Los contratados mantienen la protesta, pero se restableció el tránsito

79
Municipales levantan corte de calles Foto Gustavo Cabral.

No habrá medidas de fuerza por ahora, pero tampoco hay satisfacción entre los empleados y obreros municipales en cuanto a la situación salarial. ATE aceptó el ofrecimiento del 4% no remunerativo porque se consideró que no había alternativas en el corto plazo. La situación de los contratados no ha tenido modificaciones.

Redacción El Diario | [email protected]

 

En una asamblea realizada este martes 26 en horas de la mañana, la Asociación Trabajadores del Estado declaró insuficiente la propuesta de mejora salarial formulada por el Ejecutivo municipal. No obstante, decidió aceptarla teniendo en cuenta que no hay alternativas y los tiempos se acortan ante el inminente cambio de autoridades.

Los municipales representados por ATE resolvieron aceptar el 8% ofrecido por el Ejecutivo Municipal en dos pagos. “No es lo que estamos planteando, se incumple con el acta acuerdo, pero somos conscientes de que en 20 días el presidente municipal no va a estar más y si nosotros lo rechazamos no lo vamos a percibir”, explicó el secretario general Oscar Muntes.

Roberto Alarcón, por su parte, de la Junta Municipal y prosecretario gremial provincial de la organización explicó a EL DIARIO, que este martes elevaron nota a la Secretaría de Trabajo fijando la posición resuelta y quedaron a la espera de ser convocados para firmar el acta correspondiente. Siguiendo los términos de la propuesta que había formulado el Ejecutivo, con los haberes de noviembre deberán percibir un incremento del 4% retroactivo correspondiente a octubre, y otro porcentaje igual por el mes de noviembre. En tanto queda también firme otro 4% para cuando se hagan efectivos los salarios de diciembre. En todos los casos se trata de montos no remunerativos. “No hay más margen de negociación”, sinceró el dirigente a EL DIARIO.

La organización, el cuerpo de delegados reunido en la víspera, consideró que el Ejecutivo se va en 20 días, y no se ha podido arribar a un acuerdo en el marco de una conciliación obligatoria.

Muntes explicó que “lo tomamos (al aumento ofrecido) por la extrema urgencia de tener un poco más de dinero en nuestro bolsillo por la terrible inflación y devaluación que estamos sufriendo, porque decimos que genuinamente es nuestro. Con el dolor y con la bronca que significa esto, que es llevar a los trabajadores al límite de la realidad”, sostuvo el dirigente. A la vez, adelantó que pedirán una audiencia con el intendente electo, Adán Bahl, ni bien asuma para “hablar de todos los temas” a los que consideró “gravísimos”.

En tanto, para el martes próximo a las 18, quedó programada una reunión en la sede gremial de calle Colón, donde esperan poder hacer un relevamiento de la situación de los contratados, a quienes están convocando. “No tenemos claro cuál es la situación de los contratos caídos”, señaló Alarcón y “con el relevamiento que hagamos queremos tener un informe para el momento en el que asuman las nuevas autoridades”.

ORDEN JUDICIAL. En cuanto a los contratados, si bien no hubo modificaciones con relación a su situación laboral, a partir de la actuación del Ministerio Público Fiscal y de la Policía Departamental de Paraná, los manifestantes que obstruían la circulación de vehículos en calle Urquiza de Paraná, levantaron el corte de calles.

Pasado el mediodía, además quedó detenido quien fuera identificado como uno de los líderes del grupo de manifestantes, por infracción del artículo 194 del Código Penal que establece que «el que, sin crear una situación de peligro común, impidiere, estorbare o entorpeciere el normal funcionamiento de los transportes por tierra, agua o aire o los servicios públicos de comunicaciones, de provisión de agua, de electricidad o de sustancias energéticas, será reprimido con prisión de tres meses a dos años».

A partir de ese hecho, se llegó a un acuerdo con el resto de los manifestantes quienes decidieron proseguir su protesta pacíficamente sin impedir la circulación vehicular.

El grupo de personas que estaban reclamando se mantuvo en la intersección de Urquiza y Corrientes sobre la vereda del edificio municipal y la de la Escuela Normal.

El Ejecutivo de Paraná había denunciado el viernes a los manifestantes que llevaban a cabo una protesta con interrupción del tránsito en la referida esquina, debido a la caída de los contratos que los vinculaban a la Municipalidad

Los ex contratados confirmaron que desde la Justicia se les ordenó dejar liberadas las calles: “Acatamos la resolución y por ello es que nos pusimos al costado de la Municipalidad para seguir reclamando por la injusticia que han sufrido numerosos compañeros», dijeron.

Intenso debate en el Suoyem

Por su parte, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales rechazó la propuesta salarial del ejecutivo por considerarla insuficiente. Se convocó a nueva asamblea extraordinaria para el lunes 2 de diciembre donde se decidirán las medidas a tomar.

Sigue el corte de calle que comenzó el viernes frente al Municipio