan algo para agarrar el dueño de la merca”. La investigación permitió reconstruir los primeros vínculos. Así se determinó que Miguel Carmelo Leguizamón, alias Cebolla, era la pareja de Miguelina Fidelina Valde, madre de Tavi Celis. A partir de aquí, se vinculó a María Fernanda Orundez Ayala y Luciana Lemos, alias Lu, Lupe o Lupita, ex parejas de Celis, y a los “lugartenientes” de aquel. Los fiscales también mencionaron a Hernán Jesús Rivero; Julio César Vartorelli, alias Manco; Cristian Javier Silva; Yamila María José Corradini; María Laura Zurita; Miqueas Julio Córdoba; Carlos Gastón De La Fuente; Marcos Javier Velázquez y Sergio Marcelo Baldi, como parte integrante de “la organización criminal más importante que hemos juzgado hasta ahora”. Organización que también continuó con su actividad ilegal aún con Tavi Celis preso.

ESCUCHAS

A la hora de analizar las evidencias de cargo, los fiscales sostuvieron que surge de las escuchas que realizó la Policía Federal que Tavi Celis y su hermano Miguel Ángel Celis, alias Titi, coordinaron el aterrizaje de la avioneta que fue secuestrada el 28 de mayo de 2017 con 317 kilos de marihuana, cuando aterrizó en un campo de Colonia Avellaneda. De las escuchas se pudo interpretar que “cuando lo detienen a Tavi, Titi toma la posta y van a ver pistas con Velázquez y De La Fuente”. También que “Titi iba a la cárcel y ahí se reunían. Las dos cabezas trabajaban juntas”. Así, Fiscalía consideró que Tavi Celis fue organizador de la operación Avioneta narco, pretendiendo desacreditar lo dicho por Titi Celis, que se hizo cargo de esta causa, arrastrando a Luis Céparo y José Marcial Caballero, y desvinculó a su hermano.

FINANCIAMIENTO

En relación a la causa Narcomunicipio, Fiscalía entendió que el mensaje que le envía el 17 de octubre de 2017, Tavi Celis a Orundez Ayala, diciéndole “al fin una buena, arreglé con el intendente” es demostrativo del acuerdo político que se destinó a financiar la comercialización de estupefacientes. Para los fiscales, la ex funcionaria de la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad, Griselda Bordeira, desempeñó el rol de “articuladora” entre Tavi Celis y Varisco. Fiscalía entendió que quedó probado que el acuerdo significó para la estructura de Celis, que estaba “quebrada” la posibilidad de reinsertarse en el ilegal negocio. Así, afirmaron que “el acuerdo político entre Celis y Varisco excedía largamente es marco”. Fiscalía sostuvo que se probó que la organización funcionaba con Varisco, Bordeira, el ex edil de Cambiemos, Pablo Hernández, entregándoles dinero a Lemos y al funcionario municipal del área de Tránsito, Alan Viola, quienes se lo daban a Celis.

ROLES

En la causa Narcomunicipio los roles fueron: Tavi Celis: organizador, proveedor, financiador; Lemos: colaboradora, asistente; Eduardo Celis, alias Cholo: almacenador, colaborador, asistente, vendedor; Nahuel Celis: colaborador, asistente; Lagos: proveedor; Juan Manuel Gómez: adquirente, revendedor; Jonathan Jesús Heintz: adquirente, revendedor; Varisco: financiador, adquirente; Bordeira: adquirente, colaboradora; Hernández: adquirente, colaborador; Viola: colaborador.

En tanto, en la causa Avioneta narco, los roles fueron: Tavi Celis: organizador, proveedor, financiador; Titi Celis: organizador, proveedor, financiador; Cholo Celis: asistente, colaborador; Baldi: asistente, colaborador; Orundes Ayala: asistente colaboradora; Corradini: asistente, colaboradora, distribuidora; Zurita: asistente, colaboradora, almacenadora, vendedora; Bertana: asistente, colaborador; Córdoba: asistente, colaborador, distribuidor, vendedor; Larrosa: asistente, colaborador; Vartorelli: distribuidor; Romero: distribuidor, vendedor; Leguizamón: colaborador, transportador; Valde: colaboradora, transportadora; Silva: colaborador, administrador; Rivero: colaborador, logística, transporte terrestre; De La Fuente: colaborador, logística transporte aéreo; Velázquez: colaborador, transporte aéreo; los Ghibaudo: colaboradores, transporte aéreo; Céparo: colaborador, transporte aéreo; y Caballero: transportista.

Fiscalía consideró que la prueba que consta en el expediente y la que se reprodujo en la audiencia, es suficiente para sostener la acusación sobre los 32 imputados en la megacausa. Foto: Sergio Ruiz.

Relación política

Sergio Varisco prestó declaración indagatoria contra la voluntad de sus abogados y contra la prescripción médica que se lo impedía. No respondió preguntas de las partes ni de su defensa. Fueron 21 minutos en los que sostuvo su inocencia y manifestó que hubo personas que quisieron destruirlo “políticamente”. El exintendente no renegó de Daniel Celis, alias Tavi, ni del Movimiento Vecinalista del Oeste (MVO) pero sostuvo que “mi relación es netamente política, no hay ninguna escucha que me vincule en el comercio de drogas con estos señores”. En este sentido consideró “agraviante” la vinculación y reiteró que “no lo hice ni por mí, ni por terceras personas. No hubo ningún contacto desde que asumí. No hay escuchas telefónicas que me relacionen con ciudadanos vinculados con el tema drogas, ni en Paraná ni en ningún lugar del país”. Así, insistió en que “no hay escuchas que me vinculen con el tema drogas y sí aquellas que hablan de un incumplimiento político”. En su declaración indagatoria en esta audiencia, Tavi Celis manifestó que Varisco no “cumplió ni la cuarta parte de lo que nos prometió”.

Varisco fue insistente al recalcar que no hay pruebas que lo relacionen a Celis y al comercio de estupefacientes. “Señores jueces, las pruebas y dichos están todas. Pasé por muchos allanamientos, a mi oficina, en mi hogar, el celular, sin ninguna referencia a la droga, no hay nada que me vincule con hacer un acuerdo de financiamiento como el que se me acusa desde septiembre, estando Celis preso en Federal”.

Varisco contextualizó su procesamiento y sostuvo que “mucho tiene que ver el tema de la política”. En este sentido, manifestó: “Con la mano en el corazón, esto también se dio en momentos políticos que nos perjudicaron notablemente y yo no me quejé. Hay gente que me quiere destruir políticamente”. Así, destacó el tratamiento que se le dio a su procesamiento y a la causa a nivel nacional. Varisco también encontró enemigos políticos a nivel nacional. Recordó el fuego amigo de la exministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que publicó un tuit “minutos después de que saliera mi procesamiento”.

Sergio Varisco declara en la causa Narcomunicipio

 

Nueva audiencia en la megacausa