29.7 C
Paraná
viernes, noviembre 22, 2019
  • Paraná
Más

    Megacausa: testimonios con lagunas y olvidos

    La audiencia de juicio por narcotráfico retomará las testimoniales el lunes 28.

    Testigos civiles y de la Policía Federal Argentina (PFA) realizaron relatos signados por la poca información que lograron aportar de su participación en importantes allanamientos en el contexto de las investigaciones que se sustanciaron en las causas avioneta narco y narcomunicipio. Entre los olvidos, estuvo el cuaderno con nombres y cifras que vincularía el financiamiento del narcotráfico con dinero del municipio.

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

    Jorge Eduardo Cornejo es efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) y participó del allanamiento a la casa de Luciana Ernestina Lemos, alias Lu, Lupe o Lupita, ex pareja de Daniel Celis, alias Tavi.

    Ayer, el federal brindó pocas precisiones de la tarea que realizó en la casa de Lemos, cuando el 2 de mayo de 2018, se allanó el domicilio y se encontraron tres kilos de cocaína, dinero y celulares.

    Celis es el “nexo causal” que determinó que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná, resolviera sustanciar en un solo debate las causas conocidas como Avioneta narco y Narcomunicipio, en las que se está dirimiendo las responsabilidades de 33 ciudadanos, entre los que està el intendente de Paraná por la Alianza Cambiemos, Sergio Varisco, y tres funcionarios municipales, entre los que se encuentra el edil de Cambiemos, Pablo Hernández.

    Recuerdos y olvidos

    Ayer, en el mismo sentido que Cornejo se expidieron sus colegas Juan Ever Gilabert y Luis Correa. En los tres fueron recurrentes los “no recuerdo” ante preguntas de las partes, especialmente del Tribunal o de las defensas. Cornejo recordó que llegó al allanamiento cuando sus colegas ya habían “irrumpido” en la casa.

    Añadió que vio a Lemos y a tres hombres sentados alrededor de una mesa que se encontraba en un quincho ubicado en el fondo de la vivienda. Los tres hombres fueron detenidos.

    El efectivo no recordó si vio en el procedimiento al juez federal Nº1, Leandro Ríos, y al secretario del juzgado, Juan Chaulet, incluso cuando le exhibieron el acta del procedimiento con su firma, donde consta que ambos funcionarios llegaron al lugar a las 22.10. Lo atribuyó a que en ese momento tal vez estaba recorriendo la casa, y por eso no los vio.

    Consultado sobre los cuadernos que se secuestraron en el allanamiento y que contienen nombres, apodos y cifras, que se “interpretó” referirían a transacciones vinculadas con la comercialización de estupefacientes, recordó que vio uno “tipo agenda” pero se apresuró a aclarar que “qué tenía adentro, no lo sé”.

    Incluso, se los exhibieron y no pudo recordar si eran los que vio aquel 2 de mayo. Consultado sobre quién extrajo los datos que contenía el cuaderno, respondió que fue “el oficial a cargo, el principal Mendoza” que lo hizo “frente a todos los testigos”.

    Olor muerto

    A su turno, Gilabert recordó que participó del allanamiento en la casa de Patricio Facundo Larrosa, donde el dueño de casa fue detenido.

    El federal afirmó que se trabajó en el lugar con el can detector de drogas, que no denunció la presencia de aquella sustancia. Incluso añadió que no logró detectar lo que mencionó como “olor muerto”, que consiste en descubrir rastros de la presencia de estupefacientes aún cuando hayan sido retirados del lugar tiempo antes.

    Por su parte, Correa, que fue en encargado de conducir el can por la casa, recordó: “Pasé el perro por el interior del domicilio para ver si marcaba algo y no marcó nada”.

    El federal estuvo alrededor de media hora respondiendo preguntas del Tribunal acerca de la modalidad de trabajo del perro. En otro tramo de su declaración reiteró que “el perro no marcó en ningún momento nada” y ratificó lo que dijo Gilabert acerca de la negativa a la presencia de “olor muerto” en la vivienda. Los dos testigos civiles tampoco aportaron datos relevantes y fueron contagiados por el síndrome del “no recuerdo”.

    Testigo

    Para hoy estaba previsto el testimonio de Oscar Kinderknecht, que es un efectivo de la PFA que está privado de la libertad sujeto a investigación en una causa por narcotráfico.

    Fue detenido a fines de mayo de 2018 en un procedimiento de personal de las Jefaturas Departamentales de Policía de Uruguay y Tala, junto a efectivos de la Dirección de Toxicología, tras varios meses de investigación por presunta infracción a la Ley de Estupefacientes N° 23.737.

    En aquella oportunidad se detuvo a 11 personas, de los cuales cinco eran integrantes de diferentes fuerzas de seguridad nacional y provincia. Se trató de un oficial y un suboficial de la Policía de Entre Ríos; uno de la PFA, y dos funcionarias del Servicio Penitenciario.

    La defensa de Varisco interesó que comparezca en el debate a pesar de que en principio se había desistido de su presencia, porque lo considera “primordial”. El Tribunal resolverá sobre el pedido y decidirá en qué modalidad declarará el testigo.

    Perito

    Ayer la defensa de uno de los imputados se opuso a que se reprodujeran escuchas de presuntas conversaciones que mantuvieron algunos de aquellos.

    El fundamento consistió en que no se encontraba en la sala uno de los aludidos, que no asistió por un problema de salud, ni su defensa, que no llegó a Paraná desde Buenos Aires.

    El Tribunal entendió correcto el planteo y suspendió la reproducción. Pero a los defensores les sorprendió –incluso se deslizó que cayó “pesado”- el pedido de la defensora Corina Beisel para que en la próxima audiencia se cite a un perito para que identifique y confirme si las voces pertenecen a quienes se señala en las escuchas.

    La medida es arriesgada. Si el perito identifica las voces significaría la validación de las escuchas y su contenido. El dato no es menor en la causa en que las “interpretaciones” de las escuchas, son, sino la principal prueba de cargo, una de las más relevantes; incluso cuando, al menos en lo que tiene que ver con la hipótesis del financiamiento del narcotráfico con dinero del Estado municipal y hasta ahora, los testimonios no la han podido corroborar.

     

     

     

    Lo más leído