Calle Corrientes, con el tránsito normalizado

0
44
Algunos restos de basura de la quema de cubiertas quedaron como saldo del acampe por más de 20 días de un grupo de manifestantes. Foto: Gustavo Cabral.

Un grupo de ex contratados municipales de Paraná, que mantuvieron una protesta por más de 21 días frente a la Municipalidad de Paraná, fueron recibidos por las nuevas autoridades y decidieron “levantar el acampe como gesto de buena voluntad”.

En las tres semanas de protesta en la calle hubo quema de cubiertas, corte de tránsito, un grupo de encadenados, un fallo judicial para liberar la calle y la instalación de carpas frente al edificio comunal.

Sin embargo, este jueves los trabajadores confirmaron a Elonce TV que tras ser recibidos por las nuevas autoridades municipales decidieron “levantar el acampe como gesto de buena voluntad para comenzar a dialogar”, explicaron mientras desarmaban la carpa y retiraban las cubiertas en la intersección de calles Urquiza y Corrientes.

Según manifestaron representantes del grupo, el diálogo se produjo con Santiago Halle, secretario de Gobierno municipal, con quien llegaron a un acuerdo. “Como muestra del compromiso vamos a levantar el campamento y poder habilitar el tránsito para la gente porque fue mucha molestia para el vecino de la ciudad y queremos demostrar que no venimos a hacer vandalismo sino que veníamos por una lucha que era el trabajo de nuestros compañeros”, remarcaron.