El representativo Albiceleste venció a los trasandinos de manera contundente y arrancó con el pie derecho su camino en la nueva competición. Pella y Schwartzman ganaron sus respectivos partidos de singles y abrocharon el emparejamiento, después el dobles cerró una llave perfecta. Hoy, desde las 7, el rival será Alemania.

El equipo argentino de tenis ganó el punto de dobles y concretó así una victoria por 3-0 sobre Chile por la primera fecha de la fase de grupos de la Copa Davis, que se disputa en Caja Mágica de Madrid.

El correntino Leonardo Mayer y el tandilense Máximo González se impusieron en el dobles por 6-3 y 7-5 sobre los chilenos Nicolás Jarry y Hans Podlipnik Castillo para darle el último punto a la Argentina, que ya había liquidado la serie con los dos triunfos en individuales.

De esta forma, el equipo que capitanea Gastón Gaudio cerró una primera jornada perfecta, con tres victorias ante Chile (su capitán es Nicolás Massú) y sin ceder un set.

En el primer encuentro del día, el bahiense Guido Pella -ubicado en el puesto 25 del ranking mundial de la ATP- superó a Jarry (77) por 6-4 y 6-3 en una hora y cuarto de juego.

El segundo punto lo consiguió el mejor singlista argentino del momento, Diego Schwartzman (14), frente al chileno Cristian Garìn (33) por 6-2 y 6-2, también en 75 minutos.

El bahiense Pella, campeón este año en San Pablo, ratificó su excelente temporada y le dio a la Argentina un punto importante, ante un rival peligroso como Jarry, que llegó a la serie sin confianza tras haber perdido sus últimos siete partidos del circuito en la ronda inicial.

“Estuve prendido todo el partido, nunca me aparté de mi plan. Me ayudó mucho el Gato Gaudio desde el banco y la gente también, ya que no paró de alentarme en todo el partido”, comentó feliz el zurdo Pella, campeón de la Davis en 2016, cuando la Argentina le ganó a Croacia (3-2) en Zagreb.

Por su parte, el Peque Schwartzman, ubicado en el puesto 14 del ranking mundial, definió la serie al mejor de tres puntos, con un partido brillante, donde arrasó a Garín. Con una actuación sin fisuras, Schwartzman se adelantó 4-0 en el set inicial con dos quiebres, y luego 5-0 con un ace que dejó perplejo al chileno.

Entre Garín que no acertaba ningún golpe y un Peque sólido y concentrado, el set inicial se lo llevó el argentino por 6-2. En el segundo parcial, Schwartzman mantuvo su nivel y el chileno fue una sombra, así el marcador se repitió y otra vez se adelantó 5-0.

El porteño, de 27 años y campeón este año en Los Cabos, México, vaciló en el momento de cerrar el partido y el marcador quedó 5-2 en su favor, pero reaccionó a tiempo y con otro quiebre lo cerró por 6-2.

“Saqué bien, mi derecha funcionó a la perfección y casi que no cometí errores, creo que jugué un partido perfecto, el mejor en Copa Davis”, comentó Schwartzman ni bien finalizó su desigual cruce con Garín.