27.8 C
Paraná
viernes, enero 17, 2020
  • Deportes
Más

    “Estoy indignado, pero no con los brazos caídos”

    “Dejé pasar algunas horas para poder hablar”, comenzó diciendo el entrenador de Patronato, Mario Sciacqua en su alocución con “La Fiesta del Fútbol”, programa que se emite de lunes a viernes por FM de La Plaza en horas del mediodía.

    “El domingo fue complejo. Después del partido, hasta ayer (por el lunes), se me cruzaron muchas cosas por la cabeza. La indignación por un montón de cuestiones. Sobre todo porque detrás de un partido hay un montón de personas que esperan que ha Patronato le vaya bien, hacen fuerzas y sufren”, destacó el DT, sobre lo que sintió tras el partido.

    “Tuve las sensaciones en el partido y después de este, las mismas eran de indignación. Es el fútbol nuestro de hoy, vos ves los otros encuentros y también hay cuestiones que son complejas, pero a nosotros nos toca de cerca porque son varios los partidos donde venimos siendo perjudicados”, argumento el orientador Santo, sobre lo que viene pasando con los arbitrajes.

    Cuando fue consultado si entre las cosas que analizó post partido, que lo llevaron a no hablar, estaba la chance de renunciar, dijo: “En ningún momento se me pasó dar un paso al costado, dejé pasar el tiempo y no hablar para no meter la pata. Hablé con mucha gente y en vez de bajarme los decibeles me metían más fichas por lo que había pasado. Los chicos del cuerpo técnico me recomendaron que no hablara porque volver para atrás después difícil”.

    LA IDEA. A la hora de analizar lo mostrado por su equipo en la cancha de Central Córdoba, comentó: “Lo que trabajamos y esperábamos que se diera en el partido ocurrió. No comparto para nada la reacción de Gabriel Díaz, seguramente lo hablaré con él. Central Córdoba tiene buen equipo y buenos jugadores. Logramos meter dos goles de jugada, creamos más situaciones y en el ida y vuelta el encuentro estuvo controlado. Después del segundo gol de ellos hubo un quiebre. Para mi no fue penal para nada, revisándolo, hablando con personas y con árbitros. Chimino (Christian) se tira al piso, toca la pelota y el jugador rival se tira. Ahí hay un quiebre, entramos en una locura”, a lo que agregó: “Soy autocrítico, el primero en hablar de las cosas que no salen y el equipo respondió como lo habíamos trabajado”.

    EL PENAL DE DÍAZ. “Fue muy imprudente, hoy en día no se puede cometer ese error”, aseguró el DT en referencia a la falta del zaguero, a lo que agregó: “A Gaby Díaz lo tiene que expulsar y darle diez fechas, pero no puede cobrar penal. La pelota no estaba en juego. Pita rápidamente sin consultar, pensé que iba a preguntar. Me hago cargo de la cuestión futbolística y no me sentí nunca superado. Tenemos cuestiones que siempre hay que mejorar, pero en este partido estábamos bien. Nos podemos recriminar algunas acciones, pero el equipo estuvo a la altura de una final”.

    Cuando volvió a hablar de porque no hizo declaraciones tras el partido, mencionó: “Estábamos muy calientes en el vestuario, no quise salir a revolear la media, no soy así, por eso preferí quedarme callado. En el partido había una sensación muy rara. Las veces que me tocó hablar con el cuarto árbitro también, nunca me había pasado algo así”.

    “Nadie nos regala nada y hacemos un gran esfuerzo. La dirigencia, el cuerpo técnico, los jugadores y los hinchas; y que sucedan estas cosas duelen. Con Atlético Tucumán perdimos y no dijimos nada de las cuestiones anti-futbolísticas. Ahora el equipo siempre buscó dar respuestas, pero se sintió que hubo cosas fuera del partido que condicionaban. El jugador piensa durante el juego y se hace muy difícil”, contó sobre lo que sintieron con el correr de los minutos en suelo santiagueño.

    CON APOYO. “Recibí muchos mensajes de aliento, todos para que sigamos para adelante. Eso nos da fuerzas. Somos concientes que damos todo, sabemos que siempre podemos dar más. Después hay cuestiones que suceden en el fútbol, pero en este partido hubo errores muy puntuales. Tenemos que apretar los dientes y masticar esta injusticia. No estamos perdidos, estamos a tiempo y ese tiene que ser el mensaje. Tenemos que levantar la cabeza luego de esta caída”, destacó el DT, mostrando un mensaje optimista pensando en lo que viene.

    En cuanto a cuando fue consultado si demoró con los cambios, dijo: “Me puedo recriminar algún cambio, pero el partido estaba controlado. Yo no sentí temor dentro del juego, si tenía miedo a las infracciones”.

    Pensando en las próximas designaciones arbitras y consultándole si le pidió a los dirigentes que intervengan en estas cuestiones, Sciacqua confirmó: “Los dirigentes sienten la misma indignación que nosotros. No me puedo meter en las decisiones, pero de acá en más veremos como podemos manejarlo. El año pasado también tuvimos problemas y también mantuvimos la categoría”.

    INDIGNADO. “Quería expresar mi indignación, pero hay que mirar para adelante. Ese es mi mensaje. Tenemos que seguir trabajando. Hago un balance después de cada partido y analizando muchas cosas, el menos no lo tengo. Trato de ser objetivo, consulto, pregunto y hay un más para seguir para adelante y trasmitirle eso a los jugadores”, marcó el DT, en referencia a lo que le hizo sentir el entorno en referencia a su trabajo y el del equipo.

    Cuando le tocó analizar las coberturas locales del equipo, resaltó: “Veo que el periodismo de Paraná es muy objetivo. Critican lo que se hace mal, analizan el partido y destacan cuando hay algo extra futbolístico”.

    LAS ÚLTIMAS FECHAS. Otra de las cuestiones que analizó el entrenador estuvo vinculada a la cosecha de puntos en los últimos partidos y del rendimiento del equipo. Sobre esto comentó: “En  puntos es muy malo, pero en rendimiento no es lo mismo. No voy a decir que es bueno, pero no es tan malo. El rendimiento y el funcionamiento del equipo es mejor que el del torneo pasado. De visitante siempre trató de jugar de igual a igual, sin temores y tantas precauciones. Los jugadores me hacen casos, responden a lo que les pido”.

    “No estoy planchado. Quiero empezar a entrenar a Silveira. Ayer me puse a planificar los trabajos de Hugo, porque va a ser titular. Estoy con todo la energía, porque eso me trasmitieron los jugadores en el partido, también la gente y los dirigentes después del partido. Le voy a meter garrote como loco. Estoy indignado, pero no con los brazos caídos, no los voy a bajar. Que la gente venga a alentar porque vamos a dejar el alma”, terminó expresando Sciacqua en referencia a como se siente de cara a lo que viene.

     

    Lo más leído