Home, Paraná, Sociedad

Suma de Voluntades organiza una gala solidaria para reunir fondos

La ONG Suma de Voluntades está abocada a reunir fondos para llevar adelante un programa que cambie las condiciones habitacionales en la que viven vecinos del barrio San Martín, identificado como el Volcadero. La recaudación de la cena se destinará a comprar una máquina trituradora de plástico con la que se fabricarán ladrillos.

 

Redacción EL DIARIO /coordinacion@eldiario.com.ar

 

La organización que lidera este trabajo es Suma de Voluntades, que ha organizado un evento para el día 5 de octubre para recaudar recursos que serán destinados a la adquisición de una maquinaria trituradora de plástico PET. Todo está por hacerse, y para ello resulta fundamental reunir aportes y coordinar acciones de distinta naturaleza.

“Construir comunidad” es lo que se presenta como un nuevo desafío para esa ONG. Se trata de un programa de autoconstrucción de viviendas sociales que “desarma todo enfoque asistencialista”. La intención es que los habitantes del asentamiento, sean actores transformadores del territorio en el que viven. El fin del programa, consta de dos instancias, la primera es fortalecer las capacidades comunitarias, con acompañamiento técnico y social, con intervenciones y seguimientos de cada familia involucrada para garantizar la trazabilidad de los materiales y la construcción. La segunda instancia es el armado de una cooperativa de trabajo, donde se van a vender bloques de cemento y plástico. Parte de los ladrillos son para hacer casas y la otra para comercializar. Generando fuentes de trabajo genuina para aquellos sectores de alta vulnerabilidad.

En la actualidad cuentan con una bloquera propia, pero lo que falta es una trituradora de pet, lo que permitirá usar las botellas de plásticos y tener fondos para la compra de materiales. Se proyecta a partir del principio de economía circular, es decir a partir de reutilizar el material desechable.

“De este modo se trata lo ambiental con el reciclado de residuos y lo social con la autoconstrucción de las viviendas”, destaco María Fernanda Ardais, que llegó hasta la Redacción de EL DIARIO para informar sobre la tarea que han planificado, invitar a adquirir tarjetas para la cena, y explicar de qué manera pretenden que la sociedad se enlace detrás de un objetivo.

La convocatoria es para que “los propios vecinos sean transformadores del lugar donde viven. El programa consiste en elaborar ladrillos con el material principal que es el plástico. Lo que se busca con la cena es reunir los fondos para comprar la máquina trituradora de PET. Ya contamos con una bloquera para la construcción de ladrillos que en parte van a destinarse a la construcción de viviendas y otro poco, para la venta”, explicó.

Recordó que Suma de Voluntades tiene una experiencia en construcción de casas con palets, pero luego responder a otras necesidades se fue volviendo prioritario y aquella labor quedó postergada. “Ahora se retoma con un nuevo proyecto”, dijo a esta Hoja.

Actualmente Suma de Voluntades atiende tres merenderos, en los barrios Mosconi Viejo, San Martín y Antártida. Junto con la merienda brinda acompañamiento escolar; los sábados servicio de comedor y de jueves a lunes las recorridas nocturnas en las que se ofrece la cena a personas en situación de calle.

“Todo eso es posible a partir de las donaciones, hay gente que todos los meses dona cierta cantidad de alimentos y siempre se van sumando. Muchas veces, lo hacen a partir de campañas puntuales, de leche u otros productos”, contó.

 

VIVIENDAS

Del nuevo plan, los primeros beneficiarios serían quienes trabajan actualmente en la recolección de cartones y otros materiales, “en muchos casos, padres de los niños que Suma de Voluntades rescató del Volca hacia los comedores y otros adolescentes que asistían a esta organización y que hoy ya tienen una familia a cargo. Con la gente que siempre nos acompañó en el barrio estamos emprendiendo”, indicó Ardais. Actualmente, hay unas 25 personas que ya se están capacitando para poder hacer la construcción de los ladrillos. Si bien desde el inicio mismo ya se está pensando en ese número de viviendas, María Fernanda dijo “hay 57 asentamientos en Paraná y la idea es seguir ampliando. Empezamos en el Volca, pero la idea es extenderse a los otros barrios”.

En general, las viviendas que vendrían a reemplazar las nuevas construcciones, son de chapa, de nylon o cartón.

El interés por la construcción de viviendas hace mucho que está presente en Suma de Voluntades y de hecho, como se señaló, se había empezado, “lo que nunca se pensó es que el plástico fuera el principal elemento”, reconoció la entrevistada “hasta que en contacto con una empresa surgió esta posibilidad de los ecoladrillos”.

El objetivo es dar inicio a este programa para en el tiempo, “armar una asociación de trabajo para sacar el enfoque asistencialista y dar inicio a un salario digno para una persona que toda la vida vivió del cartón”, acotó.

De parte de los vecinos potenciales destinatarios, acotó que “hay mucho interés. Ya hay una movida de los recicladores de Paraná que están juntando cartón, botellas por toda la ciudad por lo que toda la gente que tenga esos materiales en su casa, debe mandar un mensaje y lo pasan a buscar. Es un modo de empezar a acopiar el material”.

 

TARJETAS

El valor de la máquina trituradora de PET es de alrededor de $200.000. “La gente hace un aporte a este proyecto y a cambio tiene la cena. El aporte es de $2500 lo que incluye una cena, con bebida, el show, que tendrá lugar el 5 de octubre en el salón Los Silos, en calle Almafuerte”.

La tarjeta se puede adquirir a través de las redes de la ONG Suma de voluntades Paraná, puede pagarse con tarjeta de crédito en cuotas sin interés. “Hace rato que venimos con la venta, se está moviendo un poco más, esperamos que se incremente”, dijo María Fernanda Ardais. “Nos interesa destacar que no solo importa la colaboración económica sino también la presencia, que nos acompañen esa noche, que todos seamos partícipes de la realidad que vemos”, enfatizó.

La venta de tarjetas cierra los últimos días de septiembre, para poder confirmar al servicio. Otra alternativa para colaborar, en particular a empresas o mediante auspicios, que de acuerdo al monto puede incluir tarjetas.