24 C
Paraná
jueves, noviembre 21, 2019
  • Política
Más

    Participantes destacaron la agenda así como la riqueza de los debates

    Mientras se producía en La Plata el cierre de la 34ª edición del Encuentro Nacional de Mujeres, referentes de organizaciones de la provincia compartían con El Diario sus impresiones sobre este acontecimiento que se renueva año a año.

     

    Redacción El Diario  | coordinacion@eldiario.com.ar

     

    Si bien las condiciones del tiempo no fueron las mejores durante los tres días de actividades, tampoco resultaron un obstáculo para que pudieran concretarse los alrededor de 90 talleres y conversatorios que se habían anunciado en el programa.

    “La masividad del encuentro y el sostenimiento a lo largo de 34 años hace que se constituya en el espacio más importante del país que nuclea a las voces más disidentes”, rescató María Ale que llegó a La Plata, por integrante de Socorristas en Red y de la campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

    Reseñó que “el encuentro es el mayor acto político que tenemos las mujeres, las lesbianas, travestis y trans en la Argentina. Nos juntamos una vez al año para debatir sobre los problemas que tenemos en agenda, nuestros derechos. Lo que pasó todos estos días en La Plata fue un acto político de los movimientos que representan el encuentro”.

    Ponderó el nivel de los debates que se dieron en las distintas comisiones, en particular se refirió a las que participó en función de su representación.


    María Ale definió al encuentro como “el espacio más importante del país que nuclea a las voces más disidentes”.

    Por otro lado, repasó que “en este Encuentro, una nota distintiva fue el planteo de la plurinacionalidad y la agenda de género de las sexualidades disidentes y los temas de raza. Se plantea que el congreso se llame de otra manera. En la marcha salió ese reclamo, y la comisión organizadora va a tener que tomarlo para debatir. Hay una gran parte que entiende que ese reclamo sea tenido en cuenta”. Ale destacó que “ya dejó de ser un encuentro nacional, participan de otros lugares, pero también se trata de reconocer los territorios, esto que tiene que ver con los pueblos originarios”.

    También mereció por parte de Ale, una consideración especial dentro de las temáticas “la problemática que viven las personas trans, que no está siendo visible y por ejemplo, -continuó- hay un sector de la sociedad que está teniendo una expectativa de vida de 36 años. Eso es uno de los temas más graves y nadie está tomando nota de eso a pesar de que es un reclamo en las calles, plazas y todos los lugares donde podemos expresarnos”, subrayó.

    Renata Galarza participó de los talleres de feminismo y sindicalización.

    Renata Galarza viajó hasta la capital de la provincia de Buenos Aires, nucleada en la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos, “por lo tanto, participamos de los talleres de feminismo y sindicalización”, dijo a El Diario. No dudó en señalar que “los debates fueron impresionantes” y acotó que “las compañeras que han participado de otros talleres han comentado que el debate ha sido muy rico”.

    En particular destacó poder “analizar dónde estamos y hacia dónde queremos avanzar como sindicato. Vinimos organizadas dentro de la estructura sindical” por lo que se involucraron en los debates sobre temas que luego, ya de regreso, puedan compartir con quienes no pudieron participar directamente.

    Los ejes se centraron en los protocolos tanto de violencia laboral como de violencia hacia adentro de las estructuras sindicales. También se consideró el avance de las secretarías de género. “La mayoría de los sindicatos están reformando sus estatutos para poder incluirla, pero entendiendo que ese no es un techo -el lugar a donde queremos llegar-, sino que lo que queremos es que se transversalicen las políticas con perspectiva de género y para eso necesitamos compañeras que lleguen a los espacios de conducción con esta perspectiva”, expuso.

    Galarza también apuntó que la reciente unificación de la CGT y la CTA “la estuvimos construyendo nosotras a partir de nuestra forma de construir política desde la horizontalidad. Y la intersindical –continuó- que logró hacer el primer paro a (Mauricio) Macri y luego frenar la reforma laboral usando expresiones de nosotras”.

    El hecho que no haya “masividad de las compañeras dentro de los espacios sindicales” también es un asunto que genera mucho debate. Si bien Galarza señaló que “somos muchas en sindicatos como el nuestro, docente” admitió que hay todo un trabajo por realizar porque hay compañeras que se sienten más cómodas cuando los dirigentes son varones. También hizo hincapié en “la formación en perspectiva de género para pensar nuestras políticas”.

    En otro orden, comentó a esta Hoja que “la marcha fue impresionante, muy importante. Trabajar antes y durante con las compañeras fue hermoso. Donde estuvimos no hubo disturbios, fue una verdadera fiesta de encuentro del movimiento intersindical. Impresionante el movimiento de la columna intersindical”, remarcó Galarza.

     

    Indiferencia

     

    El debate presidencial, en virtud de la actividad propia planteada, atrajo el interés de las participantes que casi en simultáneo estaban participando de la gran marcha. “Nadie estuvo pendiente porque estábamos trabajando nuestra propia agenda. Luego llegaron los comentarios, tras la marcha”, contó María Ale.

    Por un lado, la socorrista señaló que “nos preocupa muchísimo que haya expresiones de ultra derecha que lleguen a esta instancia con su candidatura presidencial, que represente un sector de la sociedad con expresiones que entran en colisión con los derechos humanos” y cuestionó “el chicaneo constante y que nuestros reclamos no tienen un lugar en la agenda del Estado. También nos preocupa la indiferencia por parte de quienes llevan adelante estos debates que no se hayan explayado más en nuestra agenda”.

    Ale no pasó por alto que al debate llegaron todos candidatos varones, al tiempo que reflexionó que “tomar la agenda de este gran movimiento que estamos representando, es prácticamente una deuda pendiente que tienen todos los partidos políticos”.

     

    “Empodera y edifica”

    La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos informó que “compañeras de distintos departamentos de la provincia estuvieron participando del 34° Encuentro nacional de Mujeres, en La Plata que -como se preveía- fue multitudinario y mostró al país y al mundo, que el movimiento de mujeres está en pleno crecimiento”.

    La organización gremial rescató que “de un año a otro, cada vez más compañeras participan, los talleres se diversifican, las discusiones se profundizan y la certeza de caminar y luchar juntas -desde las diferencias- empodera y edifica. Construye y visibiliza. Porque el ´ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven´, en el Encuentro de Mujeres se vuelve una auspiciosa realidad: cientos de miles de compañeras poniendo el cuerpo, el tiempo, las ganas, el esfuerzo para lo que hoy entendemos impostergable: una sociedad no patriarcal y libre de violencia machista”.

    Agmer trasmitió que “nuestras compañeras han participado estos días de intensos debates, trabajo en comisiones y en talleres, entre otros espacios de discusión y de aprendizaje. De allí volverán con ricas experiencias para compartir con el colectivo docente, con materiales, posicionamientos, dudas y certezas, para poner en común y seguir aportando a esta construcción histórica”.

     

     

     

     

    Lo más leído