Entre Ríos, Home, Policiales

La Policía de Entre Ríos creó la Dirección de Cibercrimen

Un solo dato corrobora que el ciberdelito es un asunto suficientemente grave y próximo. En Entre Ríos, entre abril y septiembre último se reportaron unos 39 casos de pornografía infantil.

 

NICOLÁS BONAZZOLA

 

El cibercrimen no se reduce a estos incidentes, de todos modos. Un repaso por esta galería de situaciones nos permitirá estar en mejores condiciones de prevenirlas.

 

Las nuevas tecnologías, los medios de comunicación digitales, las redes sociales, la banca desde el celular y los pagos electrónicos, etc., dan inicio a un nuevo momento en el que todos pareciéramos ser parte de una gran comunidad. Internet es parte de la cotidianeidad, personas que organizan y muestran sus vidas, sus días a través de las nuevas tecnologías. Se pagan impuestos, se hacen transferencias, se compran acciones, se mandan whatsapp, se comparten y suben fotos, videos, documentos, cadenas, entre otros.

 

Internet ha llegado a crear una realidad virtual propia, un espacio físico donde las personas simplemente “están” y están cuando están conectados. Todos participamos de alguna manera de este espacio, en Facebook, WhatsApp, Instagram, Twitter, Snapchat, G-mail, Skype, Netflix, etc.

 

Internet ha creado su propio espacio físico, tan real se ha vuelto que los “piratas informáticos” no tardaron en llegar, redes de extorsión, acoso, pedofilia, estafas, deambulan por el mundo de la web.

 

Tanto han avanzado los delitos en el ciberespacio que en mayo de 2019 la Policía de Entre Ríos creó en su estructura la “Dirección de Cibercrimen” algo que hace décadas hubiese parecido de ciencia ficción. Un espacio con equipamiento informático, un ingeniero y un analista de sistemas quienes se encargan de investigar y perseguir el crimen en el ciberespacio. EL DIARIO entrevistó al comisario inspector Javier Díaz, jefe de la dirección de Cibercrimen y con el ingeniero Dante Nicola a cargo de la sección Ciberpatrulla para conversar acerca de los delitos en el ciberespacio.

 

–¿Qué es el cibercrimen?

–El cibercrimen son todos los delitos que nacen a raíz de las nuevas tecnologías, tanto celulares, redes sociales, computadoras, ataques de los hackers, y ahí se desprende lo que es el grooming, ciberacoso, sexteen, etc.

 

–¿Como se fue adaptando la legislación en relación a las nuevas tecnologías?

–De algún modo nosotros vamos copiando, adaptando las legislaciones que vienen de países del primer mundo, como EEUU o Europa que ya las tienen incorporadas. Ahora bien, surge un problema en relación a la geografía donde se realizan los delitos informáticos. Y es que el delincuente puede estar en cualquier lugar del mundo, no es necesario que se encuentre en Paraná, Entre Ríos. Hacen un ataque y pueden estar en cualquier lado.

Esto hace a la complejidad, sucede muchas veces que el delincuente está en otro país. Hemos tenido casos de acoso a menores, hay redes en todo el mundo, nos ha pasado que desde EEUU llegue la denuncia a Argentina y de Argentina se deriva a Entre Ríos o a la sección que corresponde, la complejidad se basa en la jurisdicción legal sobre la cual trabajar.

 

–¿Hay condenas por delitos informáticos?

–Sí, la nueva legislación prevé de cuatro meses a seis años.

 

–¿Qué es el grooming?

–Es acoso a menores por las redes sociales por parte de una mayor. El grooming siempre existió, es el acoso a menores, pero se está dando con más facilidad por el anonimato que te dan las redes sociales, vos podés creer que estas hablando con cierta persona pero en realidad no lo es porque pueden vulnerar sus perfiles. Un delincuente puede empezar a hacer grooming o a acosar a un menor, ganar la confianza, obtener fotografías, las captura y después usa esas mismas fotografías para crear otro perfil, de ese modo capta a otros menores y va creando una red. Hay casos más complejos donde esa información se vende y va creando una base de datos con distintos perfiles y se vende a pedófilos o a delincuentes que las utilizan. Hay redes de pornografía infantil, esto mueve mucha plata, mucha plata, es cada vez mas frecuente y esta más cerca de lo que uno cree.

