Transparencia: incomodidad digna de ser disfrutada

0
245
La activista trans Macarena Cornejo protagoniza el unipersonal Transparencia, que se estrenó en la Casa de la Cultura de Entre Ríos.

La Maraña Colectiva Artística presentó Transparencia, un unipersonal cómico y dramático a la vez, protagonizado por la activista trans Macarena Cornejo. Con la impronta de generar disfrute a través de la incomodidad, la historia de Anastasia una chica trans, refleja los momentos de reflexión cotidiana que transcurren en la intimidad de todos los sujetos.

 

Guillermina Ferraris | coordinacion@eldiario.com.ar

Utilizando el arte como herramienta de transformación social, un colectivo feminista y disidente irrumpe en la escena paranaense con el objetivo de hacer arte independiente, tratando de encontrar nuevas lógicas de construcción colectiva. La Maraña Colectiva Artística es un grupo de personas que de manera autogestiva llevan adelante la difícil tarea de proponer ideas distintas y buscar nuevos lenguajes creativos. La apuesta es grande: buscan accesibilizar todas las formas de cultura y transitar los espacios públicos llevando una variedad importante de expresiones artísticas.

Hacer un cruce conceptual entre activismo y arte nos invita a cuestionar las estructuras que vienen siendo reproducidas a lo largo de la historia. En el teatro como en todos lados, el machismo ha sido y sigue siendo la lógica transversal por la que surgió la desigualdad de participación tanto en la producción como en la actuación. Teniendo todo esto en cuenta, cabe preguntarnos ¿qué cuerpos fueron los que históricamente ocuparon la escena teatral? ¿qué lugar ocupan los cuerpos disidentes?

Actualmente desde La Maraña están presentando dos obras de teatro, por un lado Hermanas de sangre, que aborda la temática del aborto, y por otro Transparencia, un unipersonal que refleja un día habitual de una chica trans. Con motivo del estreno, el unipersonal fue presentado en la Casa de la Cultura, a sala completa.

EMPATÍA

El teatro como acto transformador permite la apertura de un horizonte amplio y libre, del que emergen diferentes prácticas, donde es posible apartar las diferencias de género, cultura y nivel socioeconómico. Resulta una forma alternativa de visibilidad, de recuperación de memoria y de desarrollo de formas creativas de resolución de conflictos. Concretamente, vinculándolo con la temática de la obra que estamos analizando, la actuación permite evidenciar, poner en palabras y gestos, de las maneras más cómicas e inesperadas, pensamientos y procesos sumamente dolorosos y confusos que puede llegar a vivir una persona trans. En un contexto en el que practicar la empatía es un acto revolucionario, poder generarla a través del arte se vuelve una forma de resistencia.

LA OBRA

Una escena musicalizada por Tita Merello da inicio a la historia. Un pañuelo verde asoma por uno de los bolsillos de la bata de Anastasia. Ella entra bailando, meneando, confiada, tranquila. Dialoga con el público, interactúa, toca temas tabú, nos hace sonrojar. De a poco logra habilitar cierta confianza. Lee un poema y nos envuelve en sus palabras, con una intensidad que crece progresivamente. Luego de generar el clima de tensión y drama necesario para que no vuele ni una mosca entre el público, suelta una carcajada en tono burlón y pregunta ¿me salió bien no?

La historia oscila entre tensión y  amor y pasa del drama al humor, con una fluidez digna de una buena intérprete. Sabiendo hacer uso de la improvisación, Anastasia logra generar nuevos chistes, frescos, de momento, en una dinámica de diálogo permanente con el público. Finalmente, la audiencia se termina convenciendo y adorando las incomodidades que son dignas de ser disfrutadas.

MUESTRA

Simultáneamente al transcurso del unipersonal, en el lado derecho de histórico patio de la Casa de la Cultura, estaba expuesta la muestra fotográfica “Amor Entre Ríos: el amor vence”. Una iniciativa que nació a través de un concurso realizado por el Área de Diversidad Sexual, dependiente de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia, en conjunto con la Secretaría de Turismo provincial, en el lanzamiento del fin de semana Turístico-Inclusivo que se hizo hace dos meses en Colón. Para participar del concurso la consigna era registrar imágenes entrerrianas de paisajes, de lugares históricos, luchas, que visibilizan el contexto hostil y la resistencia del colectivo LGBT

Macarena Cornejo contó que “la idea de la obra surge en una tarde de mates entre amigas, en la que empezamos a contar experiencias personales, situaciones que habíamos transitado. De a poco la conversación se fue transformando en una linda narración, que finalmente terminó plasmada en un texto teatral. Comenzamos escribiendo a partir de nuestras historias de vida”.

Consultada sobre su primera experiencia como actriz, Macarena afirmó que ha sido maravillosa por la contención y el acompañamiento que recibió de sus compañeras de La Maraña durante el proceso de construcción y durante el estreno de la obra. “Es un disfrute que se genera desde la comodidad y la contención”. Sobre el rol de su directora, Lucía Firpo comentó que “ella entiende muy bien el hecho de que cuando una está interpretando su guión, también existe un grado de exposición. Le da un lugar importante a la gestión y seguridad arriba del escenario, y nos ayuda a entender que la exposición tiene una especie de crueldad y si no hay una predisposición a poder sortear ese obstáculo, podemos llegar a pasarla mal. Lo cierto es que trabajar con compañeras que están tan presentes y atentas a cualquier necesidad que una tenga, permite transitar el arte teatral de una manera muy placentera y cómoda”.

En el patio de la histórica casona, también se presentó una muestra fotográfica “Amor Entre Ríos: el amor vence”, una iniciativa del Área de Diversidad Sexual, dependiente de la Subsecretaría de Derechos Humanos.

Colectivo La Maraña

Cintia Ciarlo y Lucía Firpo, integrantes de La Maraña, explicaron que el grupo nació como necesidad colectiva de ponerle un nombre a muchas actividades artísticas (ciclos de arte, obras de teatro, recitales, instalaciones artísticas plásticas y visuales) que ya venían realizando entre un grupo de compañeras feministas. Reafirmaron que se aunaron mucho a partir del activismo feminista y la militancia social local.

“No queremos un grupo cerrado pero sí que comparta una visión colectiva del arte. Venimos de tiempos difíciles y la idea de La Maraña es seguir militando y activando cultura. Proponemos algo colectivo para seguir encontrándonos e interactuando con otres, desde una visión no hegemónica. Este año hicimos dos instalaciones artísticas, y un ciclo de arte que aunó todas las disciplinas. Estamos con radio-teatros y con muchas ideas más para girar en el verano”.

Ficha técnica

Transparencia – Unipersonal

Actúan: Macarena Cornejo.

Participan: Cintia Ciarlo y Lucía Gómez.

Dirección: Lucía Gómez Firpo.

Sinopsis: Un día como tantos otros en la vida de Anastasia. ¿Qué tanto pensamos en un día cualquiera? ¿Qué nos trae la intimidad y la soledad hogareña? Desde la risa y la ironía, Anastasia recorre pensamientos que se vuelven técnica para reinventar los espejos propios y ajenos. El sexo, el amor, la calle, les otres, el deseo, el recorrido para llegar a un día cualquiera, pero desde la óptica de la trans-parencia. Unipersonal cómico y molesto que no pide permiso.