Bordet empieza a armar juego con un gabinete renovado

0
111
Los puertos, con Ibicuy a la cabeza, tendrán un protagonismo especial en los años por venir.

Más allá de la notoria presencia de graduados universitarios y la integración numéricamente igualitaria de varones y mujeres, el próximo gabinete afronta el reto de consolidar las políticas en marcha y potenciar el desarrollo económico, con la creación de un nuevo ministerio. Los puertos, con Ibicuy a la cabeza, tendrán un protagonismo especial en los años por venir.

 

Redacción EL DIARIO | coordinacion@eldiario.com.ar

 

La oficial confirmación de quiénes integrarán el gabinete con el que Gustavo Bordet arrancará su segundo período al frente de la Gobernación habilita la formulación de algunas apreciaciones, que por cierto tienen un carácter parcial en virtud de que se trata de puestos claves, pero no dan cuenta de todos los espacios importantes dentro de la grilla de autoridades.

En principio, al observar el “gabinete chico” pareciera haber un gesto de confirmación hacia un modelo de trabajo de equipo, un acuerdo en torno a las prioridades en un período de fuertes restricciones económicas y también de reconocimiento personal para los que ya son ministros. De hecho, sus carteras mantienen las actuales incumbencias: Hugo Ballay en Economía, Hacienda y Finanzas; Luis Benedetto en Planeamiento, Infraestructura y Servicios; Rosario Romero en Gobierno y Justicia; y Sonia Velázquez en Salud.

El lugar que deja la electa vicegobernadora, Laura Stratta, en Desarrollo Social, será ocupado por Marisa Guadalupe Paira, de bajo perfil público, cuyo sostén no es la pertenencia a un colectivo político o partidario sino el carácter profesional que logró asignarle a una labor como la de estar al frente del Consejo provincial del niño, el adolescente y la familia, que insume –además de energía– muchas horas de trabajo.

La funcionaria se ha sentido cómoda en esa tarea de empujar cambios de relieve desde escenarios consensuales.A su propia formación académica (es docente e investigadora en UNER), le sumó la perspectiva Unicef lo que le habilitó un campo teórico y práctico de acción desde donde se promovieron transformaciones institucionales nodales, muchas de las cuales aún están en tren de realización. La puede haber ayudado esa claridad conceptual respecto de la dirección a tomar, pero también su experiencia profesional en grupos e instituciones, lo que se ha manifestadoen cierto afán por evaluar y corregir o confirmar, en seguir los temas aunque sin olvidar que son personas concretas los que los hacen prosperar. Aseguran que es formadora de equipos, que se siente cómoda en los espacios de articulación interinstitucional, que ha logrado transmitir su energía a unidades de trabajo que ya venían funcionando en el Copnaf y que eso mismo podrá hacer en Desarrollo Social, se verá con qué suerte.

Tanto Pairacomo la vicepresidenta del Copnaf, María del Huerto Reutlinger, cuentan con acuerdo del Senado para ocupar esos cargos. Es un área clave la que tiene su sede central en Corrientes 190, con una serie de proyectos en marcha y en carpeta de vital importancia dado el objeto de sus intervenciones, muchos de ellos vinculados a una real territorialización del organismo y la humanización de las políticas.

 

MOVER PIEZAS

La incorporación de Juan José Bahillo al gabinete ha generado en sí misma una serie de movimientos que –por significativos– no se pueden pasar por alto. En principio, su banca en la Cámara de Diputados de la Nación será ocupada por Carolina Gaillard, actualmente a cargo de una secretaría que intentó una mayor integración entre Cultura y Turismo. La verdad sea dicha, más que del convencimiento el maridaje fue promovido por necesidades estrictamente funcionales, de tipo presupuestarias.

A juzgar por los reportes oficiales, en un área donde siempre se vuelve a empezar, la política de instalaciónde Entre Ríos como plaza turística ha sido la esperada. En materia cultural, ha predominado la organización de eventos de impacto público, altamente reclamados por una parte de la sociedad. Una impresión es que ha habido cierta idea de incorporar las distintas expresiones artísticas a plataformas de sociabilidad desde las que se procuró una convivencia con otras expresiones de la colectividad como la degustación de bebidas y comidas. Si a favor puede subrayarse que, en general, las propuestas se transformaron en punto de encuentro de ciudadanos inquietos, vale la pena considerar que -aun tratándose de espectáculos con entrada libre y gratuita- el costo de una salida con este tipo de carta no está al alcance del bolsillo de las mayorías.

