Piden que se nomine Casa de la Banda de Policía al edificio de Carbó

0
160
A partir del destino que se fijó a la donación del edificio, consideran que no corresponde el nombre que el gobierno le dio al edificio de calle Carbó.

Oficialmente se ha informado sobre la puesta en valor del Centro Cultural Roque Sáenz Peña. No obstante, referentes del Centro Católico, institución que donó el inmueble al Estado provincial, recordaron que dicha donación se hizo con el “fin exclusivo y excluyente” de ser la casa de la Banda de Música de la Policía Provincial.

Redacción El Diario / coordinacion@eldiario.com.ar

“Con una inversión mayor a los 16 millones de pesos, el gobierno provincial financia la restauración del edificio que actualmente funciona como sala de ensayo de la Banda de la Policía de Entre Ríos”, consigna uno de los párrafos de la información difundida por el gobierno entrerriano y que EL DIARIO publicó en la edición de la víspera.

“Esa es la casa de la Banda de Música pero, en reiteradas oportunidades dice la información ´lugar de ensayo de la banda´”, reparó Mirta Nasta quien rechazó de plano la expresión. “No es de ninguna manera el lugar de ensayo, es la casa de la Banda de Música de la Policía”, remarcó.

Nasta se comunicó con esta Hoja para explicar que el edificio en cuestión está en poder del Estado a partir de una donación que realizó el Centro Católico Obrero y Protección Recíproca al Estado provincial con la intermediación de la Comisión de Amigos de la Banda de Policía.

Como integrante de ambas instituciones, empezó por explicar que “cuando se hace una donación al Estado, se debe decir con qué finalidad. En el caso nuestro, cuando se hizo el acta de donación se estableció específicamente que ´se hacía con destino exclusivo y excluyente para la Banda de Música de la Policía de Entre Ríos, e incluso la donación se hizo con cargo, lo que significa –acotó- que si no se cumple con los fines señalados, se cae la donación. Así figura también en la escritura en la Escribanía Mayor de Gobierno, y luego en la ley a través de la cual el gobierno aceptó la donación”.

Explicó que “a la Comisión y al Centro le molesta que la policía no ponga cuidado y así, desde que el gobierno provincial se decidió a hacer la restauración del edificio, parece que no tuvo la precaución de aclarar que esa es la casa de la Banda de música.

Dijo desconocer “quién y por qué motivo” se tuvo la idea del centro cultural, a la vez que consideró “cierta falta de respeto lo que está ocurriendo porque –indicó- hay que tener en cuenta que esta banda es patrimonio histórico en la medida que tiene 200 años de antigüedad ininterrumpida. Esa propiedad alberga esta suerte de monumento histórico que es la banda. Entonces –insistió- no sé a quién se le ocurrió denominar Centro Cultural Sáenz Peña”.

Nasta aclaró que “no tenemos inconveniente, obviamente, con que la banda haga sus actividades culturales, que vayan los chicos de las escuelas, que se presenten para determinados públicos, pero de ninguna manera se puede hablar de la sala de los ensayos. Ese lugar además, es donde los músicos tienen sus instrumentos, donde ellos están, donde trabajan. Incluso, ahí tienen también la parte administrativa”, manifestó.

Recordó en otro orden, que “le donamos a la Policía, hace dos años, los materiales necesarios para la reforma de la parte sanitaria, la iluminación, los revestimientos, las aberturas. Por supuesto –aseguró- que hay facturas y comprobantes de todo lo que se le entregó a Arquitectura de la Policía”.

A raíz de la publicación periodística, Nasta se puso ayer en contacto con el jefe de la Zonal Paraná de Arquitectura, Néstor Schierano. “Por supuesto que ese señor no tiene porqué conocer nada de todo esto, pero cuando hablé con él, me confirmó que en el expediente está todo lo que yo decía. Esto (la donación) está hecha con todos los recaudos legales, el acta de donación, la ley por la que se acepta la donación”, reiteró.
Respecto de la conversación con el funcionario, “atendió cordialmente –dijo-, pero está a cargo de la parte técnica. El proyecto de reforma está hecho hace años y nos pone muy contentos que se restaure porque el edificio es muy antiguo. Entendemos esa parte, pero el destino no es el que quieren darle. Hay que respetar la decisión de una institución centenaria”.
Procurando encontrar alguna explicación a lo que acontece, Nasta repasó que “en un momento dado, posiblemente por desconocimiento, la esposa del gobernador fue a ver el edificio y a partir de entonces, con el señor (Roberto) Romani, quizá no han conocido las condiciones de la donación, plantearon el tema del centro cultural”.

Nasta remarcó que “toda la documentación forma parte de una carpeta y pedimos audiencia para que no se cayera en el error. No hemos tenido la audiencia, pero acá hay una cuestión fundamentalmente de respeto porque quisiera saber cuántas instituciones le donan al Estado un edifico como este. Por lo tanto –continuó- reclamamos respeto y no caer en el error de Centro Cultual Sáenz Peña. Esta es la Casa de la Banda de Música de la Policía, no es la sede de ensayo de estos 47 músicos. Este es su lugar de trabajo”, desde hace incluso 20 años.