Confirman procesamiento de banda de narcotraficantes

339

El Juzgado de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1 de Concepción del Uruguay resolvió confirmar el procesamiento de José Roberto Sterz y cinco personas más, acusados de integrar una organización liderada por aquel. Sterz fue condenado a diez años de prisión en la causa conocida como “cocina narco”, en Paraná. Estaba con libertad condicional cuando fue nuevamente detenido, vinculado a la venta de estupefacientes.

 

FALENCIAS

El juez subrogante del Juzgado de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1 de Concepción del Uruguay, Hernán Viri, resolvió ratificar la resolución de su par Pablo Seró, que fue apartado de la causa por decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná puesto que observó “falencias” en la resolución de Seró y “a manera de sanción tal como lo estipula concretamente la norma”, resolvió “devolver las actuaciones a la instancia de origen para que con la intervención del juez subrogante del Juzgado Federal N° 2- y en el plazo de 48 horas- dicte un nuevo pronunciamiento, respecto de la situación procesal de Santiago Emanuel Santa Cruz y José Roberto Sterz, y asimismo, se expida sobre la medida cautelar nulificada en esta instancia –prisiones preventivas- respecto de los seis imputados” por el presunto delito de Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por tratarse de más de tres personas en forma organizada, en calidad de coautores.

 

EMBARGO

Viri, tras el fallo de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná que declaró la nulidad del procesamiento de Santa Cruz y Sterz “por carecer de fundamentación suficiente” y confirmó los de los cuatro restantes imputados, ratificó la decisión de Seró y decretó “el auto de procesamiento de Sterz y Santa Cruz” con prisión preventiva, y les trabó embargo por 10.000 pesos a cada uno. También confirmó la prisión preventiva de Matías Nicolás Servant, Héctor Agustín Caccia, Evangelina Yolanda   Gamarra y Luciano Carlos Mendoza Rivollier, que fueron procesados por Seró y su procesamiento confirmado por la Cámara. Viri recordó que las actuaciones tramitaron en el inicio de la causa “bajo la dirección”  de Seró, quien el 17 de octubre resolvió dictar el procesamiento y la prisión preventiva de Servant, Caccia, Gamarra, Rivollier, Sterz y Santa Cruz, por el delito de Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por tratarse de más de tres personas en forma organizada en calidad de coautores, y les trabó embargo de bienes por 10.000 pesos a cada uno.

 

SIN DUDAS

Viri sostuvo que “en cuanto a la tipicidad, debe decirse que el destino de la sustancia tenida por los nombrados, sin lugar a dudas era el de ser comercializada, dada la significativa cantidad secuestrada, el modo en que la misma se encontraba acondicionada y lo surgido de las escuchas telefónicas realizadas, las cuales revelaron que efectivamente la sustancia transportada y esperada en la entrerriana ciudad de Paraná tenía el destino de ser ingresada en el mercado ilícito de drogas a través de la distribución y venta”. Asimismo consideró que “en cuanto a la coautoría, la misma está claramente delineada por el dominio funcional del hecho, donde todos tenían poder de disposición de la sustancia espuria, pero cada uno de ellos tenía una función o labor específica en la maniobra delictiva, tal como se afirmara a lo largo del presente”.

 

PERSONALIZADA

El juez subrogante analizó la situación de cada uno de los imputados. En este sentido, consideró que surge de los legajos de personalidad de Caccia, Rivollier y Santa Cruz, que no poseen antecedentes condenatorios; y que de José Ramón Gamarra y Cristián José Roberto Martínez, aún no se cuenta con el informe correspondiente. Viri evaluó que la situación de Sterz era “diferente” porque “sí posee antecedentes condenatorios”, lo que indica el “poco apego por la vigencia de las normas exteriorizada por el nombrado, quien nuevamente habría recaído en conductas típicas establecidas por la Ley de Drogas. En efecto, el nombrado, con fecha 19 de junio de 2002 fue condenado a diez años de prisión”. En relación a Gamarra, señaló que “no resultó condenada” y añadió que el 27 de abril de 2018 le fue otorgada la Suspensión del juicio a prueba, por el delito de Tenencia simple de estupefacientes. De Servant, el juez señaló que Cumplió una Probation por Amenazas, Violación de domicilio y Desobediencia, y fue condenado el 31 de marzo de 2014 a tres  años de prisión en suspenso por el delito de Robo simple reiterado en dos oportunidades, lo que “resulta demostrativo de su débil apego a la vigencia de la ley”.

 

HIPÓTESIS

De acuerdo a las primeras evaluaciones que se realizaron de las escuchas telefónicas y el seguimiento que efectuó la Policía Federal, Servant sería la mano derecha de Sterz. Era quien, a pedido de Sterz, realizaba los traslados, entrega y cobranza del estupefaciente. Rivollier sería el responsable de entregar el estupefaciente para que Servant, con anuencia de Sterz, haga la entrega a distintos clientes. Por su parte, Caccia, oriundo de Concordia, era abastecido por Servant y vendía el estupefaciente al menudeo. Gamarra Y Santa Cruz, eran vendedores. Según los investigadores, las reuniones organizativas se realizaban en el lugar de trabajo de Sterz, un local comercial ubicado en avenida Ramírez en Paraná. Relacionada

 

Habeas Corpus

 

La defensa de cinco de los imputados presentó un recurso de Habeas Corpus correctivo solicitando que se cumplan varios puntos de la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná en virtud de la norma que protege contra la Agravación ilegítima de la forma y condiciones en que se cumple la privación de la libertad sin perjuicio de las facultades propias del Juez del proceso, si lo hubiera. Las defensas entendieron que se debe “dar cumplimiento de las garantías y de los plazos (en horas) definidos por la Cámara Federal de Paraná”. En este sentido, instaron a que se cumpla con “el punto II, V y VI de la sentencia de la Cámara de Apelaciones de Paraná, ya que su incumpliendo agrava la situación de mi defendido, porque se encuentra procesado, detenido preventivamente y embargado de hecho, sin argumentos racionales y justificados”.