Deportes, Home, Sociedad

Ante un rival directo se cortó la buena racha

Patronato perdió 1 a 0 en su visita a Estudiantes de La Plata.

Con gol de Iván Gómez cuando se jugaban 28 minutos del primer tiempo, el local se quedó con los tres puntos, de manera merecida. El equipo de Paraná terminó con dos hombres menos, por la expulsión de los defensores Christian Chimino y Matías Escudero. En el dueño de casa vio la roja Gonzalo Jara. Germán Delfino fue el encargado de impartir justicia.

 

 Juan Manuel López

(Enviado Especial a La Plata)

 

Parece una maldición. Patronato se enfrentó cuatro veces con Estudiantes de La Plata. En todas estas oportunidades perdió por la mínima. Ayer, de manera merecida. Si bien el equipo de Gabriel Milito no hizo grandes cosas, encontró los caminos de manera más sencilla para llegar al área Santa y salvando casi todo lo que le tiraron, el arquero del Negro, Matías Ibáñez se convirtió en la figura del partido.

Patrón cayó 1 a 0 ante el Pincha este sábado en la siesta platense. El juego se disputó en el estadio Único Ciudad de La Plata y fue válido por la séptima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. Germán Delfino fue el encargado de impartir justicia.

El único gol del juego llegó de la mano de Iván Gómez, que a los 28´ tras una serie de rebotes quedó de frente al arco Santo.

El equipo de Mario Sciacqua terminó con dos hombres menos, por las expulsiones de Christian Chimino y Matías Escudero. En el local vio la roja el chileno Gonzalo Jara.

CAMBIÓ EL ESQUEMA. Sciacqua, que mantuvo la incógnita de la formación de Patrón hasta minutos antes del comienzo del partido, sorprendió con la inclusión de Santiago Briñone desde el arranque en lugar de Lucas Mancinelli, que estaba en condiciones de poder jugar. El ingreso de Briñone produjo además un cambio de esquema en el equipo visitante, ya que Gabriel Ávalos cambió su posición, ubicándose como volante por derecha. El 4-4-2 que había presentado frente a Independiente de Avellaneda (ganó en el Grella 1 a 0) y con Aldosivi (empató 1 a 1 en Mar del Plata) quedó de lado y salió a jugar con cuatro defensores, un volante de contención, cuatro volantes por delante y con Cristian Tarragona solo en la ofensiva.

LA PELOTA DEL PINCHA. Como era de esperarse el esférico era del dueño de casa desde el arranque. Patrón intentaba imponer la presión alta, pero el local salía jugando con prolijidad, sin saltar líneas. Gómez se arrimaba la última línea y era el que buscaba la mejor opción para el primer pase.

Patronato se defendía y apostaba al error del rival. Cuando la visita se hacía dueña de la pelota esta volaba mucho y la claridad en el juego no aparecía.

La primera clara fue para el equipo de Sciacqua. Por derecha centró Ávalos, Tarragona peleó con Schunke y el rebote le quedó a Briñone, que definió desviado. Un par de minutos después se lo perdió Tarragona, tras un buen centro de Abero.

MÁS DISCUTIDO. Llegando a los 20´ la hegemonía Pincha mermó, perdió claridad y ahora era el equipo de Milito el que la hacía volar. Patrón asentado en el campo de juego se animaba al palo por palo y era más peligroso.

Estudiantes molestaba insistentemente con pelotas paradas que la defensa Rojinegra contrarrestaba. En los primeros 25´ el Negro estaba concentrado en los últimos metros y no pasaba sobresaltos.

ARRIBA EL LOCAL. Una pelota que llegó bien movida por el local de izquierda a derecha terminó en una seguidilla de intentos del Pincha por desnivelar. Patrón no la pudo despejar hasta que un rebote le cayó a Gómez, que apareció solo en el punto de penal para ejecutar a Ibáñez. Nada pudo hacer el arquero del equipo entrerriano. Así Estudiantes se ponía en ventaja a los 28´.

El gol obligó a cambiar el esquema. Patrón tenía que ser más ofensivo. Briñone dejó el centro de la mitad de la cancha y se paró por derecha. Ávalos se emparejó con Tarragona en ofensiva y el dibujo quedaba 4-4-2.

CON INICIATIVA. Los minutos finales el partido estaba abierto. Patrón con la iniciativa iba con mucha gente y el Pincha se metía bien cerca de Andújar, buscando cerrar los caminos. En una contra sobre el final Gastón Fernández tuvo una muy clara, pero Ibáñez, que previamente se había equivocado, resolvió despejando el esférico al córner. Apenas desviado.

