15.7 C
Paraná
martes, octubre 22, 2019
  • Paraná
  • Policiales
  • Sociedad
Más

    Acordó cumplir 18 años de cárcel el acusado del crimen de Rucu Silva

    Facundo José Siegfried reconoció este martes ser el autor del disparo que terminó con la vida de Alejandra Silva, alias Rucu, ocurrido el lunes 24 de septiembre de 2018, cuando la víctima cumplía 28 años. El hecho se calificó como Homicidio simple. Los fiscales explicaron que no se pudo acreditar que víctima y victimario mantenían una relación de pareja. Hubo airados reclamos de familiares del joven, que gritaron en los pasillos de Tribunales por su inocencia.

     

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

     

    Facundo José Siegfried, de 23 años, reconoció ser el autor del crimen de Alejandra Silva, alias Rucu, que cumplía 28 años el 24 de septiembre de 2018 cuando, en circunstancias que aún no quedaron del todo claras, alrededor de las 19.30, recibió un disparo en la cabeza. Este martes, en un juicio abreviado, aceptó cumplir la pena de 18 años de prisión por el delito de Homicidio simple. El juez del Tribunal de Juicio, Alejandro Cánepa, dará a conocer su decisión el miércoles 16 de octubre a las 9. Siegfried continuará hasta aquel día con prisión preventiva en la Unidad Penal N°1.

    Cánepa se mostró interesado en los motivos del cambio de calificación que se asignó al violento crimen. El dato no es menor. Siegfried comenzó a ser investigado por el delito de Homicidio agravado por  el vínculo, que prevé la pena única de prisión perpetua.

    Los fiscales Gonzalo Badano y Pablo Zoff explicaron que no se pudo acreditar que Silva y Siegfried mantuvieran una relación estable y por un cierto período de tiempo. Lo atribuyeron a lo que consideraron como “lazos volátiles”, “precariedad de los vínculos”, que se desarrollaban en el contexto de un “grupo de personas que se dedicaban a la venta de estupefacientes”, con “consumo abusivo de estupefacientes”, en el que también participó el hermano del imputado, Martín Siegfried, que estuvo implicado en el comienzo de la investigación y luego quedó desvinculado. Los hermanos estaban cumpliendo un arresto domiciliario por una causa por narcomenudeo cuando ocurrió el crimen de la joven. Los tres estaban en una casa ubicada en calle Dugraty, en barrio El Morro, cuando Silva recibió un disparo de arma calibre 11.25 en la cabeza que le ocasionó la muerte por pérdida de masa encefálica.

    Los fiscales también resaltaron que Silva adolecía de lo que calificaron como “nula estabilidad habitacional”. Esto, según desarrollaron en los argumentos del cambio de calificación legal, les impidió “saber con quién vivía y con quién no”, añadiendo que se pudo determinar que la joven frecuentaba viviendas en barrio Lomas del Mirador, La Milagrosa y El Morro, donde se desarrollaban relaciones en “contextos de mucha violencia”.

    No obstante, descartaron por el beneficio de la duda que existiera entre Silva y Siefried la característica  asimetría de poder que define la violencia de género. Así, argumentaron que “los testigos fueron contradictorios y por eso nos mantuvimos en el Homicidio simple”. El querellante Javier Aiani, adhirió a la postura de los fiscales y agregó que la familia de la víctima dio su consentimiento al acuerdo con el propósito de superar la traumática situación y poder encarar el futuro pensando en las hijas de la víctima.

    Facundo Siegfried reconoció ser el autor del crimen de Alejandra Rucu Silva, en circunstancias que aún no quedaron del todo claras.

    El ejercicio de la defensa de Siegfried no fue fácil. El joven comenzó a ser representado por José Iparraguirre, quien llevó adelante los intereses de aquel incluso en momentos complicados, como cuando fue detenido tras violar el arresto domiciliario que se le concedió, por lo que fue nuevamente alojado en la Unidad Penal N°1.

    Tras la renuncia de Iparraguirre, asumió la defensa José Barbagelata, que estuvo en la audiencia en la que se iba a remitir la causa a juicio, ocasión en la que el letrado presentó un esbozo de acuerdo para resolver el caso en un trámite abreviado. Barbagelata, a poco de asumir la defensa declinó la representación y asumieron Joaquin Pérez y Héctor Toloy. Este martes, junto al imputado sólo estuvo el joven Pérez.

    ¿Inocente?

    Tras la finalización de la audiencia, familiares de Siegfried manifestaron a viva voz la inocencia del joven. Entre las críticas que las mujeres realizaron se escuchó que no se encontró el arma homicida, que la investigación no fue profunda y que no hay pruebas para fundamentar la acusación.

    En manifestaciones que sólo se explican por el contexto de disgusto por la resolución del caso, una de las mujeres vociferó advertencias dirigidas a la hermana de la víctima. No obstante quedó la incertidumbre respecto de la dirección que los familiares de Siegfried demandan que los fiscales le den a la investigación, puesto que la otra persona que estaba en la escena del crimen, según la acusación, era Martín Siegfried. En este sentido, los testimonios que se incorporaron al legajo solo refirieron que en el lugar del hecho estaba el imputado y su hermano, incluso algunos manifestaron que Facundo fue el autor del disparo mortal.

    Suspendieron remisión a juicio de la causa por el crimen de Rucu Silva

    Lo más leído