La dupla Mayer-González cayó ante Krawietz-Mies por 6-7, 7-6 y 7-6 y los teutones se quedaron con la serie 3-0, antes habían caído Pella y Schwartzman. Ahora la Albiceleste depende de que Chile le gane este jueves a los alemanas para avanzar a cuartos de final.

El equipo argentino de tenis perdió la serie contra Alemania por 3-0, en la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa Davis, y quedó prácticamente eliminado de los cuartos de final. Este jueves se medirán Alemania y Chile para ver cómo quedan las posiciones de cara a los cuartos de final, aunque solamente una victoria de los chilenos por 3-0 le daría chances a los argentinos.

Ayer, en el encuentro de dobles que cerró la serie del día, el correntino Leonardo Mayer y el tandilense Máximo González cayeron finalmente por 6-7 (4), 7-6 (2) y 7-6 (20-18 en el tercer set) frente a los alemanes Kevin Krawietz y Andreas Mies.

La dupla argentina tuvo seis match points (dos con el saque propio), pero no logró concretarlos y los europeos, una pareja que fue campeona de Roland Garros y que está integrada por el top ten Krawietz (nueve en el escalafón de parejas) y Mies (11), sellaron su debut en la Copa con un resultado ideal.

Los singles

El cruce entre Argentina y Alemania ya estaba definido ante del dobles, fue con los encuentros de individuales. En el primer single, el bahiense Guido Pella cayó ante Kohlschreiber por 1-6, 6-3 y 6-4. El zurdo, ubicado en el puesto 25 del ranking mundial de la ATP, arrancó con un juego impecable para llevarse el primer set.

Sin embargo, el experimentado alemán (79) reaccionó y dio vuelta el resultado con un juego sólido, con pelotas al fondo de la cancha y con mucha precisión. A pesar de los esfuerzos que hizo, Pella nunca pudo frenar el ímpetu de su rival.

En tanto que en el segundo turno, Diego Schwartzman perdió frente al alemán Jan-Lennard Struff por 6-3 y 7-6 (10/8).

El Peque, mejor singlista argentino del momento, ubicado en el puesto 14 del ranking mundial, no pudo con Struff (35) y sus potentes saques y no logró igualar el cruce con los alemanes.

Schwartzman, de 27 años y campeón este año en Los Cabos, México, partía como favorito contra el mejor de los alemanes, aunque sufrió mucho con el servicio del grandote Struff. A pesar de que en el segundo set salvó cuatro match points y forzó el tie break, el porteño siempre estuvo abajo y no consiguió revertir la situación.

Es de recordar que la Copa Davis, en su nuevo esquema, tiene a 18 países que compiten en las finales (12 provenientes de las series de clasificación, los cuatro semifinalistas del año anterior y dos invitados), divididos en grupos de tres.

Los primeros de cada grupo y los dos mejores segundos se clasificarán a los cuartos de final. El torneo se jugará íntegramente en Madrid, hasta el domingo.