En la previa al Superclásico por la Copa Libertadores, el DT se diferenció de su colega de Boca, Alfaro, y sacó a relucir la final ganada el año pasado en España. “Este (por el de este martes) es un partido muy importante, un gran desafío”, remarcó.

Gustavo Alfaro había declarado que ante River, en la vuelta de la semifinal de la Copa Libertadores, afrontaba el partido más importante de su carrera como entrenador. En cambio, al ser consultado Marcelo Gallardo marcó diferencias y respondió: “El partido de mi vida ya lo jugué en Madrid”.

Claro, el Muñeco sacó chapa y dejó en claro que nada se iba a igualar a aquel 3-1 que le dio al Millonario la cuarta Copa Libertadores de su historia. De todos modos, sabe que se encuentra ante un duelo trascendental. “Este es un partido muy importante, un gran desafío. Nada más que eso”, agregó.

En tanto, además del plano personal, el DT remarcó que confiaba en el carácter de su equipo. “Ya hemos vivido situaciones como estas. Podemos ganar o podemos perder, pero no nos va a traicionar la templanza para jugarlos. Ese es un punto fuerte que tenemos”, concluyó.