Castrillón podría ir por la reelección

0
43
Castrillón cambió de idea y podría intentar ser otra vez presidente del STJ.

El presidente del Superior Tribunal de Justicia analizó la situación del Poder Judicial a pocos días de la elección del nuevo presidente en el máximo tribunal entrerriano.

 

Emilio Castrillón, quien preside el STJ, explicó la posibilidad de buscar su reelección en el cargo: “Lo que vengo planteando es que quiero que tenga continuidad la política que se ha implementado dentro del Poder Judicial y quiero acompañar a quien garantice en su propuesta la política buena que hemos implementado con un costo importante. Porque sabemos que se han producido modificaciones importantes que hay que sostenerla en el tiempo de modo que ese desorden que se transformó en un orden no vuelva a ser un desorden”.

“Estoy para acompañar, tampoco descarto que si alguno no quiere encabezar y coincidimos en las políticas implementadas no me descarto, prefiero asegurar lo que se hizo y lo que resta por hacer que tirar todo por la borda pero no significa eso que estoy en un campaña acérrima de todo o nada o de imponer algun tipo de candidatura a la presidencia del Superior Tribunal”, apuntó.

En ese marco, detalló que los vocales con los cuales está más cerca son “(Juan Ramón) Smaldone, (Bernardo) Salduna, (Martín) Carbonell, Susana Medina y puede llegar a sumar a través de Salduna, la doctora (Claudia) Mizawak” y mencionó que “con todo ellos estaría la mayoría para que de esos surja la propuesta”, explicó en declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza),

En cuanto a las diferencias con los demás vocales, Castrillón reconoció: “Teníamos un grupo hace mucho tiempo y en realidad las diferencias son de decisiones, de perspectivas, de proactividad”.

“El cambio es de una versión aggiornada del Poder Judicial, totalmente aislado del pueblo, con mucha templanza en el manejo, con mucha prudencia, a un Poder Judicial que busca la modernidad, estar junto al pueblo, ser proactivo, regular, trabajar con otros poderes del Estado, sentirse parte del Estado, con todos los bloques y ahí radica la principal diferencia. No nos ubicamos como un poder donde los otros están enfrente sino donde nos une una calle”, definió.

Admitió que “respecto de la Sala Penal es un sector donde he venido reclamando muchas cosas, y en su momento dije que era una asignatura pendiente y uno de los temas que me había hecho pensar de no continuar, porque si no existe proactividad es imposible una discusión tripartita en un sistema procesal penal donde los actores principales son la Sala Penal, la Procuración General y la Defensoría General”.