36.7 C
Paraná
martes, diciembre 10, 2019
  • Paraná
Más

    Quedó demolido el carribar Al Paso

    Momentos de mucha tensión se vivieron este martes a la mañana, tal como mostró El Diario al momento de cumplirse la orden judicial. Además de los funcionarios y personal municipal, debieron hacerse presentes efectivos policiales y también una dotación de bomberos. Finalmente, se vació el establecimiento y una topadora procedió a demolerlo.

     

    Redacción El Diario| coordinacion@eldiario.com.ar

     

    El Municipio consiguió finalmente desalojar ayer por la mañana el carribar Al Paso, que estaba ubicado en un lugar público de la costanera baja de Paraná.

    Hubo un importante operativo policial, que arrancó a las 7, y se vivieron momentos de gran tensión, ya que los ocupantes intentaron resistir la orden judicial, quemando cubiertas y amenazando con hacer explotar una gran cantidad de garrafas.

    El propietario, Hugo Núñez, intentó en todo momento impedir el desalojo del lugar junto a sus familiares y un grupo de empleados, atrincherándose en el local y quemando cubiertas; pero finalmente se logró reducirlos y comenzar con el operativo. Núñez habría sufrido una descompensación, por lo que fue trasladado a un centro asistencial.

    Además del local comercial ubicado en el frente, en la parte posterior había tres habitaciones donde al momento del desalojo se encontraban dos hombres, cuatro mujeres y dos niños.

    En declaraciones a El Diario, el comisario Marcos Antoniow explicó: “Agotamos las medidas de diálogo con el propietario para poder llevar adelante la orden oficial, por lo que aprovechamos un momento de descuido para poder ingresare al salón y reducir a quienes estaban en su interior”.

    ANTECEDENTES. Cabe recordar que hace dos años a través de un desalojo administrativo se habían retirado todos los carribares que se encontraban en la zona de la Costanera baja y el único que se resistió al desalojo fue el propietario de este local por lo que interpuso un recurso de amparo que fue ganado por la Municipalidad en primera y segunda instancia.

    El secretario Legal y Técnico de la Municipalidad, Walter Rolandelli, se mostró muy satisfecho con el accionar de la justicia porque este litigio llevaba dos años y hoy finalmente se logró desalojar el espacio público.

    Tras el desalojo y la demolición, la idea del municipio es recuperar el espacio público usurpado. Foto Sergio Ruiz.

    Los oficiales de justicia y el escribano municipal constataron las cosas que había en el lugar, las cuales se trasladarán a un depósito municipal, y luego se procedió a demoler las instalaciones.

    Mientras se llevaba a cabo la desocupación se acercó un vecino a retirar un kayac que tenía guardado en el lugar, además de los proveedores que retiraron las heladeras, entre otras cosas.

    El fiscal municipal, Francisco Avero, aseguró que “la idea es poder rescatar la mayor cantidad de material posible y el mobiliario para ponerlo a disposición del propietario; pero la estructura en si se va a demoler; porque este problema se ha dilatado mucho en el tiempo y teníamos muchos reclamos de los vecinos por este tema”.

    Personal municipal colaboró con la mudanza de todo lo que había en el local. Fotos Sergio Ruiz.

    Por otra parte, afirmó que “el espacio público lo tenemos que liberar porque lo tenemos que disfrutar todos los paranaenses, no puede ser que cualquier ciudadano se le ocurra poner un comercio en un espacio público, se instale y no pase nada”.

    Idas y vueltas

    El Juzgado Civil y Comercial N° 7 de Paraná, informó que en el marco del juicio de desalojo del carribar Al Paso (“Municipalidad de Paraná C/ Núñez Hugo Alberto y otra S/ Desalojo” Nº 19831), llamó a audiencia con fines conciliatorios en cuatro oportunidades y que los demandados sólo concurrieron a dos de ellas, desistiendo finalmente de arribar a un acuerdo.

    La audiencia preliminar finalizó el 19 de diciembre de 2018 y la sentencia de primera instancia fue dictada el día 19 de marzo pasado, determinando que la parte demandada no tenía derecho a ocupar el espacio público del Parque Urquiza y dándole un plazo de diez días para desocuparlo.

    Notificados de la resolución, los demandados plantearon distintos recursos e incidentes, por lo que el expediente fue elevado a la Cámara de Apelaciones el 17 de mayo pasado. Agotada la instancia recursiva, la Sala Segunda de la Cámara Segunda devolvió el expediente al juzgado de primera instancia el 8 de octubre último.

    La Municipalidad pidió la ejecución del desalojo el día 23 de octubre pasado, pero recién se pudo efectivizar ayer, debido a que el reciente paro sindical le impidió contar con personal y maquinarias necesarios para concretar la medida.

     

    Desalojaron un carribar en la Costanera

     

     

    Lo más leído