En el autódromo del Club de Volantes Entrerrianos, el piloto paranaense luchó en la última carrera del año de la Clase 2 del Turismo Pista, pero no le alcanzó para quedarse con la corona. El entrerriano terminó tercero en el campeonato.

El desempeño sabatino parecía complicar la situación para Favio Grinóvero, quien largó la última final del año con la premisa de luchar hasta el desenlace de la competencia, pero partiendo como el tercer favorito al título. Pese a esta condición, en sólo algunos metros el panorama fue cambiando de forma apreciable ya que el piloto de Paraná llegó a ubicarse tercero mientras el líder del campeonato perdió algo de ritmo en una serie de alternativas que le devolvieron la esperanza, pues con esos resultados era campeón de forma parcial.

Pero más adelante la posición de modo posterior y comenzaría a verse nuevamente involucrado en un pelotón de pilotos en el cual todo podía ocurrir. En dicho marco, un golpe entre dos unidades no pudo ser eludido saliendo despedido del trazado y dejando pasar la chance de cumplir con el objetivo máximo, sin que ello empañe lo realizado.

Tras la prueba en Paraná, Grinóvero dejó sus sensaciones. Al respecto manifestó que “dejamos todo por el campeonato y no tenemos nada para reprocharnos, no pudimos alcanzar el objetivo final, pero sabemos que el año ha sido realmente muy bueno y sólo detalles nos separaron del objetivo máximo con el cual encaramos la temporada”.

Y siguió: “Es momento de agradecer a familiares, amigos y las publicidades que nos acompañan en todo momento y han sido fundamentales para la temporada que hemos atravesado, ahora será momento de descansar y pensar en lo que viene”.

El piloto paranaense cerró el año en tercera posición del campeonato de la Clase 2 del Turismo Pista con 211.5 unidades y fue el único piloto en conseguir dos victorias.