21.9 C
Paraná
domingo, diciembre 8, 2019
  • Deportes
Más

    Un golpe al sueño Sabalero

    Colón perdió este sábado ante el conjunto ecuatoriano y se quedó con las ganas de poder festejar su primer título internacional. Fue 3 a 1 en el estadio La Nueva Olla de Asunción, que fue copada por los hinchas santafesinos que sufrieron un duro cachetazo a su ilusión. Luis León, Jhon Sánchez y Cristián Dájome  marcaron los goles del ganador, mientras que Emanuel Olivera se encargó de descontar. Además, a la Pulga Rodríguez le atajaron un penal.

     

     

    Se terminó el sueño de la mitad de Santa Fe. La multitud que copó el estadio La Nueva Olla de Asunción no influyó en lo que sucedió en el campo de juego. Colón tenía la ilusión de consagrarse campeón de la Copa Sudamericana 2019 y, de esa manera, lograr su primera conquista a nivel internacional. Pero la ilusión quedó en la nada ya que el Sabalero cayó ante Independiente del Valle, que lo derrotó por 3 a 1 en la final a partido único.

    Los goles del conjunto ecuatoriano llegaron en el primer tiempo por intermedio de un cabezazo de Luis León, a los 25 minutos, y Jhon Sánchez, a los 40, tras una vertiginosa corrida por izquierda.

    El Negro tuvo una oportunidad inmejorable para descontar y ponerse en partido al inicio del complemento, pero Jorge Pinos, el arquero ecuatoriano, le atajó un penal a la Pulga Rodríguez cuando transcurrían nueve minutos. El tiempo pasaba y la ilusión se iba diluyendo poco a poco.

    Pero de repente, cuando nada pasaba, se encendió una nueva llama de esperanza: a dos minutos para que se termine el tiempo regular, Emanuel Olivera descontó para el cuadro santafesino tras un córner, que buscó desesperadamente en los últimos minutos el empate, lo cual lo obligó a descompensarse en defensa.

    Y eso fue aprovechado por Cristián Dájome que, cuando iban cinco minutos de tiempo agregado, se encargó de concretar un contragolpe para sentenciar la historia.

    Fue final y los llantos se apoderaron del Pueblo Sabalero, que llevó una ilusionada multitud a la capital paraguaya y que, pese a la frustración que significó el haber perdido la final, despidió a sus jugadores con aplausos reconociéndole la entrega hasta el final.

     

    Unos 35.000 hinchas Sabaleros coparon la Nueva Olla. Foto: Ignacio Espinoza.

     

    LA LLUVIA JUGÓ SU PARTIDO

     

    Antes de que comience la final de la Copa Sudamericana, el cielo de Asunción de mostraba amenazante y, minutos después, la lluvia se hizo presente con un aguacero infernal que impidió que el juego se desarrolle con normalidad. Como si fuera poco, la lluvia fue acompañada por truenos y la posibilidad de una tormenta eléctrica estaba latente.

    Cuando la pelota ya casi no rodaba, llegó el primer gol del conjunto ecuatoriano y, cinco minutos después, el árbitro brasileño Raphael Claus decidió parar el partido.

    En principio iban a aguardar unos 30 minutos para determinar si se podría continuar o no el partido. Finalmente, después de media hora, el partido se reanudó ya que la pelota pudo correr un poco más pese al agua sobre el campo de juego.

    Al ritmo de Los Palmeras

    Antes de que la pelota empiece a rodar, en el césped del estadio La Nueva Olla de Asunción se desarrolló una ceremonia de apertura con grandes shows y actuaciones musicales.
    El cantante puertorriqueño Luis Fonsi fue uno de los encargados de participar en la ceremonia inicial, al igual que el grupo ecuatoriano La Vagancia.

    Pero sin lugar a dudas que el papel preponderante se lo llevaron Los Palmeras, que hicieron delirar y emocionar a casi 46.000 aficionados con la canción “Soy Sabalero”, la versión adaptada del Parrandero. Vale recordar que nueve de los 11 integrantes de la popular banda de cumbia santafesina son simpatizantes de Colón y se vistieron fe gala para la ocasión, con trajes rojos y negros.

    Lo más leído