Lurrie Bell y su guitarra llegan para ofrecer una Gala de blues

0
70

El cantante y guitarrista estadounidense llega invitado por la Asociación Litoraleña de Blues. Esta leyenda viviente de Chicago se presentará este domingo desde las 21, en la Casa de la Cultura de Entre Ríos. Un repaso por su historia permite conocer a un testimonio vivo del desarrollo del blues en las últimas cinco décadas.

 

Redacción El Diario

 A mediados de 2016, un grupo de músicos independientes autoconvocados de Paraná se unió con el fin de difundir, promover y fomentar el movimiento de Blues clásico en Entre Ríos.

De este modo se generó un ciclo «Jam de Blues tradicional» organizado por ALBlues, que busca establecer un circuito de Blues en la capital de la provincia, para compartir y aprender a tocar este estilo tan amado por los que la integran. La Jam está viva en Limbo desde mayo de 2017. Desde entonces la ALB generó diversas iniciativas, entre ellas integrarse a un circuito que posibilitó la llegada a la ciudad de referentes del blues de renombre internacional.

Esa serie de visitas proseguirá mañana con la llegada de Lurrie Bell, nombre reconocido en el panorama de blues de Chicago (E.E.U.U.). El guitarrista, nacido el 13 de diciembre de 1958, es hijo del famoso armonicista de Blues Carey Bell y desde su primera infancia sintió un temprano interés por la música, al punto empezó a tocar la guitarra de su padre a la edad de cinco años.

LEGENDARIO

Referente del panorama del blues en Chicago, Lurrie creció con muchas de las leyendas del blues de Chicago a su alrededor: Eddie Taylor, Big Walter Horton, Eddie C. Campbell, Eddie Clearwater, Lovie Lee, Sunnyland Slim, Jimmy Dawkins y muchos más eran frecuentes visitantes de su casa. Todos ayudaron a moldearlo y educarlo en el blues, pero ninguno como el antiguo jefe de su padre, Muddy Waters. Por otro lado su familia está vinculada al blues.

 

A los siete años, Lurrie Bell se trasladó a vivir con sus abuelos en Mississippi y Alabama, Durante ese período participó como músico en la Iglesia, sumergiéndose en la apasionada expresividad de la tradición del Gospel. A los catorce años regresó a Chicago y continuó tocando en templos, además de formar su primera banda de blues mientras asistía a la escuela secundaria.

A los diecisiete años, Lurrie Bell ya estaba de gira con Willie Dixon.  En 1977 se montó un contingente de jóvenes intérpretes de Blues y bajo el nombre de The New Generation of Chicago Blues recorrió Europa.

Gracias a esta experiencia fundó la banda «The Sons of Blues» con Freddie Dixon (hijo de Willie), Billy Branch, Elijah Murray, J. W. Williams y Moses Rutues Jr.

El grupo grabó cuatro títulos para el volumen 3 de la serie «Living Chicago Blues», nominada al Grammy por Alligator Records. También acompaño a su padre en el volumen 2 de la misma serie.

En 1978, Bell se unió a la banda de Koko Taylor, durante cuatro años, compartiendo el acompañamiento de guitarra con otro joven y gran valor Johnny B Moore.

LUCES Y SOMBRAS

En 1983 se edita su primer disco solista, por el sello Yupiteru, grabado en vivo en Tokyo, acompañado por una banda Japonesa: «The Blues Caravan: Live at Pit Inn», reeditado en 2012 por P-Vine records en CD.

En 1984 Rooster Blues edita un nuevo disco de Carey y Lurrie Bell, «Son Of a Gun» y en 1987 el sello Blues South West edita «Straight Shoot» donde la dupla es acompañada por la banda inglesa Junkyard Angels.

El sello JSP lanza en 1987 «Everybody Wants To Win» un nuevo disco solista de Lurrie, acompañado por sus hermanos: Tyson Bell en bajo, James Bell en batería y Steve Bell en armónica, además de sus hermanos, su padre participa en armónica y voz y completa la formación con el guitarrista Pete Allen.

Bell no solo fue reconocido como un guitarrista y músico excepcionalmente talentoso, su conocimiento de diferentes estilos de blues, su alma y su madurez musical dieron lugar a escritos en publicaciones como Rolling Stone y The New York Times.

Por esta época empezó a luchar y derrotar a una serie de demonios personales que lo mantuvieron fuera del estudio y de los escenarios, durante un largo período a fines de la década de 1980, pero Bell perseveró y resurgió a mediados de la década de 1990.

