15.7 C
Paraná
martes, octubre 22, 2019
  • Paraná
  • Cultura
Más

    Cine Club: Emotivo alegato antibélico, en “Miércoles de cine”

    “Fiesta”, coproducción francoespañola dirigida por Pierre Boutron, propone una reflexión mucho más amplia sobre los belicistas y el militarismo. El largometraje se proyectará en la función de esta noche del ciclo Miércoles de Cine del Círculo Odontológico de Paraná.

     

    La historia que narra el largometraje comienza con un grupo de españoles que van a buscar a Francia, cierto día de 1936 –año clave, aunque nadie pudiera decirlo todavía- al estudiante Rafael. Van vestidos de civil; no necesitan ponerse uniforme para revelar su condición.

    Rafael es adolescente y su padre, oficial franquista, ha decidido sacarlo del colegio religioso en el que se educa, para “hacer la guerra”. Pero antes, pasará por un período de entrenamiento bajo la tutela de su amigo, el coronel Masagual.

    El muchacho no puede comprender la contienda fraticida que está por llegar. Ya en el cuartel, sus primeras misiones, fusilar a prisioneros “rojos”, lo ponen en contacto con la terrible realidad. Allí, donde la muerte encuentra “un telón de fondo adecuado”, según el coronel Masagual, donde se bendice al que va a morir sin un tribunal que lo juzgue, Rafael empezará a intuir que lo que le enseñaron hace aguas, que el círculo se derrumba arrastrándolo a la deriva.

     

    FORMIDABLE ALEGATO

    El director construye un formidable alegato contra la inutilidad de la guerra a través de una cuidadosa radiografía de los habitantes de un cuartel falangista en los calientes días de la Guerra Civil española. Con una impecable reconstrucción de época y estupenda música que subraya el fatalismo de lo inevitable, construye un cuadro donde lo absurdo y la realidad se dan la mano en una danza macabra que culmina con la Fiesta del título.

    Bello, violento por momentos, cálido en su visión humanística, la película recorre sin fatiga esa puja entre el bien y el mal, entre lo perverso y lo poético, entre las conciencias abiertas y la dureza del poder.

    Memorable la labor de Jean-Louis Trintignant como el cínico y siniestro coronel Masagual, Gregoire Colin como ese muchacho que de la paz de los claustros ingresa en el infierno del despotismo, y en un pequeño pero significativo papel, la intensa máscara de una figura entrañable del cine francés, Laurent Terzieff que con una mirada de Cristo da vida a un representante de la Iglesia combativa, como es el padre Argoitía.

    La cita es en el Auditorio del Círculo Odontológico de Paraná (Corrientes 218) a las 20.45, con entrada libre y gratuita.

    Para la próxima función del 9 de octubre se anuncia “La clase de esgrima”, película finlandesa dirigida por Klaus Härö.

     

     

     

     

    Lo más leído