Cultura, educación, Galería, Sociedad

Celina Murga: “Me interesa que el público acceda a un cine diverso”

“Me enamoré del cine cuando me di cuenta que es lo más cercano a una aventura, y realmente anhelo que todos y todas puedan vivirlo así”, confía la directora paranaense que participó el miércoles en la presentación oficial del FICER 2019. En ese marco fue entrevistada por EL DIARIO.

 

Carlos Marín
coordinación@eldiario.com.ar

Hace más de 20 años Celina Murga dejó Paraná, donde nació, para concretar un anhelo: hacer películas. En Buenos Aires estudió en la Universidad del Cine, fundada por Manuel Antín. Y comenzó a trabajar para que aquel deseo deviniese real.
En 2006 `Ana y los otros´, su primer largometraje –filmado en Entre Ríos y con una historia ligada a su ciudad natal- la ubicó en un lugar de relevancia en el panorama de realizadores argentinos. Luego llegaron premios, distinciones, el trabajo junto a Martin Scorsese durante un año y medio. Y más producciones y reconocimientos.
Sin embargo, más allá del éxito, la cineasta no se cree la fantasía de `la fama´. Por eso resulta placentero encontrarse con ella en alguno de sus regresos a las fuentes para reconocer que pese al tiempo y la distancia, mantiene su calidad humana.
Lejos de divismos y poses artificiales e innecesarias, la cineasta conserva la humildad y simpleza. Su disposición y afabilidad para responder la requisitoria periodística en la presentación del Festival Internacional de Cine de Entre Ríos –que se realizó el miércoles en Paraná- dan cuenta de esto.
Tras la ronda con medios de comunicación, la directora de “Una semana solos”, fue entrevistada por EL DIARIO. La directora artística del festival –que se desarrollará del 15 al 19 de octubre en el Centro Provincial de Convenciones- invitó la gente a “animarse a vivir una aventura diferente, a través del festival y de las películas que nos contaran de otras culturas y lugares”.
“Creo que hay material muy interesante para que distintos públicos se acerquen a disfrutar de lo que hemos previsto”, agregó. Entre las propuestas habrá cine italiano clásico y contemporáneo. Asimismo adelantó la proyección de producciones internacionales que tendrán su estreno nacional en el FICER “y una selección muy curada de 9 películas nacionales que competirán por el premio mayor”. Al respecto remarcó: “hemos hecho un trabajo muy fino de selección. Y estamos muy contentos con lo que se logró”.

DESARROLLO

“Me fui de Paraná con el objetivo de estudiar cine. Después volví en varias oportunidades a la provincia a filmar mis películas. `Ana y los otros´, fue la primera en 2002. Si pienso en ese momento había muy poco desarrollo audiovisual en la ciudad y en la provincia. En función de eso, me da mucha alegría pensar en la situación actual y valorarlo. Por eso está buenísima la apuesta del gobierno de Entre Ríos porque favorece el contexto de trabajo audiovisual, que claramente posibilita otros desarrollos”, destaca la cineasta.

-Desde la distancia y con la perspectiva que da el tiempo, ¿qué percibe en cuanto al crecimiento y desarrollo del sector en la provincia?

-Me resulta muy contundente la comparación tras observar cómo era la situación en 2002 cuando, comencé a filmar aquel primer largometraje y la situación actual. Creo que en Entre Ríos hay muchas semillas que se han ido sembrando y que han germinando en estos 18 años. Es algo excepcional, porque hay varios focos en su territorio; en Paraná, en Crespo, en Victoria, en la costa del Uruguay. En la mayoría de las provincias, los cineastas se concentran en las ciudades que son capital. Ahora bien, aquí en Entre Ríos entiendo que para completar el panorama, falta el impulso de fomento audiovisual oficial. Creo que la propuesta del gobernador Bordet es clave porque logrará que esto avance. Me refiero no sólo al Festival en sí como una gran pantalla que pone en valor y muestra el cine entrerriano y lo proyecta a la Nación e internacionalmente, sino y fundamentalmente que se consolide definitivamente el proyecto de Ley Audiovisual que venimos trabajando desde hace algún tiempo con realizadores y productores. La sanción de la norma será la que termine por hacer sustentable el desarrollo a nivel provincial.
Es eso lo que terminará de consolidar lo que hasta ahora ha sido una suma de voluntades y talentos individuales, con apoyo del Estado, pero de manera aislada, y que dependía de la voluntad del funcionario a cargo para apoyar o no. Con una ley las cosas ya no dependerán del interés de una gestión en particular. Y seguramente permitirá configurar una perspectiva de largo plazo, pensando en política de Estado para el sector.
A los realizadores les digo que es el momento de ir por más y de apostar a generar contenidos audiovisuales desde la provincia y que aprovechemos este momento donde están las condiciones y el impulso para seguir creciendo.

