24 C
Paraná
jueves, noviembre 21, 2019
  • Cultura
Más

    Susana Reviriego regresa a “La Forestal”

    La escritora y docente paranaense acaba de publicar “La sangre de los quebrachales”, su nueva novela, que transcurre en la selva del chaco santafesino, en las primeras décadas del siglo pasado, en dominios de “La Forestal”.

    El acto de presentación será este viernes a las 20 en el Museo Histórico de Entre Ríos “Martiniano Leguizamón”.

     

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

    Concebir relatos para compartir con otros es, para Susana Reviriego, uno de los recuerdos que la acompañan desde la infancia.

    Para esta profesora de Historia, tejer narraciones es parte de su vida. La inquietud la acompañó desde la escuela primaria, donde entretenía a sus pares con fantasías que imaginaba a partir de novelas y películas.

    Con el paso del tiempo la escritura halló un espacio en los días de esta docente y a mediados de la década del 90, comenzó a realizar talleres literarios. En un sostenido y paciente trabajo, comenzó a pulir detalles técnicos y los resultados no se hicieron esperar. Entre 1996 y 2003 obtuvo numerosas distinciones en certámenes nacionales por cuentos de su autoría.

    En un momento la extensión de un cuento no fue suficiente para contar lo que quería y del cuento pasó a la novela.

    En 2005 dio a conocer `San Apóstol´, su primer volumen. A ésta le siguieron `Los dones de Oyá´, en 2008 y `Cuando maduren las cerezas´, en 2009.

    En 2016 retomó la senda de la novela histórica –que había caracterizado su primera publicación- y dio a conocer `El llamado del chajá´, ambientada en tiempos de Urquiza y `Travesía hacia la tierra adentro´, situada también en el siglo XIX.

    De esa fértil cantera creativa, acaba de ver la luz el trabajo más reciente de esta docente paranaense: “La sangre de los quebrachales”, novela que presentará este viernes a las 20 en el Museo Histórico Provincial Martiniano Leguizamón.

    En este trabajo, que insumió más de dos años de investigación, la autora aborda el episodio que tuvo como epicentro el chaco santafesino y la presencia de “La Forestal”, empresa anglo germana que desde 1906 tuvo el monopolio absoluto de la explotación del quebracho colorado y de la industria del tanino en el tres provincias: Norte de Santa Fe, sur del Chaco y el noreste de Santiago del Estero. En ese territorio, que comprendía alrededor de dos millones de hectáreas de montes desolados y salvajes, la empresa estableció más de 25 mil personas diseminadas en los llamados “pueblos forestales”.

    EL CAMINO DE LOS HÉROES

    Entre el registro documental y la ficción novelada, el relato sigue los avatares de María y Celestino que ante un suceso imprevisto deben dejar su lugar junto al río para internarse en una aventura que los llevará a lo más profundo de la selva, entre los quebrachales, tras entrar a formar parte de un universo regido por las leyes de “La Forestal”.

    En ese tránsito desde un espacio amable y hospitalario del hogar añorado al salvaje e impiadoso ámbito de los precarios campamentos de hacheros, los protagonistas y sus hijos serán tomados por el destino y puestos en situaciones que no pueden comprender ni manejar. Lo que les cabe es afrontar las circunstancias y tratar de superarlas para dar un sentido a su existencia.

    Todos deberán emprender un trayecto épico que en el final –luego de una batalla redentora contra los elementos de la naturaleza y la bestialidad de otros semejantes- les permitirá, en un final abierto a la esperanza, soñar con un futuro mejor.

    En ese recorrido se encontrarán con otros compañeros de ruta que jalonarán con su vida, con su sangre, los inmensos quebrachales. Y pagarán el más alto precio por la conquista de su libertad y dignidad.

    El nuevo trabajo de la autora paranaense propone una historia de lucha y dignidad ante un poder injusto que somete a las personas a un régimen inhumano.

    POTENTE RECUERDO

    Situada a comienzos de la década del 20, la novela se enmarca en un contexto histórico atravesado por intensas luchas sindicales, resultado de reclamos y reivindicaciones por parte de los trabajadores. Un período que tuvo como jalones trágicos acontecimientos como la Semana trágica –por la huelga en los talleres metalúrgicos Vasena- en Buenos Aires; y los hechos trágicos desatados en la Patagonia, a partir de una huelga de obreros y trabajadores rurales.

    Con una prosa bien lograda, que lleva al lector a sumergirse en la historia a partir de la construcción de los caracteres de los personajes y la descripción de ambientes y lugares –lo cual da cuenta de la minuciosa investigación de la autora- el relato fluye con naturalidad desde el capítulo inicial de presentación de la trama, con los protagonistas, hasta el final con una invitación a la esperanza, luego de la rebelión contra la injusticia, la opresión y el sometimiento.

    En ese tránsito, la autora trabaja diestramente con el ritmo de la narración que se sostiene, elevándose para estallar en el cierre como una ola cuando alcanza la playa.

    Sin ceñirse estrictamente al corset de la documentación histórica, Susana Reviriego construye una novela en la cual se manifiesta en la plenitud del dominio de sus facultades literarias.

    En la línea de hitos como `Prisioneros de la tierra´, en el cine, la autora entrega en 198 páginas un volumen que no sólo tiene valor -en tanto retrotrae a un episodio del pasado para que sea re conocido por los lectores-, sino que, por otra parte, recuerda una etapa para comprender el presente que aún está aquí. Y que duele, en el rostro y las historias de tantos semejantes que a un siglo de los terribles momentos que se narran en “La sangre de los quebrachales”, continúan sumergidos en la miseria como víctimas de un sistema injusto que los tritura como recursos que no tienen valor alguno. Su mensaje de dignidad y justicia a través de sus luchas, en cierto modo su legado, es el que resuena en las páginas de esta intensa novela de Susana Reviriego.

     

     

    Lo más leído