Alertan sobre riesgos por inestabilidad en la torre de la Toma

0
311
La obra de contención de la barranca de la Toma Vieja, realizada en hormigón, sufrió un gran desprendimiento en enero de 2019. Foto El Diario.

Un ex funcionario dice que debería reclamarse a las autoridades nacionales de Energía y a Transener para que -con carácter de urgente- efectúen las obras correspondientes para la mejor sustentación.

 

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

El extitular de Salto Grande y de Enersa, Juan Carlos Chagas, advirtió que si no se realizan tareas de apuntalamiento en la torre de alta tensión se acelerará el peligro de derrumbe.

El ex funcionario se refirió así a los riesgos que esto podría implicar: se afectaría el normal suministro de energía en Paraná y Santa Fe y constituiría un peligro para los pobladores de la zona, navegantes y transeúntes ribereños

Si bien con la puesta en funcionamiento de la ET 500 Gran Paraná y complementarias, el abastecimiento de la demanda en su mayor parte pasa a estar cubierta desde la propia generación de Salto Grande, Chagas explicó que la torre de 500 -cuyas líneas cruzan a Santa Fe- debe permanecer en buen estado y con un adecuado mantenimiento para brindar las máximas garantías de estabilidad y fiabilidad.

En tal sentido, expresó su preocupación por la recurrente visualización de la precariedad del terreno donde está emplazada la torre, advirtiendo que viene exhibiendo “una permanente erosión, agravada por las frecuentes y extraordinarias crecientes y bajantes del Río Paraná, que socavan aceleradamente su base de sustentación y amenazan la verticalidad de su eje central”.

La torre en cuestión -capacitada para transportar líneas de alta tensión en 500/132 kw, direccionada a Santa Fe- resulta vital para el territorio entrerriano y/o santafesino en caso de colapso de la nueva capacidad de transformación y transmisión instalada a partir de la ET Gran Paraná o de desperfectos en el extenso tramo y anillo que transporta desde Salto Grande.

En este marco, “sería temerario que, debido a su falta de mantenimiento, se la deje fuera de servicio e inutilizable”, indicó en declaraciones a la radio LT 27.

Si bien Entre Ríos propició la instancia del autoabastecimiento con la nueva ET 500, Chagas explicó que -ante la posibilidad de incrementos bruscos o notorios de la demanda por situaciones imprevistas en zonas de Paraná o Santa Fe- la alternativa natural para la emergencia sigue siendo la vía de AT de la Toma vieja, por lo que es indispensable que funcione en forma correcta.

También reafirmó que el SADI (Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica) -que ya ha demostrado sus vulnerabilidades en el apagón general del mes de junio, cuando todo el país quedó sin energía- deja abierta la posibilidad de experimentar un nuevo colapso en una magnitud que es difícil predecir.

Consultado acerca de las acciones a desarrollar frente a la situación, el funcionario recordó que la empresa Transener es la responsable del mantenimiento de las instalaciones y de las líneas de transmisión del fluido eléctrico.

En tal sentido, consideró que «es el Estado quien tiene que controlar que la prestataria cumpla con su obligación. No se puede vivir en la improvisación y pensar que nunca va a pasar nada. Cuando el sector privado incumple, el Estado debe ser garante», remató.

Previo al apagón nacional de junio pasado, Chagas había insistido en la necesidad de prevenir los riesgos y había puesto el foco en la necesidad de que se controle a las empresas del sector.

«Los entrerrianos y santafesinos podríamos ser directamente afectados, pero ante una eventualidad es difícil predecir el alcance, la duración y los prejuicios que podría ocasionar que la torre no esté en condiciones”, dijo.

¿Nueva ubicación?

Chagas se refirió a una posible solución definitiva y a mediano plazo: “Se deben comenzar a realizar estudios de factibilidad y evaluar la posibilidad de emplazar esa torre en una zona más alejada de la barranca”. También sostuvo que es “impostergable” la concreción de la obra del Cierre Norte, que traería una cuota de alivio sustancial.

Toma Vieja: la Justicia rechazó un pedido para instalar un boliche cerca de la torre

Desde Transener afirman que no hay riesgo de colapso de la torre de La Toma

Torre de alta tensión: “El desmoronamiento de la contención no genera ningún riesgo a la estructura”

La barranca de la Toma Vieja, vista desde un drone

 

Nuevos desmoronamientos en la barranca de la Toma