Luis “Cosita” Romero, premiado

107
Programa cuidadores de la casa común.

El tallerista del programa Cuidadores de la Casa Común, Luis Alberto “Cosita” Romero, recibió la distinción Poliedro de la Paz de la Comisión Episcopal Argentina. Durante estos años la tarea de los Cuidadores en Entre Ríos creció y es reconocida dentro y fuera de la provincia.

Cuidadores de la Casa Común es un programa que nace en Argentina a finales de 2015 en respuesta a la Carta Encíclica Laudato sí del Papa Francisco, y es coordinado a nivel nacional por el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones.

En Entre Ríos, desde 2016, Cuidadores de la Casa Común se convirtió en un política de Estado que se puso en marcha desde el Ministerio de Desarrollo Social, conducido por Laura Stratta y hoy es la única provincia argentina en la que su implementación se institucionalizó como parte de las acciones programáticas que se llevan adelante en el marco de las estrategias de fortalecimiento de la Economía Social.

Su objetivo es promover el proceso de inserción socio-laboral de jóvenes en situación de vulnerabilidad, brindando capacitación, acompañamiento y contención para la realización de proyectos laborales sustentables, promoviendo el desarrollo personal, la construcción de lazos comunitarios y el cuidado del planeta. El programa se implementa en diversas localidades de Entre Ríos, tales como Villaguay, Victoria, Cerrito, Santa Elena, Gualeguaychú, Concordia y Paraná.

 

TRAYECTORIA

La Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Comisión Episcopal Argentina, destacó la trayectoria del cuidador de la Casa Común, Luis Alberto “Cosita” Romero, con el premio Poliedro de la Paz en reconocimiento al trabajo que realiza.

Romero forma parte del programa en Paraná, en el marco de un proyecto que tiene como objetivo revalorizar el borde costero a través del fomento del ecoturismo. “El Ministerio de Desarrollo Social me invitó a participar hace unos años, al comienzo del programa Cuidadores de la Casa Común con el fin de concientizar y sensibilizar a los jóvenes que participan de Cuidadores de los temas ambientales, así que pasamos directamente a trabajar sobre el territorio”, contó Romero y detalló: “En los humedales del río Paraná estamos llevando a cabo un emprendimiento de turismo comunitario donde podemos descubrir la naturaleza, es una belleza imponente y frágil, que deja sorprendido a la gente que nos visita, porque se expresa con sus lagunas, su vegetación, su flora y su fauna. Nosotros queremos transformar una realidad, estamos soñando un proyecto de turismo comunitario que mejore la calidad de vida de nuestros vecinos de Paraná”, afirmó.