15.6 C
Paraná
domingo, octubre 20, 2019
Más

    Los Pumas erraron el tiro del final y perdieron ante Francia en el debut del Mundial de Rugby

    Tras caer por 20-3 en la primera mitad, Argentina había dado vuelta el marcador. Francia pasó al frente 23-21 y Boffelli no pudo anotar un penal casi sobre el cierre.

     

    Los Pumas tuvieron dos caras. Y al final pesó la del primer tiempo. Porque no alcanzó la recuperación del segundo, cuando el equipo fue superior y estuvo a punto de dar vuelta un partido que llegó a perder por 17 puntos. Pero finalmente el debut fue con derrota por 23 a 21 ante Francia y así el seleccionado argentino quedó con la obligación de superar al durísimo Inglaterra, el gran candidato a obtener el Grupo C

    Ese encuentro que se jugará el 5 de octubre en este mismo estadio Tokio que fue sede de la presentación mundialista en Japón 2019 pasó a ser el gran objetivo. Aunque todavía queden Tonga el 28 de septiembre y Estados Unidos el 9 de octubre, el choque ante los ingleses será absolutamente determinante para llegar a los cuartos de final, tal como sucedió en dos de los tres últimos Mundiales.

    En los primeros 10 minutos, no pasó nada de nada. O sí, en realidad, porque al menos el pack entregó una certeza en el scrum: solidez y dos penales a favor en los tres primeros fijos.

    Pero todo fue un espejismo que duró 15 minutos, lapso en el que Nicolás Sánchez erró un penal factible y acertó otro también sencillo para sus cualidades como pateador.

    Hasta que a los 17 llegó la primera señal de alarma naranja: una falta absoluta de tackle para detener el ataque francés, que terminó con Gael Fickou en el ingoal argentino.

    Apenas cuatro minutos más tarde, otra vez lo mismo: la defensa falló, los argentinos parecieron «rebotar» contra los franceses y hubo deficiencias absolutas en el tackle para que Antoine Dupont lograra la segunda conquista.

    El equipo apareció entonces perdido en la cancha. Sin conducción, con una pareja de medios errada en la toma de decisiones, con un Sánchez extendiendo su flojo momento del Rugby Championship y con una tercera línea que nunca pudo poner en aprietos a Romain Ntamack, que a los 20 años jugó con la sapiencia de un veterano y aportó diez puntos con su pie derecho.

    Los últimos tres llegaron después de que Los Pumas quedaran cerca del try con el empuje de su scrum y de un tackle alto de Cubelli sobre Huget, que el árbitro Angus Gardner sancionó después de revisar el TMO.

    El inicio del complemento fue vital para la recuperación de Argentina. En el juego y, como consecuencia, en el resultado. Al minuto nomás se apreció el primer cambio en la mentalidad: penal para Los Pumas muy fácil para Sánchez, pero el tucumano buscó el line.

    La pelota la ganó con facilidad Ortega Desio en las alturas y del maul se desprendió Guido Petti para marcar, como en Wembley cuatro años atrás pero frente a los All Blacks, el primer try del seleccionado en el Mundial.

    Iban apenas 2 minutos y los delanteros argentinos empezaban a torcer el rumbo. Tanto que a los 13, de una jugada similar llegó el segundo try: penal, line ganado por Petti y maul para que Julián Montoya se tirara con la pelota, con su cuerpo y con su alma en el ingoal francés.

    Enseguida un penal de Urdapilleta puso a Los Pumas a sólo dos puntos y otro penal del apertura le dio a su equipo la ventaja (21-20). Pero la alegría fue efímera, porque apenas 60 segundos más tarde Lopez le pegó de drop y la pelota entró con lo justo.

    Faltaban 11 minutos y la paciencia tenía que aparecer. La paciencia y la inteligencia para tomar los caminos correctos en el ataque. Fueron 11 minutos de extrema tensión, en los que los dos sabían que no había margen para el error. Hasta que el que se equivocó primero fue Francia, que cometió un penal unos cinco metros dentro de su campo y cerca del touch izquierdo.

    La oportunidad -y la responsabilidad- la tomó Emiliano Boffelli, pero el envío del rosarino, un especialista en distancias largas, se fue desviado.

    Tuvo una chance más el perdedor y buscó penetrar con los forwards para encontrar un penal más accesible, pero perdieron la pelota los delanteros y con ella se fue la última chance. La que abrió la incertidumbre de cara a lo que vendrá.

    Lo más leído