En 1995 comienza la nueva serie de discos de Lurrie Bell para el sello Delmark, el primero fue «Mercurial Son» (1995), «700 Blues» (1997), «Kiss Of Sweet Blues» con Dave Specter and The Bluebirds (1998) y cerrando el ciclo con «Blues Had A Baby» (1999).

TIEMPOS DUROS

Desde el inicio del nuevo milenio, el perfil de Bell ha ido en constante aumento…

En el año 2000 el sello Vypyr edita un nuevo álbum de Lurrie «Cuttin Heads», pasarían cuatro años para que Lurrie vuelva al estudio.

En 2004 se editó por Alligator «Second Nature» un disco acústico en formato dúo con su padre y este álbum fue nominado para los WC Handy Awards en la categoría «Álbum acústico del año».

En 2007 sale a la venta un nuevo Cd y DVD en vivo de Carey y Lurrie Bell: «Gettin up». Este año fue uno de los más duros para Lurrie, el 23 de enero falleció Susan Greenberg, fotógrafa, quien ayudó mucho a Lurrie, además de ser la responsable de las fotos de «Mercurial Son», fue la esposa de Lurrie con quien tuvo a su hija Aria.

En mayo del mismo año murió Carey Bell, en cuatro meses Lurrie perdió dos de sus seres más amados.

En ese mismo año graba un nuevo álbum solista por su sello Aria B.G. Records: «Lets Talk About Love», que se ha dicho que fue su álbum más exitoso y sincero hasta el momento.

Sobre la base de este álbum, fue votado como el guitarrista más destacado en la encuesta de críticos de la revista «Living Blues» de 2007, y en 2008 y 2012 fue nombrado el artista masculino del año de la misma.

Desde 2007 ha recibido múltiples nominaciones al Blues Music Award como Mejor Guitarrista y Mejor Artista de Blues Masculino Tradicional.

En 2009 se unió a Billy Boy Arnold, John Primer, Billy Branch en la grabación de «Chicago Blues: A Living History», con quienes realizan un homenaje al Blues de Chicago, versionando y revisitando la obra de los grandes maestros del Blues. Este álbum le valió su primera nominación oficial al Grammy por «Mejor grabación de blues tradicional».

En 2011 salió el segundo disco de esta reunión: «Chicago Blues: A Living History (The Revolution Continues) con artistas invitados: Buddy Guy, Magic Slim y Ronnie Baker Brooks.

RESURGIMIENTO

En 2012 llegó su segundo CD por Aria BG Records «The Devil Ain’t Got No Music», una colección de blues acústico y canciones góspel que recuerdan a la música que solía tocar con su padre como asÍ también en la iglesia en Mississippi y Alabama cuando era niño.

En enero de 2013, «The Devil Ain’t Got No Music» fue honrado con el premio «Prix du Blues» de L’Academie du Jazz, prestigiosa academia francesa, a la mejor grabación de blues de 2012 y la canción principal (escrita por el productor Matthew Skoller) recibió una nominación de The Blues Foundation para la canción del año.

En 2013 Bell volvió a firmar con Delmark y junto al productor de Chicago Dick Shurman, graba el disco «Blues in My Soul».

Para este proyecto, quería volver a la sólida base del blues de guitarra tradicional al estilo de Chicago. Blues in my Soul presenta tres temas originales de Lurrie Bell más canciones de Little Walter, T-Bone Walker, Jimmy Rogers y Big Bill Broonzy y otros.

En 2016 Bell regresó al estudio con Dick Shurman para grabar «Can’t Shake This Feeling» también editado por Delmark y fue nominado a los Grammy al mejor álbum de blues tradicional.

Su último disco, editado por Delmark en 2018, lo grabo junto a la «Dinastia Bell», sus hermanos Steve, Tyson y James, en el cual rinden tributo a su padre. Además de sus hermanos participan Charlie Musselwhite, Billy Branch, Eddie Taylor Jr. y Sumito Ariyoshi.

En el último recuento, Lurrie Bell ha aparecido en más de 50 grabaciones, ya sea como líder o acompañante destacado.

El elegante e intenso toque de guitarra y las voces apasionadas de Lurrie Bell lo han convertido en un favorito en clubes y festivales de todo el mundo y le han posibilitado su reconocimiento como una de las «luces principales» en el panorama del blues.

El costo de la entrada general al recital se fijó en  $450, mientras que anticipada tendrá un valor de $350 (a la venta en The Music Store, Gualeguaychú 438, de Paraná).