Taxistas exigen que se respeten paradas y más controles por la tarde

0
43
“Es necesario que tengamos inspectores durante todo el día”, es el pedido de los taxistas en Paraná.

Un grupo de taxistas, en diálogo con EL DIARIO, planteó los inconvenientes que vienen atravesando hace un tiempo bastante largo fundamentalmente por la falta de controles en las paradas y ordenamientos en horas vespertinas.

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

En pleno proceso de cambio de autoridades municipales los taxistas exigen al gobierno municipal que se apliquen los controles como corresponde ya que el cuerpo de inspectores cumple su función durante la mañana y por la tarde sólo en algunos momentos. “La mayoría de las tardes nuestras paradas son tierra de nadie porque no hay controles”, destacó Carlos, uno de los taxistas con parada en el centro de la ciudad.

El 1º de diciembre se produjo el último aumento del año de la tarifa para la bajada de bandera de los taxis, en donde pasó a costar 5 pesos más el arranque, es decir de 43 aumentó a 48 pesos, mientras que la ficha se estableció en un costo de 3 pesos.

Los taxistas expresaron que “este aumento es mínimo para nosotros, ya hace un tiempo largo que venimos en desigualdad con la inflación”, argumentaron.

“El aumento se notó para el bolsillo de la gente, hace un tiempo largo que trabajamos para mantenernos e incluso hacemos una mayor cantidad de horas. Ahora con las altas temperaturas se empieza a mover un poquito más pero sino la gente no usa los taxis prefiere andar caminando o en colectivo” señalaron.

Otro de los temas que preocupa a los taxistas es la lucha constante con los remises que al parecer –según lo manifiestan los taxistas– no respetan las paradas o las normas establecidas desde el Ejecutivo municipal. Fundamentalmente en el centro de la capital provincial durante la tarde los controles en el tránsito son muy reducidos, incluso desde el mediodía hasta las 17 aproximadamente, no existen los controles con inspectores por lo que no solamente los taxistas sino también otros trabajadores se ven afectados por la falta de respeto a la hora de estacionar en lugares no permitidos.

“Particularmente en mi caso –indicó José, otro taxista en diálogo con EL DIARIO– no me quiero pelear con ningún remisero porque todos tenemos derecho a trabajar, pero pedimos que se respeten las reglas. Creo que una de las soluciones sería dividir en turnos al cuerpo de inspectores para poder cubrir el horario de la siesta y la tarde fundamentalmente sin tener que seguir sumando nuevos empleados”, resaltó el trabajador del volante.