25.5 C
Paraná
lunes, noviembre 11, 2019
  • Entre Ríos
  • Sociedad
Más

    “La comunicación con el exterior es un derecho fundamental”

    María de los Milagros Serra Cullen es miembro de la Asociación Pensamiento Penal (APP) e integrante del Observatorio, Área Género de APP Capítulo Entre Ríos. La letrada sumó la posición de la organización nacional al debate. Sostuvo que para prevenir la comisión de nuevos delitos desde la cárcel es necesario dirigir recursos para que se cumpla el fin que determina la Constitución Nacional para las unidades penales, y no reducir la prevención sólo a la prohibición del uso de celulares.

     

    NÉSTOR BELINI / coordinacion@eldiario.com

     

    En diálogo con EL DIARIO, Serra Cullen manifestó que “primero debemos recordar que los penales deben buscar lograr la reinserción social de las personas detenidas y que, en ese objetivo, tienen el derecho a la comunicación con amigos, conocidos, curadores, abogados o representantes de organismos oficiales o instituciones privadas”. En este sentido, sostuvo que “la comunicación con el exterior es un derecho fundamental, no sólo garantizado por ley sino también por nuestra Constitución y por tratados internacionales; permite la reinserción a través del afianzamiento de lazos familiares evitando que la pena transcienda a terceros. Este contacto con el afuera consiste en que la comunicación debe ser por correspondencia escrita y por los medios de telecomunicaciones, electrónicos, digitales o de otra índole que haya disponibles, tal como lo establecen las Reglas Mandela”. (N. de la R: las Reglas Mandela son recomendaciones que Naciones Unidas hace a los Estados para tratar a los reclusos y administrar las cárceles).

     

    FALLA

    Serra Cullen se refirió al temor que genera que las personas privadas de la libertad tengan acceso al uso de celulares. Así, opinó que “hay quienes fundamentan que se podrían cometer delitos, sí, también podrían hacerlo por medio de los teléfonos fijos, en la visita de sus familiares y en infinidad de situaciones cotidianas” y destacó que “en Paraná se está llevando a cabo el juicio a una persona que supuestamente dirigió el negocio del narcotráfico desde un penal de esta provincia (se refiere a Daniel Celis, alias Tavi), mientras era escuchado constantemente durante meses por la delegación Paraná de la Policía Federal y bajo la órbita de un juez federal. Sabían que tenía celulares, lo escuchaban todo el tiempo y dejaron que ese supuesto negocio surja. Entonces, ¿qué falla? ¿estos supuestos delitos son por el uso de celulares o por la falta de acción y prevención de los operadores judiciales?”.

     

    INFORME

    La letrada recordó a Nahir Galarza y Yanina Lescano. Unas fotos que se tomaron ambas y se publicaron en redes sociales volvieron a poner el tema en consideración de la opinión pública. “Al lado de Nahir Galarza se encuentra Yanina Lescano, quien está esperando su juicio. Hace unos días salió el informe anual 2018 del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena (Sneep), allí se revela que la Unidad Penal N° 6 tiene condenadas a solo 35 mujeres de 85 que aloja. Es decir, hay 50 mujeres procesadas, sin condena, con preventivas aplicadas en mayor proporción que a los hombres, esto debería ser la mayor preocupación de las autoridades”.

    Serra Cullen resaltó que “también el Sneep reveló que en las unidades penitenciarias de la provincia el 66% de los presos no tiene trabajo, el 62% de los internos no accedió a programas de capacitación laboral, el 60% no participa en programas educativos pese a que casi el 94% no cometió alguna infracción disciplinaria y el 48% tiene conducta ejemplar. Entonces, volviendo al principio constitucional que las cárceles son para la reinserción, ¿No se deberían invertir recursos en esto? Estoy convencida de que esa sería la forma de prevenir la nueva comisión de algún delito, no la prohibición de un celular”.

    En este sentido señaló que “hoy en día las comunicaciones en nuestra sociedad se dan a través de celulares, continuar con la negativa es ignorar el avance tecnológico, debemos recordar que está autorizada la anticuada telefonía fija en las cárceles. Hay un desconocimiento por los derechos digitales y el derecho humano de acceso a internet. Esta prohibición es como que hace 40 años atrás alguien pensara en prohibir el envío y recepción de cartas, lo cual sólo ocurrió durante la dictadura cívico militar”.

     

    REGULACIONES

    Otras provincias han avanzado en el uso regulado de celulares en las cárceles. Serra Cullen refirió que “en Santa Fe y Río Negro, por dar algunos ejemplos, su uso se encuentra regulado, se autoriza por buena conducta, determinadas horas al día, chips con la persona identificada, entre otras consideraciones. Dentro de la ilegalidad que hoy sucede en Entre Ríos por la prohibición, se garantiza la falta de control, los negocios dentro de los penales y que los internos vulnerables con pocos recursos sean los que no pueden acceder”.

     

    Prevención

    La abogada Serra Cullen señaló una virtud, no menor, de la autorización del uso de celulares en privados de la libertad: “Los celulares también previenen los malos tratos, con una simple filmación se puede visibilizar lo que sucede puertas adentro. Por ejemplo como sucedió en Santa Fe donde dos internos subieron un video con graves denuncias de falta de alimentos, falta de agua, aislamiento y casos de corrupción dentro del penal”.

    Lo más leído