Deportes, Home

Superliga: Patronato logró una merecida igualdad en La Feliz

El Negro empató 1 a 1 en su visita a Aldosivi, en Mar del Plata, en un partido correspondiente a la sexta fecha del certamen de AFA. Rincón anotó para el Tiburón, y Tarragona, sobre el final, puso cifras definitivas al marcador. El equipo de Sciacqua sumó un gran punto en el estadio José María Minella.

Por la sexta fecha de la Superliga, Patronato empató 1 a 1 en su visita a Aldosivi de Mar del Plata y continúa por la buena senda en el certamen más importante del fútbol argentino. Sebastián Rincón, a los siete minutos del segundo tiempo, y Cristian Tarragona, cuando se moría el partido, anotaron los goles en la noche del estadio José María Minella.

El partido fue friccionado en la primera parte, típico de esos en los que se juegan más de tres puntos. Trabado, y peleado en la mitad de la cancha y con pocas chances frente a los arcos, aunque con un leve dominio de Aldosivi.

Pero con el correr de los minutos, el equipo de Sciacqua ajustó las marcas y además se encargó de asfixiar un poco más a Bertoglio, quien en los primeros minutos se mostró como el más iluminado del lado del dueño de casa, y es por eso que logró emparejar las acciones.

En ese marco, Lautaro Comas tuvo la más clara para Patrón, pero fue atorado por Luciano Pocrnjic y le ahogó lo que hubiese sido su segundo grito consecutivo en la presente Superliga. Al descanso se fueron en tablas.

En la vuelta del vestuario, había pasado poco en las áreas, de hecho Patronato lo tuvo con una peinada en el primer palo de Comas, tras un córner, y contuvo bien Pocrnjic. Pero enseguida nomás, Verón recibió un lateral, desbordó por la izquierda, tiró un centro atrás y Rincón de media vuelta puso en ventaja al local. El colombiano pateó, la pelota se  desvió en el pie de Escudero lo que descolocó a Ibáñez y la tuvo que buscar en el fondo del arco.

Después Patronato buscó por todos los medios, se transformó en el dominador de las acciones y fue con más ímpetu que buen fútbol hacia el arco del rival.

Cuando restaban cinco minutos, luego de una serie de rebotes, Patricio Loustau omitió un clarísimo penal (fue doble mano tras un cabezazo de Escudero) en el área del elenco anfitrión. Grosero error del colegiado.

Pero de tanto ir, Patronato alcanzó la igualdad, fue a través de Tarragona, tras un centro de Abero, que entró solo por el segundo palo la mandó a guardar para rescatar un punto en el estadio Mundialista de Mar del Plata.

Lo mereció todo el segundo tiempo el Negro, hizo méritos y logró un empate que significó un puntazo.