15.7 C
Paraná
sábado, agosto 8, 2020
  • Cultura
  • Nosotros
Más

    Regresa a escena “Cuando los Cerdos Arrasan”

    La obra escrita y dirigida por Gabriel Cosoy en 2004 se reestrena este sábado a las 21 en la Casa de la Cultura (Carbó y 9 de Julio), en una función con acceso libre y gratuito.

    El trabajo del grupo Desesperados Albaneses es protagonizado por Graciela Strappa y Roberto Fadil.

    Redacción El Diario | [email protected]

    Representante de una generación de directores y dramaturgos que avanzó hacia la renovación del teatro entrerriano en los 80 y los 90, Gabriel Cosoy ha conquistado, por mérito propio, un lugar referencial en el panorama provincial de esta actividad.

    Radicado en Paraná a comienzos de los 80, descolló durante esa década y el inicio de la siguiente con el trabajo que realizó junto a un grupo que brilló por esos años en Paraná, la provincia y también toda la región: Los desesperados albaneses.

    Renovación tanto en la forma como en lo estético, en lo material como en lo conceptual, en el abordaje como en los procedimientos, en el hacer y el decir, fueron algunos aspectos que caracterizaron la labor de aquel grupo integrado entre otros por Silvina Fontelles, los Turcos Ernesto Fadil y Dayub, Milagros Reñé y Graciela Strappa.

    El grupo fue un eslabón central entre el trabajo de experiencias señeras como las de El galpón y Taller 80 y las nuevas generaciones, esas que actualmente dan su forma al horizonte teatral en la provincia.

    Con “Disculpe la molestia”, Cosoy y los Desesperados Albaneses configuraron un momento luminoso de su trabajo, ya que por esta creación colectiva fueron premiados en Entre Ríos, concurrieron a un Nacional de Teatro y fueron galardonados en un importantes festival en Londrina, Brasil.

    Luego de otros montajes -entre ellos varios dedicados al público infantil- Cosoy se desplazó gradualmente de la dirección y abordó paulatinamente el lugar del dramaturgo.

    Esa decisión se tradujo en “Cuando los cerdos arrasan”, obra de su autoría con la que el grupo obtuvo el derecho a representar a la provincia en un encuentro nacional de teatro y también concretó una gira por España en lo que constituyó un hecho histórico (una obra representada por actores y dramaturgia de un autor local que se presentaba en Europa).

    LA HISTORIA

    «Cuando los Cerdos Arrasan» narra la experiencia de un grupo de teatro que intenta recuperar la actividad escénica en “Aldea Spanzer” un pueblo de Entre Ríos.

    En esa imaginaria localidad habitada por descendientes de la migración europea de finales del S. XIX, dedicados a la cría de cerdos dos sobrevivientes del ignoto Colectivo Teatral “Aurora” intentan recuperar la actividad escénica, con el pueblo bajo el agua.

    Un panteón que milagrosamente sigue en pié será el marco de esta disparatada historia en medio de la desolación más absoluta.

    El trabajo se estrenó en 2004 y cosechó reconocimientos a nivel nacional e internacional. Fue interpretada por elencos de Argentina, Bolivia y España.

    “Es una nueva versión porque, en primer lugar, trabajamos con un nuevo planteo escenográfico, tratando de generar un espacio enrarecido, un lugar que se salvó de las aguas y en donde, como en un cambalache, está mezclado las urnas de los muertos, con objetos que se salvaron de la inundación, cuestiones personales, etcétera”, expresó el director y autor de la obra, Gabriel Cosoy.

    “En segundo lugar, también nos propusimos otro tratamiento estético de la actuación, donde la búsqueda está más cercana a actuaciones más naturalistas y a lograr ciertamente el efecto del grotesco”, agregó.

    El reconocido actor, director y dramaturgo remarcó además que “es un texto vigente que sigue hablando de las condiciones, las creencias y las motivaciones que pueden llevar a alguien a hacer teatro”.

    “Nos dieron ganas de volver a visitar ese texto para poder trabajar una propuesta más realista, donde los actores están más concentrados en desarrollar la trama, con todo lo que tiene de absurdo y desopilante y también de profundo, complejo y doloroso”, indicó Cosoy.

    Las entradas para el reestreno del 26 de octubre son gratuitas y se podrán retirar el día de la función a partir de las 20 horas por la Casa de la Cultura (Carbó y 9 de Julio), sin reserva previa. La capacidad es limitada.

    Las funciones continuarán el domingo 3 de noviembre a las 20 en La Vieja Usina (Gregoria Matorras de San Martín 861) y el 22 y 29 de noviembre a las 21.30 en Arandú Espacio de Arte (Blvd. Eduardo Racedo 289).

     

     

     

     

    Lo más leído