El gobernador Gustavo Bordet anunció este sábado la conformación del gabinete de ministros.

De las áreas que tenía bajo su gobierno Gaillard (a quien el Gobernador ha elogiado, como pocas veces lo hace), la de Turismo pasará a ser gestionada por Bahillo, junto a Producción y Desarrollo Económico, en lo que parece un espacio más propicio de planificación y ejecución armónica de políticas. El capital social del dirigente gualeguaychuense está más atravesado por su condición de empresario ganadero y del rubro alimenticio; el político, lo encuentra habiendo sido intendente de Gualeguaychú durante dos períodos consecutivos, diputado provincial y diputado nacional, con mandato que originalmente vencía en 2021. En un contexto en el que Bordet tendrá la chance de proponer un heredero o continuador de una acción de gobierno, el desembarco “anticipado” de Bahillo a la (ex) Casa Gris intenta ser interpretado en clave política por dirigentes de toda la provincia, pero especialmente en Paraná y Concordia, las ciudades de las que han emergido los Gobernadores desde la recuperación de la democracia. De todos modos, las posibilidades a futuro de Bahillo, que el 31 de mayo cumplirá 54 años, dependerán de unos cuantos factores pero sobre todo de su propio desempeño y su habilidad para construir vínculos, además de mostrar resultados.

Apuntes al margen: en el Congreso de la Nación, las áreas de interés de Bahillo han sido en buena medida estas que conformarán el ministerio que tendrá a cargo. El otro detalle es que no se conoce oficialmente qué pasará con Cultura, la segunda repartición clave que gestiona Gaillard hasta el recambio de autoridades.

 

EL RESTO

Oficializado su ingreso al próximo gabinete, Bahillo se ha expresado ya en distintos medios sobre el desafío que aceptó. De hecho, consideró que la creación del Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico marca de manera nítida que uno de los objetivos de Bordet para los cuatro años siguientes es potenciar la generación de riqueza y el agregado de valor. Habló de la economía entrerriana está diversificada en una decena de cadenas, pero no se refirió a los fuertes desequilibrios que existen al interior de cada una de ellas; mencionó que los cuatro puertos (La Paz, Diamante, Concepción del Uruguay y, especialmente, Ibicuy) serán la punta de lanza de un proceso de radicación y expansión industrial, pero no mencionó de qué modo se integrarían las universidades públicas y las entidades sectoriales al diseño, monitoreo y evaluación de políticas; valoró que habrá incentivos a la innovación de las empresas pero no aludió a las de conocimiento de origen local, tanto a su consolidación como a la posibilidad de optimizar la integración con el resto de las unidades productivas. Es cierto, tampoco mencionó cómo incentivar la producción agroecológica, cómo piensa controlar a aquellas que demanden cantidades concentradas de fitosanitarios y, si la idea fuere propiciar un cambio de matriz productiva, qué sentido asumiría. De todos modos, es válido sospechar que estará al tanto de la complejidad de la coyuntura, como para insistir con el catecismo del productivismo a ultranza.

Lo que es válido para la cartera que será creada lo es también para las que prosiguen: luego de 36 años de continuidad institucional los desafíos tienen que ver con los modos de construcción de los liderazgos que, ahora, necesariamente deben ser más participativos, atados a criterios técnicos y sujetos a evaluación multisectorial.

Sirve más conformar escenarios colaborativos en los que las propuestas se mejoren, que tener alguna buena idea aislada e insistir en instrumentarla: en todo tiempo, pero más cuando las restricciones son evidentes, sumar miradas es valioso y, mejor aún, si se halla una dinámica que permita alcanzar los objetivos modestos mientras se persiguen los mayores.

Son tiempos indicados para gestionar desde la búsqueda de calidad, más que al boleo, al barrer. Tal vez, al evitar cierta grandilocuencia política y discursiva se termine advirtiendo que las ecuacionesque procuran un mejor convivir constituyen una propuesta de gobierno suficientemente atractiva y transformadora.

Bordet anunció el nuevo gabinete de ministros

Entre Ríos ya administra unas 108 ha. del Puerto de Ibicuy