NUEVOS DESAFÍOS

La edición 2018 del FICER arrojó buenos resultados en materia de políticas públicas para la cultura en la provincia. Se trató de una iniciativa destacada que demostró que hay un gran sector de trabajadores artistas vinculados con el desarrollo audiovisual y un público dispuesto a conocer la producción local y regional.
En ese sentido, Celina considera que “hay una multitud de directores y realizadores que se han ido abriendo paso. Y este Festival viene a recuperar esas experiencias, a potenciarlas y a mostrarlas al país”.
Murga destaca que “la proyección de crecimiento del Festival de este año es muy grande, ya que se agrega un día entero de programación, nuevas salas, más contenido -ya que estaremos rondando las 50 películas- y se incorporan secciones específicas y secciones competitivas con premios. Todo esto es una apuesta y un desafío que viene de la mano de los antecedentes del año pasado, de un público que acompañó y que fue un gran motivo para crecer”.
La primera edición del Festival marcó la potencialidad en recursos del sector audiovisual en Entre Ríos y desde el inicio la realizadora entrerriana se sintió próxima al proyecto: “Me entusiasmó formar parte de esta propuesta que puso en valor lo que se venía haciendo de cine en la provincia, recogiendo el pasado de ese proceso, pero también usándolo como plataforma para proyectar hacia un futuro”, explicó. Fue, aseveró la directora a EL DIARIO “una muy buena experiencia porque tuve la oportunidad de estar el año pasado en la primera edición y ver cómo el público abrazó las funciones”.
Ese primer acercamiento, en 2018, le permitió volver a vincularse con la organización de la iniciativa en 2019, pero como directora artística. “Esta vez para mi se plantea un desafío muy grande, que implica contribuir a la formación de un perfil, un para qué. Mi tarea en el Festival tiene dos grandes objetivos, uno es crear el lazo entre las películas y el público. Creo que todos están con ganas de ver películas nuevas. Hoy tenemos poca oferta de pantallas o poca oferta de duración en sala, hay un déficit muy grande en el cómo se ve cine. Por eso creo que estos espacios que brinda un Festival pueden ocupar ese lugar, ese nexo; tomo mi tarea con esa misión. Por otra parte, intentaremos fomentar audiencias nuevas, que las personas se encuentren con un cine diverso que no está en las salas comerciales. El cine como lugar de encuentro con una cultura distinta con personas distintas. Para mí la idea de diversidad es muy importante y fue clave a la hora de programar”.
Además agregó que “otro desafío importante es el de fortalecer y afianzar el desarrollo de nuevas generaciones de realizadores, de técnicos y de actores del sector audiovisual en la provincia”.

-¿Cuáles son los ejes planteados para la selección de los títulos y conformar la programación?