 

A PROPUESTA

 

–¿Como se crea la dirección de Cibercrimen en Entre Ríos?

–Inteligencia criminal está trabajando desde el año 2007, con la incorporación a la normativa de los delitos informáticos. Después hubo una reforma en 2013 con nuevos cambios que significaron la incorporación de nuevos delitos. El director que asume en 2019, comisario Mario Zárate, hace la propuesta al Jefe de la Policía de crear una dirección de Cibercrimen que se va a dedicar exclusivamente a los delitos informáticos. Se dio el visto bueno, sale la resolución y en mayo se crea la dirección de Cibercrimen, se toma todo lo que es equipamiento informático, un ingeniero y un analista de sistema para trabajar.

 

–¿En qué consiste el ciberpatrullaje?

–Es tratar de hacer prevención dentro de lo que se puede, usar palabras, situaciones, imágenes, estar dentro de los grupos, para prevenir delitos o investigar. Investigamos delitos como robos, hurtos, estafas, se utiliza para eso prevenir e investigar. El ciberpatrullaje es hacer inteligencia, indagar a través de Internet, buscar, usar técnicas de fuentes abiertas, de fuentes públicas para obtener datos que ayuden a la investigación, es una herramienta más para esclarecer hechos.

 

–¿Tienen registro de cantidad de denuncias en Entre Ríos?

–Las empresas de redes sociales llevan control de grooming con o sin denuncia. Estas empresas llevan un reporte a una ONG de EEUU y eso se remite luego a Fiscalía en Buenos Aires, ahí reciben todas las denuncias y después determinan de qué jurisdicción es dentro del país. En Entre Ríos de abril a septiembre unos treinta y nueve casos de reportes de pornografía infantil.

 

VIGILAR

 

–Si uno es víctima de un extorsionador cibernético, ¿qué debería hacer?

–Primero siempre guardar la evidencia, capturas, fotos, todo lo que tengas, copiar el IP, no amenazarlo, denunciar a la comisaría más cerca el delito.

Es importante que se vea, capturar el link o la dirección de Internet que figura, el nombre del usuario, numero de registro la ID que es la identificación de donde viene el delito, el ID está en la barra de direcciones siempre arriba. Se debe entrar al perfil del usuario y copiar la dirección que figura en la parte superior de la pantalla. No hay que entrar en pánico, cuantos más datos tengamos y sin alertarlo mejor, hay que seguirle el juego. En caso de acoso a un menor, lo ideal es que un adulto detecte ese tipo de situación y le siga la corriente, tome capturas de pantalla del mensaje, perfil, lo que sea, cuanta mas información contemos, mas extensa sea la charla, mejor para nosotros.

 

–¿Qué recomendaciones le dan a la población?

–A los mayores que dialoguen con los chicos, tener la confianza para hablar, controlar lo que estás haciendo en las computadoras, en los teléfonos, conocer los contactos los amigos de la escuela, que es lo que usan, un chico de cinco seis años maneja un celular, una computadora, los juegos en línea son interactivos y se hablan con otros jugadores. La prevención es para los padres que no dejen a los chicos solos, tienen que interiorizarse un poco en redes sociales, es todo un tema, es parte de una generación nueva.

Hablar con los más chicos, generar confianza, fijarse cuando están mal, hay casos de ciberbulling que han llevado a situaciones feas de menores. Sobretodo cuidar la intimidad, cuidado con los datos que brindan, las fotos que se sacan, con mostrar el interior de la casa, el uniforme del colegio, patente de autos, domicilio. Los menores hoy en día buscan popularidad, un chico de doce años tiene mil seguidores y en realidad conoce a quince o veinte, entre el resto puede haber identidades falsas, les estas dando información que puede derivar en acoso, en robo.