31.3 C
Paraná
jueves, enero 23, 2020
  • Sociedad
Más

    El derecho de aprender contra viento y marea

    Pensada como una estrategia para que los niños y adolescentes no se retrasen en exceso mientras tramitan una enfermedad, la Modalidad educativa domiciliaria y hospitalaria ha demostrado ser un camino eficaz para constituir estados anímicos que permitan afrontar con otro talante las dificultades de la salud. Durante 2019 el programa alcanzó a más de 3.000 alumnos.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO
    coordinacion@eldiario.com.ar

    Aprender es un derecho que la enfermedad no limita. Sobre los alcances de esta sentencia vale la pena reflexionar siempre, pero sobretodo hoy, que se celebra el Día de la Educación Domiciliaria y Hospitalaria. Con ese cometido es que EL DIARIO entrevistó a Alejandra Bustos, coordinadora de la Modalidad educativa domiciliaria y hospitalaria del Consejo de Educación.
    “Desde hace algunos años se está consolidando la nueva tendencia de incorporar los juegos digitales interactivos, videojuegos y otras aplicaciones al ámbito educativo y estos recursos constituyen una herramienta poderosa al servicio de la educación innovadora”, dijo la funcionaria, antes de explicar que “el acompañamiento debe reunir distintas variables, entre ellos recursos, metodologías y herramientas a considerar para la atención. Por ello, es que las nuevas tecnologías son los medios que facilitan diariamente la labor educativa, permitiendo garantizar las trayectorias escolares de los estudiantes dando continuidad a sus aprendizajes”. En ese contexto, recientemente se entregaron equipos de realidad virtual para uso didáctico, que “fueron distribuidos en los departamentos Paraná (Hospital San Roque), Concordia (Hospital Masvernat) y Gualeguaychú (Hospital Centenario), por ser los establecimientos de la provincia donde más demanda hubo en el 2018 y 2019”.
    A propósito, la entrevistada conceptualizó en torno a la importancia de utilizar las nuevas tecnologías de la información. “La sociedad digital resulta un nuevo escenario que emerge como desafío, pero también como oportunidad para repensar la cultura escolar, las prácticas de enseñanza, el rol docente y los procesos de aprendizaje”, aseveró.
    Ante la consulta de EL DIARIO, Bustos señaló: “los resultados oficiales, que acabamos de cerrar, indican que son 3.125 estudiantes que han recibido educación domiciliaria y hospitalaria durante este año, en toda la provincia. Tenemos la particularidad que en el hospital San Roque del Departamento Paraná es donde se da la mayor cantidad de atenciones, para diferentes diagnósticos, por lo tanto es una alegría que se puedan brindar las herramientas para que el estudiante no pierda su trayectoria escolar por padecer una situación de enfermedad”, indicó, para luego agregar que “ lo que vengo observando como coordinadora de la modalidad, es que se viene acrecentando la cantidad de alumnos, también por eso creemos que la atención que se está brindando es importante”.
    Ante otro interrogante, aportó que “las situaciones abarcadas son muy variadas, hay muchos post quirúrgicos, traumatismos, trasplantes, embarazos, y distintos casos de cáncer”.

    PRIMEROS PASOS
    Esta Modalidad tiene una historia breve. “Desde el 2012, con la Ley Nacional de Educación, se ha incorporado en esta área un nuevo paradigma, que apunta a brindarle al alumno, en una relación cara a cara, herramientas que faciliten el proceso de aprendizaje, en ese contexto particular”. En ese sentido, Bustos insistió en “la importancia del primer vínculo que se establece con el estudiante y la familia”. Se encara ese desafío “a partir del juego, sin olvidar que la situación por la que atraviesa el alumno muchas veces genera padecimiento y dolor, por lo que a veces no se encuentra en las condiciones ideales para aprender”. Este cuadro se potencia por la ansiedad e incertidumbre que genera la situación en la propia familia.

    BALANCE
    “¿Ya se puede realizar una primera evaluación de la Modalidad?”, preguntó EL DIARIO. “La recepción ha sido muy positiva; la idea es llevar esta proyectar esta propuesta a otros lugares de la provincia”, respondió Bustos. Más allá de las dificultades que plantean los contextos económicos actuales, la funcionaria confía en que progresivamente se irá expandiendo, dado “los criterios que animan a esta gestión de gobierno, que apunta a la inclusión, a la igualdad de oportunidades y al trabajo articulado con los distintos directores de niveles”.

    Contenido

    El material entregado en los hospitales tiene sus particularidades. “Los elementos que trae el kit ya tienen instaladas aplicaciones con contenidos de los núcleos prioritarios de aprendizaje. Es decir, contienen desarrollos que van desde el aparato circulatorio hasta temáticas de ciencias sociales, y matemáticas”, detalló Bustos, no sin dejar pasar que “lo importante es cómo entran en juego distintas variables como el espacio, el tiempo, el ánimo, y los materiales, a través de la que se enriquece el proceso de aprendizaje.
    Bustos resaltó que se trata de una labor en equipo que involucra también las opiniones de enfermeros y médicos. “Por ejemplo, con menores de 7 años no se puede utilizar el kit. De igual manera si se trata de un alumno que tiene algún problema de cervical, o por alguna razón psicológica. Estos recaudos son tomados en articulación y constante diálogo entre los docentes del hospital, los médicos, y los profesionales de la salud”.

     

    Lo más leído