-En primer lugar, lo subrayo, me interesa aportar a la formación de público. Por eso hemos pensado en una propuesta de taller específico para eso. Creo que cuando las personas tienen la posibilidad de entender qué es lo que se va a ver –sea a partir de analizar previamente el film, o charlar personalmente con el director, por ejemplo- entonces puede disfrutar lo que se propone. Además soy una firme creyente de que cuando se presenta un marco y un espacio para un cine diferente, con propuestas que no entran en los circuitos de distribución de las grandes cadenas, la gente la acepta con entusiasmo porque se le da la posibilidad de acceder a ver historias que, de otro modo, no podría. Es errónea la idea de que la gente sólo quiere ver un tipo de cine con una producción formateada por la industria y las grandes productoras. Es una mentira que sólo le sirve a los que tienen la manija económica. Y remarco algo; el festival tiene para mí esa misión: acercar a la gente al cine, al audiovisual. Llevarla a sentarse a ver una película, lo cual implica una trama muy amplia de cosas: divertirse, pensar, reflexionar, enamorarse, conocer lugares y culturas nuevas, ampliar horizontes mentales. Es decir el cine tiene una potencialidad muy grande para tender puentes y conexiones entre las personas. Estoy convencida de eso.

CONEXIONES

-¿Qué propuestas están previstas para generar ese interés en el público?

– Es crucial el anclaje, el marco que podamos brindar mediante la presentación previa de las películas que luego serán proyectadas. Esa es una de las grandes diferencias entre un festival y una exhibición normal en una sala. En un festival hay muchos aditamentos que hacen que esa conexión con la película no sea sólo ir a ver una historia. Está, por ejemplo, la oportunidad de hablar con el director que la hizo, con el actor que la protagonizó o charlar con alguien que estuvo en la realización por algún motivo y que cuenta por qué se hizo esa historia y no otra. Eso está en el marco del festival, y ha sido pensado con esa misión primordial: generar ese puente entre la película y la audiencia. Por eso me gustaría pedirle al público que se anime a ver en el cine una experiencia de encuentro con cosas que no conocemos. El cine no da la posibilidad de encontrarnos algo especial que nos convoca y nos conmueve. Realmente nos permite ver gente diferente, que piensa, siente, vive y narra las historias de maneras distintas. Me enamoré del cine cuando realmente me di cuenta que es lo más cercano a una aventura, y realmente anhelo que todos y todas puedan vivirlo así.

Amplitud de perspectivas

Desde la programación está apuntada a la idea de diversidad en el sentido de que es amplia, y propone diferentes tipos de narraciones e historias y lugares del mundo muy diversos. En relación al cine nacional habrá películas que representan distintas regiones del país. Y también cine hecho por realizadoras, “lo cual para nosotros, desde la dirección artística, entendemos que es muy importante, queremos lograr que se visibilice a la mujer y su producción también en cine. Y lo entedemos así en un momento en que el avance de la lucha a favor de la paridad entre derechos nos parece que es importante sostenerlo desde los hechos, desde cada espacio público y político que una pueda acceder”.
Para la cineasta, “en lo personal creo que es un año en que -sin lugar a dudas- la mirada feminista tiene que estar presente de una manera contundente en todas las acciones institucionales. Este es un camino que se abrió y que tenemos que permitir que siga avanzando”.
Por esta razón, explicó a EL DIARIO “desde la programación mantendremos un porcentaje alto de realizadoras mujeres y de historias con protagónicos femeninos. También en el jurado va a haber un alto componente de miembros mujeres. Esto es un criterio que se comparte con todas las áreas de producción del Festival, es por esto que si se presta atención a la nómina del staff de trabajadores y trabajadoras, la cantidad de mujeres es ampliamente contundente; y yo brindo por eso”.

Proyectos en curso

-Más allá de la dificultad para producir y filmar cine en un momento como el actual ¿Trabaja en algún proyecto?

-Sí. En una película que espero poder filmar el año que viene, y que ya tiene título: “El olor del pasto recién cortado”. La protagonista es Dolores Fonzi. El planteo es trabajar de manera espejada una misma historia, que es transitada primero por un actor y luego por una actriz. A partir de este enfoque, hay un juego en relación a qué es estar en un lugar o en otro y cuáles son los roles sociales que se juegan siendo mujer o siendo hombre. Me interesa plantear preguntas en relación a este tema que para mí ahora es importante.
El guión lo escribimos con Juan Villegas, mi compañero y coautor en varios trabajos, y en esta oportunidad se sumó una persona más al equipo.