Paraná

Barrio Los Berros: habrá una clase solidaria a beneficio de un merendero

Se dictará una clase especial de zumba, strike (aerobox) y M.A.T. (aeróbico) a beneficio del comedor Nuestros Niños del barrio Los Berros de Paraná. El evento se desarrollará hoy, desde las 19 y hasta las 21, en calle Urquiza 1184. La entrada será un alimento no perecedero.

 

Que la crisis económica y social tiene fuerte impacto en sectores cada vez más amplios no es ninguna noticia. Lo que es destacable es que los ciudadanos se organicen para dar una mano, ante situaciones críticas.

Un ejemplo de ello es esta clase especial. De esta manera, quienes asistan a la jornada solidaria, podrán disfrutar un momento en familia y, a l mismo tiempo, estarán colaborando con el comedor del barrio Los Berros, ubicado en zona de calles Gral. Espejo y Alberto Nasta.

El comedor Nuestros Niños empezó a funcionar este año en el patio de la casa donde viven María Florencia Rodríguez, junto a su madre Fernanda Maidana y su hermana Belén, en el barrio Los Berros de Paraná y al aire libre.

La iniciativa solidaria se incorporó a la consideración pública para el Día del Niño, oportunidad donde varios voluntarios participaron de un evento.

Allí asiste medio centenar de gurises y tres adultos mayores que durante la semana van a almorzar o a merendar, cuando las gestoras comunitarias consiguen qué servir.

También hay personas que buscan sus porciones para llevarlas a sus casas. “Instalamos una mesa afuera de mi casa y ahí comparten la comida que le podemos dar cada día, con los alimentos que compramos nosotros o con los que nos van dando. También recibimos todo tipo de donaciones como ropa, calzado, además necesitamos platos, vasos, cubiertos, un tablón o mesa, porque cada vez son más los chicos que se acercan y un mechero porque estamos cocinando a leña y cuando llueve se nos complica porque se apaga el fuego”, comentan, no sin agregar que “lo que nos puedan alcanzar estará bien, porque comenzamos hace unos meses nomás y más allá de que hay gente que nos está ayudando y que le agradecemos de todo corazón, nos faltan aún varios elementos para que los chicos tengan diariamente una porción de comida o que puedan tomar una taza de leche”.

Eventos como los de hoy ayudan, sin dudas, a que esta experiencia comunitaria y solidaria se pueda sostener.

EL DIARIO conversó con Lautaro Alvarez, un profesor de Zumba que está a cargo de la organización de la jornada solidaria, quien detalló que “el comedor funciona de lunes a viernes, brindando un el desayuno y el almuerzo para 55 niños y tres adultos mayores. El espacio con el que cuentan es reducido y en este momento están faltando sillas, alguna mesa, cucharas, y sobretodo alimentos no perecederos”.

Lautaro, que ya ha colaborado como profesor de zumba en otros eventos, insiste en el valor humano que tienen estas jornadas cuando son el resultado del esfuerzo y la organización junto a otros colegas.

“Es un evento familiar, apto para todo aquel que quiera aportar un su granito de arena y de paso divertirse. No hace falta estar entrenado ni conocer los ejercicios, porque está pensado especialmente para que nadie quede afuera. Una vez más, nos vemos sorprendidos por la voluntad de ayudar que tienen los vecinos. Si bien algunas personas ponen resistencia a la hora de colaborar (sobretodo cuando se paga con dinero la entrada)  la mayoría es bien predispuesta y solidaria”.

Cómo colaborar

Los interesados en colaborar con donaciones tienen tiempo hasta hoy para acercarlas al Zeus Fitness o al Gimnasio Neo Club de calle Alameda 517.

 

 

Aunque los recursos sean escasos, el comedor alimenta a más de 50 chicos.