Creen que la Banda de Policía contará con un mejor espacio

100
Actualmente la restauración está enfocada en los aspectos estructurales de lo que fuera el Cine Sáenz Peña o Avenida.

El futuro Centro Cultural Roque Sáenz Peña será no sólo un espacio adecuado para que la Banda de la Policía realice sus ensayos sino que, además, la sala para 400 personas permitirá la realización de conciertos didácticos para contingentes escolares. En paralelo, una Comisión del Bicentenario del organismo está preparando una agenda con presentaciones en todo el territorio, que se sumará a la inauguración misma del centro cultural.

 

 

Redacción El Diario | [email protected] diario.com.ar

 

El gobierno provincial, encabezado por su titular, Gustavo Bordet, está entusiasmado con el horizonte que habilitará la inauguración del Centro Cultural Roque Sáenz Peña. Así lo expresó el asesor Cultural del Gobierno de Entre Ríos, Roberto Romani, ante una consulta de EL DIARIO.

“Dando cumplimiento a una de las prioridades que estableció el gobernador Gustavo Bordet, desde el inicio de la actual gestión, hemos trabajado en forma conjunta con diversos organismos del Estado provincial con el objeto de apuntalar aquellos edificios que integran el rico patrimonio cultural e histórico de Entre Ríos”, mencionó el funcionario, al precisar que “en este sentido, el Cine Sáenz Peña o Cine Avenida, inaugurado el 15 de septiembre de 1934, ha sido un claro ejemplo del esfuerzo del Gobierno de Entre Ríos por devolver el esplendor de otros tiempos a una sala cargada de recuerdos y emociones para un caracterizado barrio de nuestra capital provincial”.

Romani creyó oportuno destacar “el gesto solidario del Centro Católico Obrero que, a través de la Comisión Amigos de la Banda, efectuó la donación del edificio a la Provincia”. Desde que el traspaso se produjo “nos pusimos a trabajar con el propósito de lograr una adecuada refacción y puesta en valor”.

 

–¿Qué planes hay para ese edificio?

–Con una inversión millonaria, hemos avanzado positivamente y muy pronto estaremos habilitando el denominado Centro Cultural Sáenz Peña, lugar que será definitivamente la sede de la Banda de Música de la Policía de Entre Ríos, organismo que en 2020 estará cumpliendo su Bicentenario. La banda mantiene una maravillosa vigencia en todo el ámbito regional.

Este fue y será el objetivo de nuestro gobierno: que allí trabajen con renovado compromiso y franca alegría los integrantes de nuestra banda, que con esta comodidad podrá recibir a delegaciones estudiantiles y público en general para recitales o ensayos didácticos. Será una manera de ampliar y enriquecer la propuesta artística en el interesante derrotero de esta institución que ha dejado sus huellas en Paraná y en cada rincón de Entre Ríos, logrando aplausos consagratorios en el Teatro Colón y el Escenario Atahualpa Yupanqui del Festival Nacional de Cosquín, por mencionar algunos espacios emblemáticos de nuestra cultura nacional.

 

–Mencionó al pasar en bicentenario…

–Hace pocos días se ha realizado un primer encuentro con miras a la conformación de una Comisión del Bicentenario de la Banda de las Policía de Entre Ríos.

 

–¿Hay proyectos?

– Se ha previsto durante el próximo año la realización de un amplio programa de festejos, entre los cuales podemos destacar la inauguración de la sede del organismo, recitales en toda la provincia, difusión en todos los niveles educativos de la provincia y filmación de un video institucional.

 

PUESTA EN VALOR

La restauración del edificio que actualmente funciona como sala de ensayo de la Banda de la Policía de Entre Ríos demandará unos 21 millones de pesos. En este momento se encaran labores estructurales; más adelante llegará el turno de los detalles.

Si bien se inauguró inicialmente en 1934, la construcción comenzó tres años antes. Se encuentra ubicada en el casco céntrico de la capital provincial, frente a la Plaza Sáenz Peña y al lado de la Iglesia del sagrado Corazón, más allá de que nunca existió una relación funcional entre ambas instituciones. La restauración es encarada en el marco del plan de recuperación de edificios históricos que la gestión provincial lleva adelante a fines de “revalorizar el patrimonio cultural y la identidad de los entrerrianos”.

 

En una visita reciente, el ministro de Planeamiento, Luis Benedetto, y el jefe zonal de Arquitectura de Paraná, Néstor Schierano, corroboraron que el nivel de avance de la obra se corresponde con lo previsto en el pliego licitatorio.

En ese contexto Benedetto puso de relieve la importancia que tiene la arquitectura en tanto disciplina que “si bien diseña y edifica en función de las necesidades individuales y colectivas, también revela una mirada de cada tiempo y lugar en que se sitúan las construcciones”.

El funcionario apuntó que “Cada edificio que sobrevive y llega a nuestros días, es testimonio de su época de origen y de la historia de una comunidad en un lugar y tiempo determinado”, destacó luego, y agregó: “Por eso, preservarlos es proteger nuestra identidad local, es resguardar el mensaje que una estructura puede darnos sobre cómo fueron y vivieron esas generaciones anteriores a las nuestras”.

A su turno, Schierano mencionó algunos de los trabajos sobre los que se ha avanzado como “tareas de fundación, bases y encadenados inferiores, demoliciones en el ingreso para modificar las puertas”. Ante una consulta, precisó que “en el interior se están ejecutando nuevos revoques e instalaciones de cañería de desagües cloacales y están en marcha trabajos en el sistema eléctrico del edificio”.

Desde que el traspaso se produjo “nos pusimos a trabajar con el propósito de lograr una adecuada refacción y puesta en valor”, dijo Romani.

Una obra de rescate

El emblemático edificio, que albergó en 1934 el Cine Sáenz Peña y luego al Cine Avenida, funciona actualmente como sala de ensayo de la Banda de la Policía de Entre Ríos, y fue reparado en una primera etapa, construyéndose así una sala cultural con capacidad para 400 personas.

De esta manera, los trabajos de esta segunda instancia consisten en una recuperación integral del centro cultural, que comprende el diseño acústico para mejorar el sonido dentro de la sala, y la puesta en valor de toda la estructura arquitectónica.

Ante el evidente deterioro del histórico edificio se prevén tareas de reparación general que contemplan revoques, pisos y cielorrasos.

Asimismo, se restaurarán las butacas de hierro y madera que presentan un desgaste lógico por su antigüedad, y se construirá un nuevo escenario.

También se reacondicionarán a nuevo los grupos sanitarios que incluyen a su vez una adaptación según las normas vigentes en cuanto a accesibilidad. En cuanto al ingreso, se restaurará con una impronta “más moderna a la actual”, y se readecuará toda la instalación eléctrica.