Finaliza el año sin respuestas para la Orquesta Sinfónica

0
167
Los músicos que integran la Orquesta Sinfónica en asamblea analizaron una serie de demandas laborales. Foto: Gustavo Cabral.

Cambios en la normativa de concurso para ingresar así como en la reglamentación interna y ley de grado son las demandas que desde hace años presenta la formación orquestal. Si bien entendieron que había acuerdo con el gobierno, 2019 parece que finalizará sin respuestas para planteos que ya tienen tres años.

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

Este sábado, en Paraná, y el domingo, en Concepción del Uruguay, la Orquesta Sinfónica ofrecerá dos conciertos en homenaje al maestro Pedro Ignacio Calderón, al cumplirse 70 años de su debut como director orquestal en la capital entrerriana. En cada concierto los músicos renovarán su compromiso y dejarán en evidencia su calidad y ese vínculo que supieron estrechar con el público. Sin embargo, ese cuerpo orquestal ha visto pasar el año, otro año, sin que una serie de cambios que incide en su funcionamiento y que requiere de una ley y dos decretos, tuviera respuesta aunque todo parecía estar acordado con las autoridades de gobierno.

Carina Domínguez, miembro de la comisión directiva de UPCN, junto con Marcelo Barolín y Omar Lacuadra, delegados gremiales, dieron detalles de la situación a EL DIARIO, tras una asamblea que tuvo lugar el miércoles, luego de la cual, los músicos retomaron el ensayo.
Domínguez hizo una reseña de lo que había analizado la asamblea. Son tres puntos: uno tiene que ver con dos iniciativas que surgieron de los trabajadores que están en tratamiento en la Secretaría de Cultura. Una es la modificación del reglamento de concurso porque a la orquesta se ingresa por la vía concursal y aún no se ha plasmado el decreto correspondiente con los cambios que propician, lo que origina que no se puedan realizar los concursos y haya cargos vacantes que no se pueden ocupar. Otro punto analizado por los músicos fue el reglamento de funcionamiento de la orquesta vinculado a un trabajo que se hizo en el ámbito de la paritaria, en la comisión sectorial, en la Secretaria de Trabajo. Particularmente, se trabajó para poder tener un marco de funcionamiento del cuerpo que es muy particular dentro del área de la Administración pública. No hubo acuerdo en la totalidad de los puntos y se está a la espera de una resolución de parte de las autoridades.

En tercer asunto, considerado central, es la ley de grado donde se hace referencia a la creación de un escalafón propio para la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos.

El músico Marcelo Barolín aseguró que “nada es nuevo” con relación a esos asuntos; se vienen tratando desde hace tres años. “Se había consensuado con el gobierno cómo iba a ser el tratamiento. Acordamos que iba a ser mediante una ley -aunque ellos habían propuesto un decreto-, incluso impulsado por el gobierno directamente aunque finalmente salió por UPCN. Ya había acuerdo para que esto llegara a buen puerto y no ha sido así, por lo que se ha generado un malestar. Es algo sobre lo que se venía trabajando desde hace más de tres años”, insistió.

“El reglamento de concurso fue planteado por la orquesta tiempo atrás y actualmente, lo que está pendiente es una modificación. En cuanto al reglamento interno también se trabajó y la ley de grado es algo que se planteó hace tres años. Ya debería haber sido tratado y aceptado porque todas las partes intervinientes estaban de acuerdo. Sin embargo no fue así y ese es el malestar que expresa la orquesta”, trasmitió Barolín.

Aunque resulte paradójico, ese malestar coexiste con un conjunto de logros a nivel artístico. Es que la orquesta ha logrado el Konex a la Mejor Orquesta a nivel nacional, el reconocimiento del Senado de la Nación con el premio Domingo Faustino Sarmiento, y ha ganado un Gardel. Se suma una perspectiva de mayor exigencia futura con la aprobación de una ley que hace que la formación visite todos los departamentos de la provincia. Pasaron también los 70 años de la orquesta sin el reconocimiento del escalafón propio como lo solicitaban los músicos. Así ha ido quedando un sinsabor por la falta de respuestas del gobierno.

Los músicos tienen la idea que “estaba todo acordado” por lo tanto no encuentran una respuesta a la falta de concreción de cada medida. Con el reglamento de concursos, que es lo que definen como lo más simple, la última novedad que tienen es que está a la firma. “Pero así, en ese estatus, está hace un tiempo”, señalaran un tanto descreídos.

Al no cubrirse los cargos en forma estable hay muchos reemplazos, músicos que están en la orquesta en forma precaria. Eso a su vez guarda relación con el reglamento de concursos que al no estar consagradas las modificaciones que impulsaron, “las personas no pueden ser seleccionadas de la manera adecuada para ir a esos reemplazos. Tal como están las cosas, ni siquiera permanecen en la formación muchos de los que acceden por concurso, por lo que queda vacante el cargo y entonces la puesta en valor que se pretende hacer no es completa y no permite proyecta a la orquesta en un futuro de estabilidad”, relataron.

REIVINDICACIÓN. La ley de grado que es la reivindicación que los trabajadores están pidiendo para una nueva etapa, viene a subsanar un problema que hasta ahora no ha tenido respuesta en la orquesta. “Los trabajadores tienen poca posibilidad de progreso en su carrera y lo que hace esa ley de grado es posibilitar que en el transcurso del tiempo, con perfeccionamiento y jerarquizando la orquesta, los trabajadores puedan acceder a distintas instancias de mejora laboral. De lo contrario, es empezar en una categoría y pensar que se van a jubilar en la misma, por falta de posibilidades de progreso en la carrera”, explicó Domínguez.
La puesta en vigencia de esa legislación conllevaría una reivindicación salarial. De todas maneras, tal como señalaron, lo que procura el personal integrante de la orquesta es discutir el tema en base al proyecto presentado por el diputado José Allende. “Se trata de discutirlo, llevarlo a los ámbitos que sea necesario; hay disposición de conversar cada punto con el gobierno, con el Ministerio de Economía. La orquesta, los músicos puede explicar cada uno de los artículos y además, hay una cláusula en el proyecto legislativo que alude a la gradualidad en la aplicación de la nueva norma”, subrayaron. En consecuencia, entienden que “no hay excusas para no tratarlo y darle a la orquesta lo que merece”.

Si bien hay recambio de gobierno entienden que hay una continuidad en la gestión por lo que creen que no existe posibilidad que sea considerado un tema nuevo. Han pensado que si no se avanza pronto con las resoluciones de los puntos planteados, a comienzos del año podría verse resentido el trabajo habitual de la Sinfónica, a pesar de que, como dijeron, el mejor momento de la orquesta es cuando se presenta frente al público.

Visibilizar

La asamblea que se realizó hace dos días, “sirvió para visibilizar la lucha de todos estos años. Siempre tenemos el ánimo para dialogar, pero todo tiene su tiempo, los momentos para hablar también. Pasaron los 70 años de la orquesta, siempre estuvimos aportando al diálogo constructivo, pero se ve que a veces hay que visibilizar las necesidades de otro modo. Sentimos que peligra el inicio del año que viene con los conciertos porque vamos a estar abocados a todas estas cuestiones pendientes. Se complica el buen inicio del año próximo”, concluyeron.