Los intentes del Negro fueron estériles, porque carecieron de claridad. Mientras tanto, Gabriel Compagnucci calentaba a un costado. Era evidente que Sciacqua se iba al vestuario pensando en cambiar algo. Así el local se iba en ganancia tras los primeros 45´.

ADENTRO COMPA. Briñone, que estaba amonestado, se quedó en el banco y en su reemplazo el cordobés Compagnucci saltó al campo de juego, para ubicarse como volante por derecha. El Negro necesitaba mayor profundidad y luego de recuperarse de un desgarro, el ex Unión de Santa Fe aparecía como la mejor opción.

EXPUESTO. A Patrón no le salían las cosas en los metros finales. Además de no ser claro, tampoco era preciso. El equipo de Sciacqua se partía al medio. Cinco atacaban y cinco defendían por momentos. Eso le daba margen al equipo de Milito para atacar con espacios. Así generó dos claras en los primeros minutos. La primera con Sánchez apareciendo solo por derecha y la otra tuvo a Ibáñez como protagonista exclusivo, tapando un remate del entrerriano González que apareció solo.

Llegando a la media hora de juego parecía que el local tenía el partido controlado y que si coordinaba un buen ataque podía volver a convertir. A esa altura Ibáñez era la figura del partido.

CON UNO MENOS. Faltando menos de diez minutos Chimino fue a pelear una pelota en mitad de cancha y después de trabar en un par de oportunidades terminó cometiendo una falta sobre Retegui merecedora de tarjeta. Delfino interpretó que era para roja y así el Negro debió afrontar el tramo final del juego con uno menos.

 QUEMÓ LAS NAVES. El Santo apostaba a que le salga el tiro del final. Ibáñez los sostuvo en partido cada vez que el equipo local lo exigió. Sciacqua mandó a la cancha a Juan Cruz Franzoni en lugar de Comas. Había que meterla en el área. Ahí hacía unos minutos se había metido escudero. El Negro ponía todo adentro de la zona de fuego. Era matar o morir.

UN ESCÁNDALO. Sobre el final Fuentes le entró muy mal a Tarragona. El juez lo amonesto. Ahí se armó un tumulto tremendo y hubo golpes y una escena triste para el fútbol argentino. Ahí Delfino decidió expulsar al central de Patrón Matías Escudero y al defensor local Gonzalo Jara.

Patrón con nueve ahora y el equipo de Milito con 10.

Patrón no tuvo chances sobre el final. El Pincha escondió la pelota y lo hizo correr para recuperarla. Como toda la tarde le faltó precisión.

Se perdió una final ante un rival directo. Una derrota que duelo, pero no hay tiempo para lamentos. El equipo Rojinegro debe pensar ya en el viernes, cuando desde las 21,10 reciba a Lanús en el estadio Presbítero Bartolomé Grella. Si sigue fuerte de local. Esta derrota será solamente cosa del pasado.

SINTESIS

 ESTUDIANTES   1

PATRONATO     0

ESTUDIANTES: Mariano Andújar (6); Facundo Sánchez (5), Jonathan Schunke (5), Gonzalo Jara (6) y Facundo Mura (5); Manuel Castro (6), Iván Gómez (7), Enzo Kalinski (5) y Diego García (5); Gastón Fernández (5) y Federico González (5). DT: Gabriel Milito.

 

PATRONATO: Matías Ibáñez (8); Christian Chimino (5), Federico Mancinelli (6), Matías Escudero (6) y Mathías Abero (5); Lautaro Comas (5), Santiago Briñone (5), Dardo Miloc (5), Julián Chicco (5) y Gabriel Ávalos (5); y Cristian Tarragona (5). DT: Mario Sciacqua.

 

GOLES: PT 28´ Iván Gómez (E). CAMBIOS: ST al inicio Gabriel Compagnucci (5) por Briñone (P); 18´ Mateo Retegui (5) por González (E); 27´ Juan Fuentes por Fernández (E) y Lucas Mancinelli por Miloc (P); 39´ Edwar López por García (E); 41´ Juan Cruz Franzoni por Comas (P). AMARILLAS: Fuentes (E) y Briñone, Miloc y Abero (P). INCIDENCIAS: ST a los 36´ expulsado Christian Chimino (P) roja directa. 45´+3´ Expulsados Matías Escudero (P) y Gonzalo Jara (E) por agresión mutua.

CANCHA: Estadio Ciudad de La Plata. ÁRBITRO: Germán Delfino.

 

El canto

El hincha de Estudiantes se acordó de su archi rival, Gimnasia y Esgrima La Plata durante el partido con Patrón y entonó: “De la mano del Diego se van a la B, de la mano del Diego se van a la B, para nunca, para nunca más volver”.

 

Patronato tropezó en La Plata