#FDD19: Paraná ya vive el evento del año

0
115
Invitan a que los comerciantes del centro se disfracen para acompañar al evento y atraer a los clientes. Foto Sergio Ruiz.

En la semana previa a la 21ª edición de la Fiesta de Disfraces (FDD), los comerciantes del centro de Paraná se disfrazan para atender a sus clientes, que colapsaron los locales desde el lunes. Desde los principales hoteles de la ciudad informaron a EL DIARIO que ya no quedan plazas disponibles para este fin de semana largo.

 

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

 

Como cada año, queda demostrado por qué la Fiesta de Disfraces es una de las fiestas más grandes que tiene Latinoamérica y este domingo volverá a convocar a miles de personas que desde varios días antes dan movimiento a la ciudad.

“Las dos últimas semanas son las más intensas de todas, pero ya previo al evento semanas antes hay gente que empieza a comprar para que no pase eso de que se amontonan todos en el negocio a último momento. Gracias a Dios hay mucha venta”, contó Estela, una de las vendedoras de una sedería del centro paranaense.

¿Cómo se preparan previamente? “Un mes antes, los dueños del comercio empiezan a preparar y a encargar telas por encima de lo que normalmente se vende. Este año además al atrasarse la fiesta un mes se juntó con las terminaciones de clases, academias de baile y recepciones, al cambiar la fecha se amontonó un poquito más de gente”, reveló la asistente de ventas.

Sobre qué es lo que más se vende, Estela reveló que “en su mayoría llevan telas, tratando siempre de comprar las más económicas ya sea tafeta, raso, friselina, tropical o tules. “Cuando son trajes más producidos hay gente que no tiene problema, compra cualquier tela y no le importa el gasto, y hay otras que buscan economizar”, destacó en diálogo con EL DIARIO, mientras atendía el local en el cual trabaja.

 

PARANÁ SE DISFRAZA

El grupo de comerciantes “Paseo del Centro” también incentivó a sus socios a acompañar este movimiento que genera la Fiesta. “Sorteamos una entrada en las redes sociales y esperamos que los comerciantes se disfracen para que todos podamos apoyar el evento y que los locales se puedan decorar”, contó Celeste a EL DIARIO.

Cabe estacar que son más de 240 los comercios del centro paranaense que adhieren a la mayoría de los eventos que se impulsan desde esta organización para potenciar las ventas.

Los comerciantes que integran el “Paseo del Centro” vienen trabajando hace varios días para dejar bien presentada la peatonal de cara al fin de semana. Ellos mismos financiaron días pasados para que se pueda retirar la basura de la Peatonal para esta ocasión, pero también ya se encuentran trabajando para recibir la Navidad y poder promover las ventas.

En ese sentido, Celeste indicó que “se espera una mayor cantidad de clientes el jueves, viernes y sábado que son los días clave antes de la fiesta”.

LA PROPUESTA

Desde el “Paseo del Centro” promueven que los comerciantes atiendan disfrazados a sus clientes durante los días previos a la fiesta e invitan a sumarse al evento más importante que tiene Paraná durante el año, recibiendo a miles de turistas.

“En el negocio hace varios años que nos disfrazamos durante toda la semana previa a la fiesta. La idea es que todos los negocios no sólo los del rubro de tela sino de todos los rubros, se disfracen”, dijo Estela, asistente de ventas en una sedería.

En estos días creció mucho la venta de telas para confeccionar disfraces, como raso y friselina. Foto Sergio Ruiz.

NIVEL DE LAS VENTAS

Marcelo Ruggieri, integrante de la Cámara de Comerciantes del Microcentro de Paraná, en diálogo con EL DIARIO destacó que “lo que estamos haciendo en principio es plegarnos con la decoración de vidrieras, hicimos un sorteo de una entrada y lo que estamos viendo es poder invitar a los bares que están sobre la peatonal para que se sumen el sábado”, explicó.

“Las ventas vienen bajas con respecto a otros años, si bien repuntó algo por el cambio de temporada en algunos rubros”, dijo, para agregar que “estamos muy lejos de lo que fueron las ventas de otros años, las ventas el año pasado fueron malas y estamos por debajo de ese nivel”.

Este tipo de fiestas multitudinarias sirven también y mucho para poder acercar a la gente de la ciudad a que visite el centro y vea las destinas propuestas que hay para ofrecer. Al respecto, Ruggieri analizó que “hoy en día en los barrios hay mucha competencia comercial, incluso negocios que están en el centro y ahora también van abriendo sucursales en los barrios, entonces la idea es tratar de atraer a las personas de los barrios a que hagan sus compras acá en el centro porque hay mucha más concentración de negocios y variadas opciones en pocas cuadras”.

Sin camas

Los hoteles de Paraná y la región ya no tienen camas disponibles para este fin de semana largo, teniendo en cuenta que, además de la Fiesta de Disfraces se suman otros eventos que tienen gran convocatoria.

En tanto, desde la organización de la Fiesta adelantaron también que quedan muy pocas plazas para el “Campamento Manija” que ya es un clásico en inmediaciones al predio en donde se realiza el evento.

La fiesta multitudinaria no solamente se da el domingo por la noche sino también que ya desde hace algunos años el campamento resultó una muy buena experiencia y se encamina a ser un clásico más dentro del fin de semana.

Además de brindar al público la increíble experiencia de “vivir” la fiesta desde cerca y hacerlo desde el sábado hasta el lunes, ofrece un servicio muy completo con hospedaje, comidas, bandas en vivo, entre otros atractivos.

Paraná se prepara para la Fiesta de Disfraces más grande de Latinoamérica