31.3 C
Paraná
jueves, enero 23, 2020
  • Nacionales
  • Política
Más

    Cómo funcionará la tarjeta del plan Argentina contra el Hambre

    El diputado nacional Daniel Arroyo, asesor del presidente electo Alberto Fernández y ya confirmado para ocupar la cartera de Desarrollo Social, dio detalles del plan Argentina contra el Hambre que se implementará a partir del 10 de diciembre para que «todos puedan acceder a la canasta básica de alimentos».

    «Funcionará con una tarjeta de banco público, en la que figurará el nombre y DNI» de cada beneficiario y «permitirá comprar cualquier tipo de alimentos, excepto bebidas alcohólicas», explicó. Tampoco permitirá extraer dinero.
    El monto que permitirá gastar estará asociado a otros ingresos, para cubrir la brecha «que le falta para completar la canasta básica».
    La lista con los alimentos que cada contribuyente adquiera será revisada por especialistas que luego le aconsejarán y orientarán sobre cómo conseguir una mejor calidad nutricional. «Le vamos a apuntar a los lácteos, carne y verdura», subrayó. «Es un plan con controles de peso, talla y salud. El plan PAN lo que hacía era entregar alimentos, este agrega salud y educación», añadió en diálogo con radio Mitre.
    «Tenemos que lograr que todos accedan a la canasta básica, no puede haber hambre en la Argentina. El 14% de los chicos se saltean comidas, no es la hambruna de la Segunda Guerra o de algunos países África, pero tenemos problemas de alimentación. El plan es una cosa importante y hay que hacerlo ya, por eso será el primer anuncio de Alberto Fernández», concluyó.
    Arroyo estimó que la iniciativa alcanzará a unas 1.800.000 madres con chicos menores de 6 años, especialmente en la zona del Conurbano bonaerense, y le pidió a comercios y supermercados del sector privado que «nos ayuden con descuentos en los 13 productos de la canasta básica».
    El primer encuentro del Consejo Federal Argentina Contra el Hambre reunió a representantes de la Iglesia, la política, los gremios, las empresas, el espectáculo y los movimientos sociales.
    Estuvieron, entre otros la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el conductor televisivo Marcelo Tinelli.
    También asitieron la cocinera Narda Lepes, Vanesa Noble Herrera, José Luis Tedesco (Aapresid), Esteban «Gringo» Castro (CTEP), Isaack Rudnik (Icepsi), Jaime Perczyk (Universidad Nacional de Hurlingham), Daniel Funes de Rioja (Copal), José Martins (Bolsa de Cereales), Carlos Achetoni (Federación Agraria), Juan Vasco Martínez (supermercadistas), Pablo Narvaja (Pastoral Social) y el ministro de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin.
    En la mesa se sentaron, además, Victoria Tolosa Paz, Gustavo Vera, Agustín Salvia (Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA), Sonia Alesso (Ctera), Roberto Baradel (Suteba), Pablo Micheli (CTA), monseñor Carlos Tissera (Cáritas), Carlos Vila Moret (Sociedad Rural), Héctor Daer (CGT), Bernardo Affranchino (Aciera), Roberto Baradel (CTA), Antonio Aracre (Syngenta), entre otros referentes empresariales, sindicales, de organizaciones sociales, de universidades nacionales y de la sociedad civil.

    Arroyo, confirmado

    El presidente electo, Alberto Fernández, confirmó el primer ministro de su Gabinete al subrayar que «difícilmente» Daniel Arroyo no esté a cargo de Desarrollo Social. Destacó también el «compromiso» de Marcelo Tinelli.
    A falta de menos de un mes para asumir al frente de la Casa Rosada y en medio de versiones de todo tipo, el futuro mandatario oficializó al dirigente del Frente Renovador como uno de los principales miembros de su equipo de trabajo en una cuestión sensible.
    «Daniel es la persona que más conoce el tema (social) y difícilmente él no sea el responsable de esa área», reconoció el líder del Frente de Todos al ser consultado sobre si la figura de Arroyo era una fija para ocupar el Ministerio de Desarrollo Social.
    De todos modos, broma mediante, aclaró: «Todavía no se lo ofrecí, tal vez me dice que no». En diálogo con AM 750, Fernández subrayó la importancia de la reunión del Plan Argentina contra el Hambre mantenida el pasado viernes con dirigentes de distintos sectores, entre los que resaltó la presencia de Tinelli.
    «Lo conozco hace muchos años. Tengo un trato personal que siempre ha sido bueno y correcto. Le tengo afecto. Silenciosamente ha trabajado con su fundación y ése es el motivo por el que lo invité. Asumió el compromiso de difundir el problema en su programa, que es de los más vistos», precisó.
    Y añadió: «Está buenísimo que use su programa para contarle a los argentinos qué es lo que tenemos que hacer». El Presidente electo definió al encuentro como «un buen punto de arranque» en el que se puso «blanco sobre negro» y se tomó «noción del problema».
    «Así que ahora hay que trabajar», instó el futuro mandatario, quien agregó: «Si todos nos ponemos a pelear contra el hambre, vamos a ser una mejor sociedad. Si terminamos con los pobres, vamos a ser una gran sociedad. Y si lo hacemos entre todos, va a ser un éxito de nosotros como sociedad, no del Presidente».
    Por otra parte, confirmó que convocará a sesiones extraordinarias del Congreso: «Estamos trabajando, determinando qué temas metemos en extraordinarias». Asimismo, el dirigente peronista subrayó que junto a los integrantes de su equipo económico están analizando la iniciativa de estimación de ingresos y gastos del Estado para el año que viene. «Tenemos que resolver el tema del Presupuesto, revisarlo todo, porque el que hicieron es una falacia, habla de otro país», advirtió.

     

    Lo más leído