24.4 C
Paraná
sábado, enero 25, 2020
  • Cultura
Más

    12 monos presentó Made in Paraná con un show impecable

    Con un show que tuvo el brillo y la jerarquía que las expectativas de su tour internacional habían genearado, 12 Monos presentó `Made in Paraná´.

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

    El concierto con el cual la banda paranaense presentó su tercer CD, convocó al público que colmó, el jueves por la noche, la sala Verónica Kuttel del CCC La Vieja Usina.

    El reencuentro con la gente de la ciudad fue una fiesta de comienzo a fin del show. No era para menos. El recital completó el círculo que 12 Monos había comenzado el 4 de octubre cuando lanzó su nueva producción desde ciudad de México. Luego siguió una gira con presentaciones en aquel país, con una escala en Buenos Aires.

    El grupo brindó un show impecable, tanto en lo logístico y organizativo como en lo técnico y artístico.  Con un potente set, caracterizado por la calidad del sonido en la sala, 12 Monos logró que el público los acompañara desde el primer tema en el festejo. Palmas, gritos, y baile expresaron el entusiasmo.

    Previo al comienzo del recital, Nacho Koornstra y Mateo Iza habían generado –con su aporte desde el stand up- un clima adecuado para recibir a los músicos.

    Durante dos horas y media el público participó de un show cuidado, hasta en los mínimos detalles, que estuvo dividido en dos momentos.

    En el primero, el grupo repasó hitos generados en sus 18 años de trayectoria.

    Allí aparecieron los primeros invitados, entre ellos la rapera Gabi Zonis, un acordeonista y el baterista y percusionista José Luis Viggiano. Este último cerró la primera mitad con un set percusivo que expuso la jerarquía del baterista Federico Sgarbanti.

    A la performance del conjunto contribuyeron los solos de Martín Rey Alvarez y Darío Siebenlist, en guitarras. Al ensamble se sumó la contundencia de la base a través del bajista Nicolás Leonangeli; el destacado trabajo escénico y vocal del cantante y el ajuste en los coros y los aportes de Lucas Oviedo en teclados y acordeón y Matías Schenone, en trompeta.

    Párrafo aparte merece la sólida sección de vientos y metales (saxos, trompeta, trombón) que otorgó un vuelo de primer nivel con las intervenciones basados en excelentes arreglos.

    En el balance debe señalarse también la performance escénica y vocal del cantante, Sebastián López, que demostró su solvencia en el rol, con un dominio físico y técnico elogiable.

    Con una producción impecable, con un criterio profesional y un hilo conductor basado en un guión –que abarcó los desplazamientos escénicos de los músicos en escena, el cambio de vestuario e instrumentos, la sectorización escenográfica marcada por la iluminación y el empleo de efectos especiales- el grupo transitó una propuesta que culminó a todo festejo con grandes temas como `Charquito de agua´ y clásicos como `Juan del Gualeyán´, con la presencia en escena de Rubén Cuestas, que cantó junto a los músicos.

    Así llegó el cierre de un encuentro festivo de esta banda que brilla con luz profesional, y que –como quedó claro- está preparada para superar el desafío de proyectarse a nivel internacional y conquistar al público latinoamericano con una propuesta que se irradie desde Paraná, al mundo.

    Mirá las imágenes del show de 12 Monos

     

    Lo más leído