Paraná, Policiales

Cómo se hizo la estafa por  700 mil pesos

La Policía de Entre Ríos realizó este martes un allanamiento en la vivienda de una pareja que realizaba estafas a distintas familias, se calcula que el daño asciende a la suma de setecientos mil pesos.

 

Según se supo la pareja conseguía datos de diferentes personas, gestionaban tarjetas a nombre de otros y realizaban compras digitales actuando a escondidas tras una computadora o un teléfono celular.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de la denuncia de cinco familias, quienes comenzaron a ver grandes descuentos en sus tarjetas por compras que nunca habían realizado o bien por que eran contactados por bancos para cobrarles deudas que nunca habían contraído.

La pareja de entre treinta y cuarenta años operó durante tres meses, en una primera instancia desde un domicilio cerca de calle Córdoba y luego se trasladaron a una vivienda en calle Vera Peñaloza en la zona sur de la ciudad.

El modus operandi consistía en gestionar distintos tipos de tarjetas otorgando a los bancos datos de otras personas, las gestiones se realizaban de modo no presencial, a fin de esconder su falsa identidad. Luego argumentaban al banco que hace poco se habían mudado y otorgaban su dirección a donde eran entregadas las tarjetas, así consiguieron plásticos de diferentes bancos como Macro, Francés, Río, Santander, Nuevo Banco de Entre Ríos, entre otros.

De ahí en más la pareja se dedicó a realizar compras por Internet, manteniendo la modalidad no presencial, con una particularidad: las mismas fueron realizadas en inmediaciones de su primer domicilio cerca de calle Córdoba según estaría detallado en el resumen de cuenta de las compras.

El lunes pasado fue allanada la vivienda de zona sur ubicada sobre calle Vera Peñaloza, que era el domicilio de la pareja y el mismo que otorgaban a los bancos.

Durante el allanamiento la policía incautó siete teléfonos celulares, tres notebooks, pendrives, documentación, entro otros materiales incriminatorios.

En el caso intervino el fiscal de atención primaria Martín Abraham, quien tomó conocimiento ante las primeras denuncias. La pareja quedó supeditada a la causa pero en libertad y se espera que en breve sean citados.

Por su parte los bancos devolvieron el dinero en los casos que realizaron descuentos y cancelaron las deudas con las victimas de las estafas.

El Diario se comunicó con Javier Gómez, comisario Jefe de la División de Delitos Económicos, quien señaló: “Hasta el momento no hemos recepcionado más denuncias que de estas cinco familias. Los damnificados se enteraron por el mismo banco que les reclamaba la deuda, en algunos casos les llegaba una notificación para que regularizaran la deuda y en otros casos directamente les descontaban del sueldo la deuda contraída, en total hicimos un cálculo de setecientos mil pesos, a algunos le sacaban cincuenta mil, a otros doscientos mil y así”.

Consultado sobre la situación de los estafadores, explicó que “cuando hay un caso así, de estafa, que es un delito de engaño, donde no se utilizan armas de fuego o violencia física, además de que tienen domicilio acá en Paraná, la mayoría de las veces el fiscal adopta la identificación correcta y quedan supeditados a la causa para ser citados posteriormente.”